Quantcast
Crítica: 'The Good Fight' arranca su temporada 5 con un repaso a 2020 y la merecida despedida de sus protagonistas - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Críticas

Crítica: ‘The Good Fight’ arranca su temporada 5 con un repaso a 2020 y la merecida despedida de sus protagonistas

La serie del matrimonio King inicia su andadura en Paramount+ con un innovador episodio resumen del año 2020

(Fuente: Movistar +)

Esta crítica se ha escrito tras ver el primer episodio de la temporada 5 de ‘The Good Fight’ y contiene spoilers.

Había ganas de ver el retorno de The Good Fight con su quinta temporada, máxime tras el coitus interruptus que supuso el cierre tan abrupto de la cuarta temporada y la no despedida de dos de sus actores principales que ya habían anunciado su adiós en aquella entrega. La serie del matrimonio King ha vuelto hoy mismo en Movistar (en EEUU pasa a ser de Paramount+) y, como ficción que vive totalmente pegada a la realidad de los Estados Unidos, no podía dejar pasar la oportunidad de narrar en su primer episodio todo lo acontecido durante el año 2020, tanto en lo relativo a la pandemia como a efectos políticos, puesto que es una de sus principales fuentes de inspiración para crear tramas. Y lo cierto es que, como los genios que son, los King ha hecho virtud de su ya clásico y recurrente uso de los «anteriormente en…». De hecho, es así como se titula este primer capítulo, «Previously on…».

Utilizar ese recurso de resumen previo como elemento narrativo, y reiterativo, a lo largo del episodio para contar los momentos clave del año, y de esta manera reenganchar a la audiencia con la historia, resulta una genialidad. El covid, los despidos, el teletrabajo a través de Zoom, el asesinato de George Floyd y el consecuente Black Lives Matter, la elección de Kamala Harris como primera mujer no blanca en ser vicepresidenta electa, el fallecimiento de Ruth Bader Ginsburg, las elecciones y victoria de Joe Biden o el asalto al Capitolio; todos estos acontecimientos que hemos vivido, leído, visto o escuchado se utilizan en el episodio para avanzar en la historia de los personajes y aportar así un trasfondo a las decisiones que toman.

No es un adiós, es un hasta pronto

Definido el estilo del episodio, el contenido de la parte protagónica esta volcado en redimir lo que se le adeudaba al público: la despedida de Lucca y Adrian (encarnados por Cush Jumbo y Delroy Lindo, respectivamente), saber qué sucede finalmente con Julius Cain y ese misterioso Memo 618 y qué rumbo tomará el bufete en adelante bajo los mandos de Liz y Diane, una vez que Adrian Boseman, asociado de la firma, abandona la casa. Quizás, de entre todo lo que había que tratar, el caso de Julius el que se queda más ligero de lo que podíamos esperar. Si bien el episodio 4×08 se iba a centrar en ello de lleno, aquí nos quedamos con unas pinceladas de calidad para lo que se podría haber contando. Eso sí, bien resueltas y con esa ligazón con la realidad que tanto nos gusta de The Good Fight.

(Fuente: Movistar +)

Por su parte, las despedidas de Lucca y Adrian no desentonan en absoluto, dado que cada uno de ellos sigue los designios naturales de lo que se espera en unos abogados con su carrera y posición. Para Lucca era crecer y escalar como asociada, con la pertinente carga laboral que le supondría y rechazar la vida familiar que no goza, o aceptar esa descomunal oferta económica de Bianca que le permita tener mayor libertad y más tiempo con la familia. En el caso de Adrian, su salida de la serie también es coherente para su posición. Como veterano abogado afroamericano que es, tiene la oportunidad de hacer carrera política y defender, aún más si cabe, los intereses de su gente. Por lo que su adiós está más que justificado. Y eso que incluso hay un chiste metaficcional de cómo sacar al personaje de la serie que no revelaré.

¿Qué futuro le depara a Reddick, Boseman & Lockhart?

A partir del segundo episodio (y aquí, tranquilos, hablamos sin spoilers) es cuando empieza realmente a andar la nueva temporada, cuyo núcleo se va a centrar ese rumbo que va a tomar el bufete en manos de Liz Reddick (Audra McDonald) y Diane Lockhart (Christine Baranski). La primera quiere seguir con la línea continuista de ser un bufete afroamericano, y las presiones del resto de la junta así se lo hacen saber, mientras que Diane siempre ha tenido el sueño de crear una firma de abogados con tan solo representación femenina. Y, a tenor de lo que vemos en los carteles de publicidad, así como el avance de esta quinta temporada, en The Good Fight la disputa está servida.

No obstante, esa no será la única preocupación del bufete dirigido por Liz y Diane, pues la irrupción de un tribunal populista montado en el almacén de una copistería, que adquiere gran popularidad, va a suponer un verdadero quebradero de cabeza para la firma. En especial para Marissa (Sarah Steele), quien se ha sacado el título para ejercer como abogada durante la pandemia y ahora es pasante del bufete y no investigadora. La hija de Eli Gold se las tendrá que ver con el juez de este pseudo tribunal, Hal Wackner, un ciudadano de Chicago sin experiencia legal al que interpreta Mandy Patinkin (Homeland), estrella invitada de esta temporada. Conociendo lo dados que son el matrimonio King a usar recursos cómicos, esperemos desde ya una referencia a Iñigo Montoya en ese tribunal. Por lo pronto ya ha caído una broma con Harry Potter.

‘The Good Fight’ se emite los viernes en Movistar+.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir