Fuera de Series Fuera de Series

Crítica: ‘The Handmaid’s Tale’ 2×10 — ‘Last Ceremony’

El punto de no retorno de Serena Joy

(Fuente: HBO España)

Después de los primeros episodios de esta segunda temporada de The Handmaid’s Tale una parte de la crítica hizo público su malestar por lo que consideraban un retrato excesivo y gratuito de la violencia en la serie. Si aun así habían continuado viéndola, seguramente con este décimo episodio hayan decidido abandonarla definitivamente.

La última ceremonia tiene una de las escenas más difíciles de ver del año, de la serie, y de la historia de la televisión. Y no es precisamente un momento aislado en un episodio que, por lo demás, sea luminoso; las escenas de apertura y de cierre también tienen mucho impacto emocional.

No me he detenido a analizar si la escena de la violación era absolutamente necesaria desde el punto de vista narrativo (hay muchas formas de mover las fichas en un guion para llevar a los personajes a un punto deseado), lo que sí sé es que no es gratuita y no es un espectáculo morboso. Volveremos a este punto más adelante.

(Fuente: HBO España)

“Al menos, esta es la última vez que tendré que acostarme en esta maldita cama”.

Por el título del episodio, y acostumbrados como estamos a presenciar los minuciosos rituales de Gilead, quizá nos hayamos llevado a engaño pensando que ese último acto ceremonial se refería al parto de June en casa de los Waterford. Después de todo, ya nos habían anunciado, a nosotros y a ella, que el nacimiento del bebé sería el fin de su etapa bajo ese techo. Pero sabemos realmente a qué acto específico llaman Ceremonia y, aunque la del Comandante de Emily fue su última, no era esa la única que íbamos a ver.

Con los mejores licores, puros y manjares, arpa incluida, y una Serena como poseída por el espíritu de una secta, tocándose el vientre como si realmente creyera que estaba a punto de dar a luz, la celebración estaba en marcha en tres habitaciones segregadas por género y clase. Todo iba como se esperaba hasta que Tía Lydia anuncia que había sido una falsa alarma, “la próxima vez puedes considerar cronometrar las contracciones”, le dice con condescendencia a Serena.

No está equivocada Serena cuando cree que June estaba contenta por cómo habían salido las cosas (ella ni siquiera intentó disimularlo). Su orgullo le pesa, siempre ha definido sus acciones y sus decisiones; su personaje se nos ha presentado a través de la serie como complejo y lleno de contradicciones, hasta ahora la veíamos como un reto, pero ha cruzado una línea de la que no veo cómo podrá volver.

Es también el orgullo lo que lleva a Fred a aceptar la horrible sugerencia de su esposa. Para los Comandantes de Gilead, tener un hijo es un símbolo de estatus y un escalón más en la estructura de poder, pero también significa que pierde automáticamente los privilegios de tener una Criada (esclava sexual) en casa. Por eso, se le iluminan los ojos cuando June entra a decirle que Serena tiene intención de trasladarla a otro distrito, “y… ¿no es eso lo que quieres?”. Realmente creía que la preocupación de June era que la iban a alejar de él. Qué delirios, como cuando Serena se ofendió porque June no era su amiga incondicional.

“Lo ves como un trabajo. Te separas de ti misma. No soy yo. No es mi carne. No estoy aquí”.

La escena de la violación es brutal y desgarradora. Es un momento profundamente perturbador, incómodo y muy duro de ver; es un acto violento e inhumano, pero no solo porque June está embarazada y la están sometiendo en contra de su voluntad. Siempre la han sometido en contra de su voluntad, lo que esta escena nos muestra es realmente y sin tapujos cómo son todas las violaciones sistemáticas amparadas por la ley de Gilead que hemos visto durante la serie. Las llaman Ceremonias, pero todos sabemos que son violaciones.

En esta escena desaparece la cámara lenta, la disociación y el montaje que hacían que formalmente pudiéramos ponernos a cierta distancia y fuera un poco menos incómodo ser testigos de la atrocidad que nos estaban mostrando, pero esta es la experiencia real que sufren las Criadas. ¿Preferiría no haberlo visto? Por supuesto, pero no ha sido algo gratuito. Es necesario que no haya la más mínima posibilidad de que existan diferencias en nuestra percepción entre esta escena y la de Emily que abre el episodio, porque hay quienes se ampararían en la semántica para no llamarlas violación, y establecer distancia entre los conceptos de abuso y agresión, tal como está escrito en algunos códigos penales que habría que quemar.

“Disfruta tu vida. Quiere a tus padres y haz lo que te digan, porque necesito que tengas cuidado y estés a salvo”.

Después de que la reacción de June lo hubiese hecho sentir como el violador que siempre ha sido, Fred actúa como un maltratador de manual y decide recompensarla. El encuentro de June con Hannah es muy conmovedor; lleva años imaginándolo pero llega por sorpresa y no ha tenido de preparar todo lo que le gustaría decir. Aun así, aunque se le rompe el corazón, se llena de fortaleza para entender y aceptar los reproches de su pequeña cuando le pregunta si realmente hizo lo posible por buscarla.

June hace lo mejor que puede, dadas las circunstancias, para aprovechar al máximo esos minutos y hacer que Hannah se sienta tan amada como siempre ha sido. Le pide a la Marta que la proteja y la quiera por ella, le aconseja a su pequeña que se porte bien para que no corra peligro y se mantiene fuerte, solo se permite desmoronarse cuando Hannah ya no puede verla.

Al final, June está como al principio, le han arrebatado una vez más a su hija y, como con Luke, no sabe qué ha pasado con Nick. Como al principio, pero con dos grandes diferencias, está a punto de dar a luz y está sola en un lugar aislado. 
Nolite te bastardes carborundorum.

Notas al margen:

  • Hemos de suponer que es el episodio que enviará Elisabeth Moss con su candidatura a los Premios Emmy. Qué derroche interpretativo.

  • En este artículo de 2015 de Salon, hablando sobre su libro El cuento de la criada, Margaret Atwood afirma que no hay nada que la ponga más nerviosa que la gente que dice “Esto no puede pasar aquí. Todo puede pasar en cualquier sitio, si se dan las circunstancias propicias”. 
    Desde que se estrenó The Handmaid’s Tale, la serie se ha sentido relevante y actual en el Estados Unidos de Trump; hasta ahora, todo era una proyección de ese futuro distópico al que podían llegar, pero la emisión de este episodio coincidió con un hecho que hizo que los paralelismos se alejaran de lo puramente teórico, las familias que son separadas al cruzar de forma ilegal la frontera, y con Jeff Sessions amparándose en la Biblia para defender la ley.
  • En este episodio tuvimos frases, situaciones e imágenes que se repitieron para establecer contraste: la violación de Emily y June, y la voz en off; Naomi le dice a Serena “te mereces esto”, la misma frase que le dice Fred a June cuando sube al coche; el asco de June cuando se agarra al barrote de la cama, el mismo barrote que sujeta Fred durante las Ceremonias; y la más dolorosa, en el 2×08, Serena le dice a Fred “Por favor… no tiene por qué ser así” cuando se está quitando el cinturón y en este episodio June se lo dice a ella.
  • Antes decía que no sé cómo podría volver Serena de este punto de retorno y de verdad que no puedo imaginar que sea posible. Siempre ha sido cómplice, pero esta vez se impuso por la fuerza. En su rostro se veía cierto conflicto pero, no sólo no hizo nada cuando June le pidió ayuda, participó activamente en la violación.
  • Eden siempre nos queda para las notas del final, pero está presente en todos los episodios. Es una niña que, si quisiera, debería tener un novio de su edad, como Isaac, si no fuera por ahí pegándole a Criadas con su rifle, y no el conflicto mental y emocional que está viviendo. Entendemos que Nick quiera mantener la distancia, pero no se pone en su lugar en ningún momento.

(Fuente: HBO España)

  • El único pequeño triunfo del episodio. Gracias, Emily.
  • Os dejamos con el el vídeo de la campaña “La esperanza vive en cada nombre, da el tuyo” que ha hecho el equipo de The Handmaid’s Tale para recaudar fondos para la organización Equality Now.

Todas las críticas de ‘The Handmaid’s Tale’

Los episodios nuevos de ‘The Handmaid’s Tale’ se estrenan los jueves en HBO España.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir