Fuera de Series Fuera de Series

Cuando el machismo tras las cámaras te parece “supernormal”

Todavía hay directores a los que un proyecto escrito por mujeres les da pereza

AD

Emilio Martínez-Lázaro en el rodaje de ‘Supernormal’. (Fuente: Movistar+)

“Yo de verdad que pensaba que no me iba a interesar porque me dijo [el productor] ‘no, un guion que han escrito dos chicas, y tal…’. Pensé que iba a ser otra cosa mucho más exagerada en el terreno feminista y resulta que era una película (sic) pues con mucho sentido del humor y, aunque no es una comedia plena ni mucho menos, pero trata un personaje muy interesante y con mucho sentido crítico por parte de ellas”.

Esas son palabras de Emilio Martínez-Lázaro, quien a sus 75 años ha dirigido películas como El otro lado de la cama o Lulú de Noche, en una entrevista en FórmulaTV. Él es el director de Supernormal, una nueva comedia que prepara Movistar+, creada por Olatz Arroyo y Marta Sánchez, a quienes Emilio se refiere simplemente como “dos chicas”. Dos chicas que, por lo visto, como todas las chicas, solo pueden escribir coñazos feministas pesadísimos, según pensará algún señor.

Marta Sánchez comenzó como guionista en 7 vidas y luego pasó por Aída, serie en la que se estrenó Olatz Arroyo escribiendo para televisión. La primera pasó por Fenómenos y la segunda por Gran Hotel, entre otros créditos, y ambas acabaron liderando el equipo de guion de Allí Abajo, el último gran éxito de comedia en la televisión generalista junto a La que se avecina y El pueblo. En cine, Arroyo participó en el guion de El mejor verano de mi vida, Sánchez en el de Thi Mai: Rumbo a Vietman y, juntas, en el de Hasta que la boda nos separe, que con más de 1,6 millones de euros recaudados se postula como uno de los éxitos de taquilla del cine español del año.

Son méritos suficientes para que una plataforma las escuchase como creadoras de una serie y deberían serlo también para que quien filme sus guiones les tenga un respeto. “Dos chicas”. “Dos”. “Chicas”. Como cuando Paquita Salas habla de un actor joven refiriéndose a él como “un chiquito”. Pero ojo, ¡que son dos chicas que no vienen a darnos la murga feminista, no me entienda usted mal!

Con sus palabras, Martínez-Lázaro no solo hace de menos a dos guionistas con experiencia (que si fuesen noveles también merecerían consideración), insiste en el cliché de la feminista cabreada que da lecciones (¡sin visión crítica alguna!) y deja claro que el feminismo como mensaje es motivo para huir automáticamente de cualquier proyecto, sino que perpetúa la idea machista de que las mujeres no saben escribir comedia. Que no son graciosas.

Y, de paso, pone en evidencia a una industria, la audiovisual española, que tradicionalmente ha bloqueado el acceso de las mujeres al guion de comedia con prejuicios tan peregrinos y a la vez tan arraigados como los suyos. ¿Qué es peor? ¿Su oposición inicial al proyecto de dos mujeres o su sorpresa ante el buen trabajo de estas? Decídmelo vosotros.

Entre esto y la salida del tiesto de Candela Peña (que diciendo burradas triviales es muy graciosa, pero cuando rascas un poco más llegas al ridículo) en otra entrevista, en Movistar+ tienen que estar que trinan con este circo. En la semana del 8 de marzo, por cierto. Aunque igual les da igual, en vista de lo que hicieron con Las que faltaban en su mejor momento. Pero tienen una promo de continuidad diciendo no sé qué de las mujeres. Vale.

Cuando ‘Vergüenza’ pasó a la infamia al tirar del chiste transfobo
La comedia de Movistar+ patina con un final que parece sacado de 1994fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir