Quantcast
Cuando ‘Orange is the new black’ fue rehén de un grupo hacker - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Cuando ‘Orange is the new black’ fue rehén de un grupo hacker

¿Cuánto puede dañar a Netflix que la quinta temporada haya sido robada?

Foto promocional de la quinta temporada de ‘Orange is the new black’ (Foto: Netflix)

La semana pasada, un grupo de hackers llamado The Dark Overlord lanzó un ultimátum a Netflix: habían robado, de los servidores de la compañía de postproducción, toda la quinta temporada de Orange is the new black, que se estrena el mes que viene, y amenazaban con compartirla en un sitio de descarga de torrents si la plataforma no les pagaba un rescate que, por ahora, no se ha hecho público.

Netflix afirmó que no iba a seguir el juego y, como respuesta, los diez primeros episodios de la entrega aparecieron publicados en The Pirate Bay el pasado domingo. Y The Dark Overlord (TDO) asegura que tiene más series de otras cadenas, y va a repetir la misma táctica con las demás. Pero, al menos públicamente, nadie en Hollywood parece estar demasiado preocupado. ¿Deberían estarlo?

Wired publicaba hace poco un artículo en el que afirmaba que el chantaje no le había salido bien a TDO porque la descarga de contenidos audiovisuales por torrent ya no es tan popular como hace un par de años, pero siempre queda la duda de si la filtración de casi toda la quinta temporada de Orange is the new black representa un perjuicio notable para Netflix o no.

Eso, de momento, no está claro. Hay bastantes preguntas sin respuesta en todo esto. ¿Quiénes son The Dark Overlord? ¿De dónde han sacado todas las series y películas que amenazan con filtrar? ¿Y estamos ante un caso a la altura del hackeo a Sony por parte de Corea del Norte?

La historia del ciberataque

El chantaje a Netflix es, teóricamente, sólo la punta del iceberg porque TDO afirma tener en su poder muchas otras series de otras cadenas. Las consiguieron, según publicó en su momento TorrentFreak, a finales del año pasado, al hackear los servidores de una empresa de postproducción de audio llamada Larson Studios.

‘Orange is the new black’ ofrece un tenso vistazo a su quinta temporada
Los nuevos episodios llegan el 9 de junio a Netflix y Movistar+fueradeseries.com

Inicialmente, TDO negoció con la compañía el pago de una determinada cantidad de dinero en bitcoin, a cambio de no filtrar nada de lo que habían robado. Pero los hackers aseguran que Larson Studios incumplió el acuerdo al que habían llegado, y por eso pasaron a la siguiente etapa: chantajear a Netflix.

¿Por qué ellos? Porque, de toda la lista de series, especiales y películas que obtuvieron, Orange is the new black es de las pocas series con cierto seguimiento de dicha lista cuyos nuevos episodios aún no se han estrenado.

La petición de rescate a la plataforma de streaming no fructificó y TDO cumplió su amenaza. Y ha afirmado por Twitter que está ya planeando su siguiente chantaje, aunque aún no se ha hecho público a quién ni con qué propiedad.

De torrents y nuevos suscriptores

Lo que falta por averiguar es, como comentábamos antes, el daño que puede hacer a Netflix que los diez primeros episodios de la quinta temporada de Orange is the new black estuvieran disponibles en The Pirate Bay un mes antes de su lanzamiento. Ese daño no se mide tanto en la audiencia o el ruido mediático que pueda hacer la serie (Netflix no hace públicos los datos de visionados) como en los nuevos suscriptores potenciales que pueda perder por su culpa.

The Guardian afirmaba que la compañía espera atraer a más de tres millones de nuevos clientes entre abril y junio, una estrategia en la que cada vez son más importantes sus producciones originales, y el diario británico también contaba que TDO había empezado a dejar caer la posibilidad de una filtración masiva de lo robado a principios de año, para descartarla afirmando, paradójicamente, que a nadie le interesaban películas sin estrenar y episodios de series de televisión.

Probablemente, entonces aún contaban con recibir dinero por parte de Larson Studios. Pero para que la estrategia de TDO les salga bien, la descarga de Orange is the new black a través de torrent tiene que ser muy significativa, de tal modo que Hollywood tema el chantaje de TDO y se pliegue a él. Y esa cuestión aún no está resuelta y, probablemente, tardará en verse clara.

En los países donde Netflix está presente suele darse un descenso de la piratería de contenidos audiovisuales. Ocurrió en Australia y, según afirmaban los jefazos de la compañía recientemente, también ha pasado en España, y la popularidad de los sitios de descargas de torrents ya no es la que era. De acuerdo con un estudio realizado sólo en Norteamérica, el tráfico de descargas en BitTorrent supuso un 1,73% del total en 2016, una notable caída desde el 60% de 2003. El porcentaje de Netflix, mientras tanto, fue del 35,15%.

De momento, esto quiere decir que es pronto para saber si el hackeo de Orange is the new black va a hacer tambalear Hollywood o no. Sí que va a obligar a las compañías externas que trabajan con estudios y cadenas (como empresas de postproducción) a fortalecer sus medidas de ciberseguridad. Para el resto de consecuencias, tendremos que esperar.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir