Fuera de Series Fuera de Series

‘Cuéntame cómo pasó’: Por qué Herminia no cree en el amor

Comentamos las palabras de la abuela en el último episodio emitido con el guionista Ignacio del Moral

María Galiana interpreta a Herminia en ‘Cuéntame cómo pasó’. (Fuente: TVE)

– ¡El amor! No me vengas con cuentos, Toni. El amor no existe. 
– ¿No crees en el amor, abuela? 
– Yo no. Ni tú tampoco. (…) El amor es una cosa de las novelas, de la tele. Todo el mundo lo quiere, no se sabe por qué.

Todos vemos en Herminia de Cuéntame cómo pasó una representación de las abuelas de España, casi siempre tradicionales y conservadoras, pero, como las de verdad, la de la serie también tiene a veces planteamientos sorprendentes y pensamientos muy modernos. Ella, que ha estado durante la temporada 20 haciendo lo que ha estado en su mano para que Mercedes y Antonio recuperen su matrimonio, nos dejaba pasmados confesándole a Toni que no cree en el amor en un viaje en coche de Sagrillas a Madrid.

“Herminia nació en una época en la que los matrimonios casi eran concertados o te casabas con alguien porque estabas en un pueblo de 1.500 habitantes y no había mucho donde elegir. Esa exacerbación del romanticismo a ella siempre le ha parecido que viene de que la gente es un poquito peliculera y piensa que en realidad el amor es convivir lo mejor posible”, nos explica Ignacio del Moral, guionista de la serie, cuando le preguntamos por esta escena en concreto.

Pero el razonamiento de Herminia no se queda en simple escepticismo respecto a los romances de los demás, sino que nos deja entrever que nace de sus experiencias pasadas, tanto de su matrimonio como del fugaz romance que tuvo durante la Guerra Civil con Don Samuel, el maestro republicano al que ayudó a esconderse.

– Se supone que nos hace felices, ¿no? 
– Sí, ese sufrimiento, ese sinvivir, esos celos, ese maltrato… ¿Eso es lo que hace feliz a la gente? Yo estuve enamorada una vez. Solo una vez. Unos cuantos días. Y me pasé muchos años sufriendo por esos cuantos días. Y no me gustó. Creo que lo que tú sientes por Deborah no es amor. Piénsalo. Tú sientes cariño, ese calorcito, la compañía. Uno busca en el matrimonio algo tranquilo, algo agradable, aburrido a veces. Es lo que tus padres sentían hasta que se les contagió la vida moderna. A mí no me gusta la vida moderna.

“Ella tuvo un matrimonio que también hemos visto que fue regular y, además, con la edad el romanticismo te lo vas quitando”, comenta el guionista de Cuéntame cómo pasó. De las palabras de Herminia nos llama especialmente la atención cuando hace referencia a “ese maltrato”. ¿Está hablando en términos generales de las relaciones o aludiendo a algo de su pasado? Ignacio nos da su visión al respecto: “El marido se vio que era un poco burro, aunque no creo que el marido le pegase, ni que fuese el más salvaje de la época. No obstante, creo que ella sí habrá ido tomando conciencia de que hubo cierto maltrato. Las mujeres asumían que la vida con el hombre era de aquella manera, que no era una fiesta ni en lo sexual ni en lo cotidiano. Que si eran buenos, mantenían a la familia y eran afectuosos, pues bien estaba”.

Esa forma de entender las relaciones, más como algo funcional que pasional, es lo que hace pensar a Herminia que Antonio y Mercedes están mejor juntos que separados, exista o no la llama entre ellos, aunque quizás se le escapa que su hija tiene ciertas necesidades o que, afortunadamente, ya no tiene por qué aguantar según que cosas. Es, en definitiva, una concepción del amor fruto de otro contexto: “El amor de antes no era lo que se busca ahora: grandes orgasmos en la cama, grandes solidaridades y grandes afinidades intelectuales. Ahora lo queremos todo y antes se tenían que conformar con menos. Había una especie de maltrato institucionalizado que no se consideraba maltrato en su época, pero si llegaba el marido con ganas, allí que ibas, y si llegaba de mala leche, te pegaba dos voces”, reflexiona el guionista.

Así, y aunque nos rompa un poquito el corazón, Del Moral se atreve a afirmar que Herminia no cree en el amor: “Para ella ese amor de la gente joven le parece muy peliculero. Más vale tener un buen arreglo de conviviencia armoniosa, agradable, respetuosa y colaborativa que un gran amor”. Y es que aunque Herminia diga que no le gusta la vida moderna, a veces ella es más moderna que nadie: a muchos les iría mejor si entendiesen el amor como lo hace la abuela.

‘Cuéntame cómo pasó’: Así es la nueva situación de Antonio y Mercedes
Analizamos el final de la temporada 20 de la serie con el guionista Ignacio del Moralfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir