Fuera de Series Fuera de Series

Disney+, la tabla de salvación de la empresa en la crisis del coronavirus

La plataforma de streaming llega a 50 millones de hogares, mientras parques de atracciones y cines permanecen cerrados

AD

Minnie y Mickey en Disneyland. (Fuente: Disney)

The Walt Disney Company está viviendo la cara y la cruz de la crisis del coronavirus en las diferentes divisiones de su compañía. Mientras el confimaniento por la pandemia global ha disparado las suscripciones a servicios de streaming como Disney+, otras patas del conglomerado, como las películas que se estrenan en salas de cine o los parques de atracciones, arrojan incalculables pérdidas para la empresa. Como consecuencia, las acciones de la empresa han caído, propiciando que un Netflix en ascenso le haya superado en cotización.

En su última presentación de resultados a inversores, sin embargo, Disney sacaba pecho del buen recibimiento que está teniendo la plataforma Disney+. Suma ya 50 millones de suscriptores en todo el mundo, pocas semanas después de su lanzamiento en varios países europeos (incluido España), así como de India, territorio donde las plataformas ven un gran potencial de crecimiento y en el que suma 8 millones de suscriptores. Los datos son muy positivos: no solo pulverizan sus expectativas para 2020 sino que se aproximan al objetivo de entre 60 y 90 millones de suscriptores que estaba marcado para finales de 2024.

La reclusión forzada de tantas y tantas personas en sus hogares es la tormenta perfecta para que Disney+ dispare sus usuarios, pero por otro lado está siendo nefasta para otros negocios. Es el caso de los parques de atracciones y resorts que Disney tiene en todo el mundo, que emplean a entre 43.000 y 75.000 personas que ahora no pueden acudir a sus puestos, o de su división de cruceros. Se desconoce cuándo podrá reabrirse al público Disneyland y, como tantos otros negocios hoteleros y de ocio, la temporada estival se da ya casi por perdida.

El otro gran problema al que se enfrenta la compañía es el de las películas que no pueden estrenarse en cines. En España, por ejemplo, Disney anunció un nuevo calendario de lanzamientos que empezaría con Mulán el próximo 24 de julio y The One and Only Ivan el 21 de agosto, pero nadie asegura que para esas fechas podamos ir a las salas de cine o que, en caso afirmativo, el público esté por la labor. Esto provocará no solo un retraso en la llegada a la cartelera sino una acumulación de títulos para los meses siguientes que probablemente no se lleguen a rentabilizar, como ya ha pasado con Onward, la última aventura de Pixar que llegó a España el 6 de marzo, pocos días antes del anuncio del Estado de Alarma.

Y tampoco hay que perder de vista a ESPN+, la plataforma de contenido deportivo que, junto con Disney+ y Hulu, completa la oferta de The Walt Disney Company en el terreno del streaming. Pero, a diferencia de las otras dos que aún tienen bastante contenido por sacar, ESPN+ se ha quedado en nada ahora que no hay competiciones profesionales en marcha. Y aunque quizás el público español conozca menos esta plataforma (que no opera aquí), hay que señalar que supone uno de los grandes negocios, y hasta la crisis cada vez más en alza, para el conglomerado.

Aún con todo, no cabe duda de que Disney es tan grande y tiene tanto músculo que se recuperará de esta situación antes o después. Para ello ha vuelto de su retiro Bob Iger, tras abandonar brevemente su puesto de CEO, asegurando que implementaría cambios como menos oficinas físicas o la suspensión del sistema de pilotos y upfronts para sus series de televisión. Ahora, Disney+ y su modelo de negocio no solo son el futuro de la empresa, son la tabla de salvación del presente.

El hombre contra la tierra: ‘The Mandalorian’ y la herencia del western
La serie de Jon Favreau para Disney+ es la obra más pistolera de una franquicia que siempre se ha interesado por el…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir