Fuera de Series Fuera de Series

Dos escenas de series para entender el privilegio blanco y el racismo sistémico

‘Anatomía de Grey’ y ‘Black-ish’ emitieron hace unas temporadas dos episodios que todos deberíamos ver alguna vez

AD

‘Anatomía de Grey’ 14×10. (Fuente: IMDB)

Hay una escena ineludible en la ficción audiovisual que tiene algún personaje púber: el momento en el que sus padres deciden tener “la charla”. Cuando se menciona, todos sabemos inmediatamente a qué se refieren. Entendemos que ha llegado ese momento bochornoso para todos los implicados en el que hay que hablar de sexo, una fuente inagotable de comedia por sus eufemismos, los gritos de basta y las caras tapadas por la vergüenza; es previsible y, aún así, siempre funciona.

Para otros, “la charla” es una muy distinta.

Así lo vimos en Anatomía de Grey (14×10) y en Black-ish (2×16), en dos escenas en las que los padres de niños negros se enfrentan a ese momento que les gustaría poder retrasar para proteger la inocencia de sus hijos, pero saben que no pueden hacerlo si quieren proteger sus vidas. “La charla” con los niños negros no va sobre el sexo seguro, y en ella no se producen risas nerviosas; lo que sus padres se ven obligados a explicarles es que, para ellos, el mundo tiene unas reglas diferentes a las de sus amigos blancos.

“Siempre tienes que mostrarle a la policía dónde están tus manos. Y explica siempre lo que estás haciendo antes de hacerlo. Controla tus emociones. Sé educado y respetuoso. No te resistas. No les repliques. No hagas ningún movimiento repentino. No puedes ir trepando ventanas, jugar con armas de juguete o arrojar piedras. No puedes alejarte corriendo de ellos, no importa cuán asustado estés. Nunca, nunca… nunca corras”.
-Miranda Bailey (‘Anatomía de Grey14×10)

Esta escena nos rompe por dentro y nos impresiona, pero impresionarnos con ella es un lujo que tenemos algunos, porque es la triste y dolorosa realidad con la que crecen los afroamericanos en Estados Unidos, siempre temerosos de la persona con uniforme que debería protegerlos. Y conscientes de que, aunque sigan las pormenorizadas reglas de comportamiento que han aprendido, si salen vivos después de un encuentro con la policía, probablemente será cuestión de suerte.

Hay quienes estos días necesitan decir que “Todas las vidas importan, no solo las de los negros”. Para algunos, la conversación traumática con sus padres en la adolescencia es la del uso del condón, y para otros, aprender un protocolo de sumisión ante la policía del que puede depender su vida. Eso es privilegio blanco.

Solo es una serie de televisión
Cuando la ficción refleja, y nos ayuda a entender, el mundo realfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir