Fuera de Series Fuera de Series

‘El nombre de la rosa’ se rodó en los legendarios estudios Cinecittà

La serie, que adapta la novela de Umberto Eco y que La 1 emite los jueves, recurrió también a paisajes montañosos de toda Italia

La serie adapta una novela de Umberto Eco. (Fuente: TVE)

La 1 ha insuflado vida a la velada de los jueves con la ayuda de Umberto Eco. La novela por excelencia del ensayista, analista de medios y semiólogo, El nombre de la rosa, se dejó ver el pasado jueves en forma de serie limitada en la cadena pública. Los dos episodios de estreno demostraron que la investigación de Guillermo de Baskerville (John Turturro), aunque no tan rica en matices como su equivalente en papel, llevará al agudo fraile franciscano a recorrer paisajes de un verde fulgurante y una blancura inasumible, que seguro despertarán curiosidad sobre las localizaciones del rodaje.

Eco hilvanó desde el principio su trama criminal con un ojo puesto en el entorno que la acogería, y visitó numerosos edificios históricos escondidos en las cordilleras italianas que luego tendrían su reflejo en las páginas del libro, como la Sacra di San Michele, en el Piamonte, o el Santuario de la Virgen de la Guardia de Liguria. Volvió a recorrer otros tantos junto a Jean-Jacques Annaud, en busca de los mejores espacios para rodar la película que este dirigiría y que se estrenaría en 1986. La serie, que escribe y realiza Giacomo Battiato, como buena heredera de la obra de Eco, tampoco se toma a la ligera sus escenarios.

De los seis meses que duró el rodaje de esta coproducción italo-alemana, cuatro se concentraron en los estudios Cinecittà, en Roma. Allí, en las instalaciones colosales que Mussolini inauguró en 1937 para dar un empujón al cine nacional, hogar de los idiosincráticos peplum, se recrearon el exterior y la mayor parte del interior de la abadía en la que suceden los crímenes que traen a Guillermo de cabeza. De la biblioteca del edificio se construyeron dos copias, una para las escenas de la vida monástica y otra erigida con materiales ignífugos para las secuencias con fuego.

La cuidada dirección artística de la serie, tan pictórica que a veces resulta incluso aberrante, se apoya en buena parte en la poesía inherente a la naturaleza y el clima. Las infinitas explanadas nevadas en las que flota el hogar de esta orden monacal podrida de secretos son un ejemplo. Según cuentan desde el departamento de producción de la serie, el equipo andaba “con camiones llenos de bolsas de nieve de celulosa para cubrir todos los lugares donde filmamos”. El poder de esos espacios no hizo que los sets corrieran una suerte distinta de la habitual: “Los desmontamos, con gran dolor, porque necesitaban espacio para hacer otra película”.

Además del rodaje en estudio, las unidades de Battiato se trasladaron a diversas localizaciones. La colina en cuya falda aparece el cadáver del primer asesinado, por ejemplo, pertenece al paisaje de Rocca Guidonesca de Rocchettine, en la provincia de Rieti. El cañón del parque nacional de la Majella o los bosques de hayas del monte Cimino, en Viterbo, también ponen el telón de fondo a varios tramos de la travesía de Guillermo y Adso, su aprendiz. Para las laderas heladas que rodean la abadía no fueron necesarios los camiones de nieve falsa: son las pistas de la estación de esquí de Abruzzo.

Además de áreas naturales, por El nombre de la rosa desfilan también algunas edificaciones conocidas. El claustro que aparece en la serie, por ejemplo, es un auténtico claustro benedictino: el de Santa Maria Valdiponte, en Montelabate. Las escenas que ocurren en el interior de la iglesia y en la cripta de la abadía se rodaron, en realidad, en la basílica de la Piazza della Bocca della Verità de Roma. Incluso las secuencias más sórdidas tienen sus referentes verdaderos, como la que se grabó en el quemadero de herejes que se conserva en el parque arqueológico de Vulci.

‘El nombre de la rosa’ se emite los jueves en La 1.

Crítica: ‘El nombre de la rosa’ al servicio del entretenimiento
TVE estrena la adaptación de la novela más famosa de Umberto Ecofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir