Fuera de Series Fuera de Series

El origen del rap de ‘Succession’, según Nicholas Britell, compositor de la serie

Sobre las sorprendentes influencias de la música de la cabecera y del tema ‘L to the OG’ del episodio ‘Dundee’ de la temporada 2

¡Brava! (Fuente: IMDB)

Este artículo ha sido escrito después de ver el episodio 2×08 de ‘Succession’ y contiene spoilers.

En la edición de los premios Emmy de este año, Succession se llevó el galardón al mejor guion dramático de la temporada por el último episodio de su primera temporada, Nobody Is Ever Missing, escrito por Jesse Armstrong, el creador de la serie. Para algunos pudo ser una sorpresa, pero los que estamos siguiendo la segunda temporada esperamos que en los premios de 2020 esta serie de HBO esté nominada en todo lo que aplique, incluido su maravilloso elenco de actores.

No fue el único Emmy que consiguió Succession el pasado mes de septiembre, el otro fue a parar a manos de Nicholas Britell, el compositor de la banda sonora, que consiguió la estatuilla a mejor música original en títulos de crédito. Saltarse la cabecera de esta serie es sacrilegio, y en los últimos días os habréis cruzado en Twitter con alguna publicación que demuestra la fascinación que genera la sintonía de esta serie, desde la danza hipnótica de la rana Gustavo (René en Latinoamérica) a una recreación de la cabecera de Arrested Development. La obsesión con Succession es real. Y la obsesión con su música, también.

Britell ha explicado en algunas entrevistas cuál fue el proceso de creación de esta melodía y cuenta cosas curiosas como que la primera versión tenía varias de las líneas del piano, con acordes de cuerda muy fuertes y otro piano un poco desafinado. Britell cuenta que en la versión final no estamos escuchando uno sino varios pianos, uno haciendo la línea de melodía, otros tocando los acordes, e incluso, otros dos en el fondo de los que probablemente no seamos conscientes (yo solo escucho uno).

La inspiración para ese piano fuera de lugar y de afinación la encontró en el hip-hop: “Cuando escuchas hip-hop de los 90 (y de antes), y un instrumento se muestrea de otra canción, a menudo su carácter cambia un poco y se obtiene uno mucho más interesante. Quería que el piano se sintiera así, como si fuera de un lugar extraño”.

Y cuando nosotros leemos que la fuente inspiración de la música de Succession es el hip-hop, después de haber escuchado L to the OG, el rap de Kendall en el episodio 2×08 (Dundee), nos explota la cabeza, porque no entendemos nada, pero tiene todo el sentido del mundo.

Por qué funciona la escena del rap de Kendall según Britell

En medio de toda la tensión del episodio 2×08, y con todo lo que estaba en juego, lo último que nos esperábamos era que Kendall subiera al escenario para revelar que debajo de su traje con pajarita llevaba una camiseta de béisbol personalizada y que se pusiera a rapear. Desubicados, extasiados, horrorizados, con ganas de cantar, y sin poder parpadear, asistimos a un espectáculo inesperado y glorioso. Como ocurrió con Marnie en Girls, la escena funciona porque los espectadores (en la ficción y el sofá) no podemos evitar sentir vergüenza ajena, pero en el fondo sabemos que ella y Kendall están cantando bien.

“Lo que me he encontrado trabajando para la serie es que, musicalmente, las cosas serias se sienten serias y, cuanto más absurdo se pone lo que ocurre en pantalla, más seria será la música que toco. Para la escena de Kendall, el principio era el mismo. Por un lado, tenía que ser penoso, por lo que implicaba pero, al mismo tiempo, no habría funcionado a menos de que estuviera realmente bien hecho”, explica Britell.

Si nos llama la atención leer que el tema instrumental de la cabecera tiene influencias del hip-hop, la sorpresa es sublime al descubrir el origen de L to the OG, el rap de Kendall (letra completa aquí).

‘L to the OG’ es una reinterpretación del ‘Preludio en Do menor’ de Johann Sebastian Bach

Britell decidió reinterpretar esta pieza de Bach porque está en sintonía con los sonidos clásicos cortesanos que usa en la partitura de la serie, y explica así el proceso de trabajo: “A partir de ahí teníamos que relacionarlo con los gustos de Kendall. Sabemos por la primera temporada que le gusta el hip-hop y en algún momento rapea alguna canción de los Beastie Boys. Nos centramos en el estilo del género a finales de los 90, cuando se suponía que el personaje había estado en la universidad”. Podéis escuchar el Preludio de Bach aquí.

Estas curiosidades son solo una muestra del inmenso trabajo de creación que hay detrás de todas esas series que tanto nos gustan; un trabajo que generalmente nos pasa desapercibido porque desconocemos su lenguaje y todo lo que implica. Por eso es tan estimulante ver vídeos de detrás de escenas y leer o escuchar entrevistas con quienes hacen las series, ojalá pusieran a nuestra disposición esos contenidos con la misma facilidad con la que nos arrollan con tráilers.

Succession nos enloquece y funciona por muchas cosas, entre ellas su precisión para levitar al moverse entre tonos y mezclar emociones. A diferencia del piano desafinado de su cabecera, Succession es una sinfonía perfecta.

Los nuevos episodios de ‘Succession’ están disponibles los lunes en HBO España.

Sí, la temporada 2 de ‘Succession’ es tan buena como dicen
Si aún no estáis viendo esta serie, la hija bastarda de ‘Veep’ y ‘Billions’, os contamos por qué nos tiene a sus piesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir