Fuera de Series Fuera de Series

El test de Bechdel ya no sirve

Que las mujeres de una serie hablen sobre hombres ha dejado de ser indicativo de si son feministas

‘Fleabag’. (Fuente: Amazon)

Es el problema de utilizar una tira cómica como estándar para la crítica cultural. En 1985, la dibujante Alison Bechdel incluía, en su cómic Unas lesbianas de cuidado, un comentario de una de sus protagonistas a otra mujer en la que le decía que tenía una regla para elegir qué película ver en el cine: tenían que aparecer, al menos, dos personajes femeninos; éstos tenían que interactuar entre ellos y sus conversaciones debían ser sobre algo diferente que no fueran los hombres. El chiste llegaba cuando la protagonista decía que la última película que había visto era Alien.

Durante años, esa tira cómica dio pie al test de Bechdel, una herramienta que servía para saber si una serie, en nuestro caso, trataba de la misma manera a los personajes masculinos y femeninos o si estos últimos no eran más que comparsas muy secundarias. Era una excusa para generar debate que, sin embargo, se fue de las manos enseguida.

Según ese test, habría que “cancelar” incluso a Sexo en Nueva York. Aferrarse a él hace tiempo que dejó de tener sentido porque, como afirmaban recientemente en The Guardian, la ficción televisiva está viviendo una época de protagonistas femeninas muy diversas y complejas que, probablemente, jamás pasarían el test de Bechdel. Fleabag, por ejemplo, lo suspendería con total seguridad. Lo que es un buen indicativo. Si ese test no puede ponerse en práctica, es que ya está superado, ¿no?

Realmente, no, pero resulta demasiado simplista. Al fin y al cabo, Alison Bechdel lo ideó como un chiste. Por suerte, el panorama en televisión ha cambiado bastante desde 1985 y ahora hay una representación mucho más amplia de personajes femeninos y de historias protagonizadas por ellos. El análisis de si son feministas o no debe ir un poco más allá que contar sus líneas de diálogo o si sus conversaciones versan únicamente sobre hombres. ¿Son personajes tridimensionales? ¿Impulsan su trama? ¿Están al servicio de otros personajes? El test de Bechdel es un punto de partida, pero si se quiere analizar la cuestión con seriedad, no puede ser nuestro único baremo.

Sonia Méndez (‘Antes de perder’): “Si la liberación para los personajes femeninos tiene que…
La creadora de ‘Antes de perder’ nos habla de cómo su historia deconstruye sin orientar la mirada del espectadorfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir