Fuera de Series Fuera de Series

FDS opina: las 10 mejores segundas temporadas de las series recientes

Para algunas ficciones, su segunda entrega fue el momento en el que todo empezó a funcionar

(Ilustración: Fuera de Series)

A algunas series les cuesta encontrar su identidad. No es habitual que se presenten formadas y seguras de sí mismas en el primer episodio, especialmente en series de cadenas en abierto. Los guionistas y los actores van encontrando lo que funciona y lo que no sobre la marcha y, especialmente en el caso de las comedias, a veces hacen falta algunos capítulos para ir calibrándolo todo.

Pueden ser tres, cuatro episodios o, en ocasiones, hasta toda la primera temporada. Para cuando se estrena la segunda, la serie está preparada para dar un salto adelante y aprovechar todo el potencial que atesoraba hasta entonces. Ese salto puede situarla entre las mejores series del momento o ser un espejismo, una conjunción de circunstancias que no vuelve a darse de nuevo (como le ocurrió, por ejemplo, a la segunda temporada de Arrow).

La redacción de Fuera de Series ha votado sus segundas temporadas favoritas de las series de los últimos tiempos y éstas han salido elegidas como las mejores.

10. ‘Justified

Timothy Olyphan, como Raylan Givens en ‘Justified’. (Fuente: FX)

Justified fue una serie que siempre pasó demasiado desapercibida. Las peripecias del marshall Raylan Givens en el condado de Kentucky donde nació eran mucho más entretenidas que otras series con mejor prensa y su elenco de secundarios era para enmarcar. La segunda temporada fue la del salto de calidad de la serie, una entrega que hizo famosa a Margo Martindale como la matriarca de una familia de delincuentes patosos y que terminó de cimentar el estatus de Boyd Crowder como el criminal con el mejor vocabulario de la tele estadounidense.

9. ‘Rick y Morty’

La primera temporada de Rick y Morty llamó la atención de los fans de Dan Harmon que lo conocían de Community y su podcast Harmontown y de los aficionados a la animación para adultos. Su humor cafre y metarreferencial se ganó unos cuantos adeptos, pero fue en la segunda temporada cuando la crítica se puso por completo del lado de la serie. Sus tramas de ciencia ficción se hicieron más enrevesadas, los temas emocionales que tocaba en la familia de Morty se volvieron más profundos y toda la serie dio un paso adelante que ayudó a situarla entre las pocas ficciones animadas que suelen entrar en las listas de lo mejor de cada año.

Por qué ‘Rick y Morty’ es la mejor serie de animación del momento
La serie creada por Dan Harmon llega con su tercera temporada a Netflix convertida en un auténtico fenómenofueradeseries.com

8. ‘Anatomía de Grey’

El famoso “episodio de la bomba” de la Super Bowl de 2006. (Fuente: ABC)

El principio de lo que es Anatomía de Grey hoy llegó con su segunda temporada. Es uno de esos ejemplos de entrega en la que todas las piezas encajan de una manera que luego no pudo reeditarse. Hasta el episodio emitido después de la Super Bowl, con aquella bomba incrustada dentro de un paciente, conseguía evitar el salto del tiburón al centrarlo todo en las emociones de sus personajes. El mayor protagonismo de Addison Shepherd, la relación entre Burke y Cristina, Izzie (y su enamoramiento del paciente moribundo)… Las cosas se torcieron rápido después, pero aquella segunda temporada fue un buen ejemplo de cómo funciona Shondaland a pleno rendimiento, un ejemplo que se repetiría después también en la segunda temporada de Scandal.

7. ‘Veep’

Para la comedia política de HBO, su segunda temporada no fue tanto un salto de calidad como el primer peldaño del ascenso hacia los mayores elogios críticos y su dominación en su categoría de los Emmy. Veep siempre ha sufrido del peligro de que Selina Meyer y sus ayudantes se perciban como demasiado incompetentes, pero en su segunda entrega, la serie les dio un pequeño triunfo y permitió encontrar nuevos matices en su retrato. Que el presidente perdiera las elecciones legislativas, y que Selina tuviera mejores resultados en las encuestas que él, permitió a Veep crecer y no quedarse estancada.

6. ‘Los 100’

Lexa y Clarke, en el inicio de sus aventuras juntas. (Fuente: The CW)

La primera temporada de la serie juvenil postapocalíptica de The CW tardó en encontrar su camino. Sus primeros capítulos aún oscilaban entre el drama adolescente y la historia de supervivencia, pero su final auguraba cosas interesantes para la segunda entrega. Y vaya si llegaron. Los 100 empezó a darle a Clarke el protagonismo que necesitaba tomando las decisiones más imposibles imaginables e introdujo a un personaje, Lexa, que abrió unas posibilidades aún más interesantes. Fue la temporada de la consagración de la serie y, por ahora, todavía es su estándar de calidad.

5. ‘Master of none’

La búsqueda del amor, la comida, Italia, Nueva York, la aceptación de uno mismo… La segunda temporada de Master of none abandonó en parte los intentos de contar una historia con cohesión en sus episodios y apostó por momentos que acabaron conquistando a los espectadores. La revelación de Lena Waithe, por ejemplo, llegó con esta entrega que llamó la atención desde su homenaje al neorrealismo italiano de su primer episodio.

Crítica: Nuestro homenaje a ‘Master of None’, una serie cálida y audaz
Los mejores episodios de la segunda temporada (con spoilers y muchos gifs)fueradeseries.com

4. ‘Cómo conocí a vuestra madre’

Robin Sparkles y Let’s go to the mall. Probablemente, ése es uno de los mejores gags de la historia de Cómo conocí a vuestra madre, y uno de los más inspirados de las comedias estadounidenses recientes. Y llegó en la segunda temporada, en la que sitcom encontró el equilibrio perfecto entre chistes tontorrones (la competición de bofetadas), tramas románticas y los juegos a lo Perdidos con la identidad de la Madre del título. La serie tuvo después muchos detractores de su final; su segunda entrega merece todas las revisiones posibles.

3. ‘Halt and catch fire’

Fuente: AMC

Al principio, Halt and catch fire no podía sacudirse de encima las comparaciones desfavorables con Mad Men. Su principal protagonista era otro tipo torturado con grandes ideas, dedicado esta vez a los inicios de la informática de consumo en lugar de a la publicidad, y la serie se cayó del radar de los críticos. En la segunda temporada, no obstante, ocurrió algo que la convirtió en una pequeña favorita de la prensa: sus responsables les dieron más protagonismo a Donna y Cameron, las dos mujeres que habían estado, hasta entonces, sólo en la órbita de Gordon y Joe. Y el salto de calidad fue notable.

Crítica: ‘Halt and catch fire’ es más que la mejor serie que no estás viendo
El drama de AMC arranca su última temporada en España el próximo juevesfueradeseries.com

2. ‘The Leftovers’

Fuente: HBO

Lo mejor que le pudo pasar a The Leftovers fue agotar en la primera temporada el libro de Tom Perrotta en el que se basa. Aquellos episodios eran demasiado deprimentes, demasiado intensos, resultaba complicado encontrar una razón para seguir viéndolos. La segunda entrega, sin embargo, se liberó de la fidelidad a unas páginas ya publicadas, se mudó a otro escenario dejó entrar algo de luz en la historia, y el resultado fue una entrega imprescindible que se permitió hasta pequeños interludios fantásticos (e incluso humorísticos) con los problemas de Kevin.

1. ‘Parks and recreation’

Para la redacción de Fuera de Series, la mejor segunda temporada, la más perfecta, la que representó un paso adelante más significativo para su serie fue la de Parks and recreation. Pasó de ser una comedia fallida, que no podía quitarse de encima la sombra de haber nacido inicialmente como una especie de spin-off de The Office, a una combinación ganadora de humor y sentimientos. El optimismo inagotable de Leslie Knope todo lo puede al final.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir