Quantcast
FDS opina: las mejores escenas de ‘The Walking Dead’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

FDS opina: las mejores escenas de ‘The Walking Dead’

La redacción elige sus momentos favoritos de la serie

La semana que hemos dedicado a los zombies por el final de la séptima temporada de The Walking Dead llega a su fin, y lo hace con un repaso a algunas de las escenas más recordadas de la serie. Desde su primer episodio hasta el enfrentamiento final contra Negan, la redacción de Fuera de Series eliga sus momentos favoritos de toda la serie.

¿Está el tuyo entre ellos? ¿Cuál sería tu escena preferida de The Walking Dead?

Crítica: ‘The Walking dead’ 7×16 — Alfa y Omega
En ‘The Firs Day of the Rest of Your Life’ se cierra el círculo que se abrió en el primer episodio de la temporadafueradeseries.com

C.J.: el Caballo. El Pobre Caballo

El piloto de The Walking Dead tiene cuatro momentos que me gustaron muchísimo. Está el despertar de Rick en el hospital, el de la chica de la bicicleta que comenta Valentina un poco más abajo, toda la trama de Morgan y su mujer y mi preferida, el final del episodio. Toda la esperanza de Rick de volver a tener una vida normal desaparece cuando le rodean los zombis y devoran a su caballo. Es un gran final para un gran piloto.

Valen: la ‘Bycicle Girl’

Supongo que es un poco tramposo participar en una selección de mejores momentos de la serie, porque no llegué al final de la primera temporada, pero aún recuerdo esta escena del primer episodio.

Me impactó el contraste entre esa evocadora pieza musical, el sol radiante sobre el césped y ese zombi sin piernas arrastrándose, suplicando clemencia. No da asco, no da miedo, no desespera su lentitud; simplemente, inspira compasión, y podemos ver el ser humano que una vez fue. Buscando el vídeo, encontré que en octubre de 2011 se publicó Torn Apart, una webserie con el origen del personaje: Hannah. Supongo que todos los fans ya lo habéis visto pero, por si acaso quedara alguno sin hacerlo, la comparto como curiosidad.

Maria Santonja: el granero de Hershel

Sé que para muchos seguidores de la serie la segunda temporada es la peor, y me consta que algunos espectadores abandonaron la serie en esta temporada porque decían que era “lenta, “tediosa” y que “no pasaba nada”. Aún sin ser mi favorita, disfruté de la vida en la granja de Hershel y los conflictos que se nos presentaron. Y, sin lugar a dudas, creo que el final de media temporada es de los mejores que hemos tenido y, para mí, una de las escenas más impactantes de la serie.

Sophia desapareció y todos los personajes pasaron prácticamente toda la temporada buscándola. No podían imaginar que la pequeña estaba ya muerta y convertida en zombie, y se encontraba en el granero de Hersel, donde guardaban a los zombies que encontraban, pues todavía los consideraban personas. Otis fue quién encontró a Sophia zombificada y la puso a buen recaudo con el resto de familiares en el granero, pero claro, Shane mató a este personaje y el suceso nunca se supo. Cuando el grupo de Rick se propone acabar con el gran peligro que supone tener a un grupo de zombies encerrados en la granja, se descubre que Sophia estaba allí. Había estado allí todo este tiempo.

‘The Walking Dead’: los 12 mejores momentos de la temporada
Repasamos las mejores escenas y diálogos de la séptima entregafueradeseries.com

Los gritos de Carol, Daryl sosteniéndola, y Rick ejerciendo su papel de líder responsable, disparando a Sophia. Creo que es uno de los mejores giros de guión que ha tenido la serie y una de las escenas que se me quedarán grabadas en la retina para siempre. Pelos como escarpias.

Francis Arrabal: Carol es Rambo

(Fuente: AMC)

The Walking Dead es esa serie que he ido amando y odiando a partes iguales, dependiendo del transcurso de su temporada, o su temporada entera, directamente. La quinta fue una de las que ha tenido el recorrido más regular y brillante (junto a la cuarta y la sexta), y en gran parte se debió a que pudimos ver y disfrutar la materialización de la más interesante evolución de un personaje dentro de la serie, el de Carol.

Durante cuatro temporadas, su personaje (que los guionistas estuvieron a punto de eliminar) se fue desarrollando, hasta llegar al punto culmen del primer episodio de la quinta temporada, No hay santuario, en el que esta esposa y madre apocada de la primera temporada, que se encontraba totalmente subyugada, se convirtió en John Rambo. La escena completa, desde que se embadurna de caminantes putrefactos y, rifle en ristre, acomete la liberación de Rick y la pandilla, cuando están a punto de ser sacrificados para el consumo de su carne por parte de los “termitas”, hasta que se funde en un abrazo fraternal de reencuentro con Daryl, ha sido uno de los mayores momentos, más espectaculares y sentimentales de la serie.

Marina: la muerte de Lori

Lori era uno de los personajes más odiados por los fans de The Walking Dead. Era un poco frustrante, pero también resultaba curioso que, en el triángulo entre Rick, Lori y Shane, los fans vapulearan a Lori y, sin embargo, idolatraran al que estaba maniobrando para socavar la posición de Rick como líder del grupo, Shane. Éste acabó mordiendo el polvo al final de la segunda temporada, y Lori no duraría mucho más del arranque de la tercera.

Realmente, su embarazo no era una buena señal para ella, y cuando llegan a la prisión, y Lori empieza a recordar que, antes de que llegara la medicina moderna, muchas mujeres morían al dar a luz, ya queda claro que su supervivencia tenía los días contados. Sin embargo, la escena en la que Maggie y Carl tienen que practicarle una cesárea para que nazca Little Ass Kicker (el mote que Daryl le pone a Judith), con Lori plenamente consciente de que va a morir, es una de las que logra un mayor impacto emocional en toda la serie. Sobre todo porque es Carl quien tiene que matar a su madre para que no sea una zombie más.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir