Fuera de Series Fuera de Series

FDS opina: nuestros momentos favoritos de ‘Juego de tronos’

La redacción se despide de la serie de HBO recordando las escenas que más gustaron

AD

(Fuente: Helen Sloan/HBO)

El final de Juego de tronos marca también un punto de inflexión en la manera en la que los espectadores hemos visto y comentado series hasta ahora. Se ha comentado que es el último gran éxito de la emisión tradicional de ficción, semana a semana, de los visionados comunales al mismo tiempo que favorecen que, al día siguiente, todos podamos hablar sobre lo que vimos anoche.

Independientemente de nuestras opiniones sobre el final de la serie, en Fuera de Series hemos querido despedirnos de Juego de tronos recordando algunos de nuestros momentos favoritos a lo largo de sus ocho temporadas. Pueden ser batallas, conversaciones, imágenes que luego acabaron convertidas en meme… ¿Cuáles han sido los vuestros?

Marina Such

Los instantes que siempre me vienen a la cabeza cuando hablamos de nuestras escenas favoritas de Juego de tronos están relacionados con aquella toma de Astapor de Daenerys en la tercera temporada. Sí, fue el principio del camino que terminaría adoptando al final, pero el engaño al amo esclavista para hacerse con sus Inmaculados mereció mucho la pena.

También recuerdo a Tyrion intentando hacer reír a Missandei y Gusano Gris en Meereen, las conversaciones de Sansa con Lady Olenna y Margaery, el periplo de Brienne llevando prisionero a Jaime y, por supuesto, Arya poniendo en práctica lo que aprendió de los Hombres sin Rostro en la batalla de Invernalia. Y ese maravilloso guiño a Monty Python cuando Daario y Daenerys llegan a las puertas de Meereen. Traducir al alto valyrio “tu madre es una mofeta” tiene su mérito.

Álvaro Onieva

Me resulta muy complicado, con el final todavía en la mente, pensar en los mejores momentos de Juego de tronos, aunque uno inevitablemente surge sobre el resto. Es la escena en la que Sansa asesina a Ramsay Bolton, culminando una venganza muy esperada, así como su arco de transformación que la llevó de ser una niña ingenua a una mujer adulta muy fuerte.

(Fuente: HBO)

Lo interesante de aquella escena es que Sansa acaba con Ramsay sin mancharse las manos de sangre. Nunca ha empuñado un cuchillo ni ha golpeado a nadie. Porque, a diferencia de otras mujeres de la serie, Sansa no necesitaba hacer suyos atributos tradicionalmente masculinos para ser fuerte. Ella era la fortaleza esencialmente femenina, pero eso no significa que no pudiese matar o que no fuese ella la responsable de la muerte de Ramsay: que nadie os engañe, solo gracias a Sansa Invernalia volvió a tener el emblema de la casa Stark.

Más allá de eso, me quedo con las conversaciones de Cersei (con cualquiera, con todas, pero especialmente con las de las últimas temporadas en las que dejaba claro que había aprendido de todos para ser la más astuta reina que jamás ha existido) y con highlights de Daenerys. Porque aunque la serie haya defenestrado a la Khaleesi en su girito final, a ella corresponden todos los momentos de mayor epicidad. #DaenerysDeservedBetter

Valentina Morillo

Episodio ‘Danza de dragones’. (Fuente: HBO España)

Uno de mis momentos preferidos de la serie está en la quinta temporada, cuando Drogon aparece en el reñidero de Meereen. El instante en el que Daenerys y Missandei se cogen de la mano esperando la muerte se me quedó grabado a fuego, porque adoro la relación entre ellas, pero a partir de ahí tenemos una de las escenas más épicas y emocionantes de toda la serie, con Daenerys volando por primera vez en su dragón. Así la recordaré siempre.

Y hablando de cómo recordaré a los personajes, ya que el final que le dieron a Cersei en la serie no estuvo a la altura de su personaje, de ella me quedo con su momento más alto, la quema de la Septo de Baelor con fuego valyrio, una de las mejores escenas de Juego de tronos en todos los sentidos, que también nos dejó una de las muertes más dignas, la de Margaery; no le sirve de consuelo, pero murió como la más inteligente de Poniente.

Habría incluido, por supuesto, la escena de Sansa con Ramsay, pero ya que lo ha hecho tan bien Álvaro Onieva, me quedo con su último momento en la serie al grito de Queen in The North y en nuestras vidas.

Maria Santonja

Juego de tronos nos ha dejado un sinfín de escenas míticas y frases para enmarcar, de modo que, aunque aquí cite algunas, podrían ser otras tantas. Sin embargo,m resulta curioso que la mayoría de momentos que me vienen a la mente son escenas de Daenerys llenas de épica: empezando por su salida indemne de las llamas de la pira de Khal Drogo con sus tres dragones recién nacidos, que nos recordó que estábamos viendo una serie de fantasía; siguiendo por la primera vez que cabalga a Drogon en las arenas de Meereen, la escena final de la sexta temporada con todo su ejercito zarpando por fin a Poniente con Drogon sobrevolando la flota de barcos, y en contraposición, el arranque de la séptima con Daenerys pisando por primera vez el nuevo continente y acariciando con los dedos la arena de la playa de Rocadragón.

Pero también me resultan impagables cada uno de los planos de la Batalla de los Bastardos, y por supuesto el arranque del episodio de Vientos de Invierno con la explosión del Septo de Baelor, con la melodía de La luz de los Siete compuesta por el genio Ramin Djawadi.

Además, podría quedarme con casi cualquier escena en la que aparezca Olenna Tyrell repartiendo zascas a diestro y siniestro.

Francis Arrabal

Jaime y Tyrion en el episodio ‘La Montaña y la Víbora’. (Fuente HBO España)

La escena de Juego de tronos que ha resonado constantemente en mi cabeza desde que la vi es la de Jaime y Tyrion en el octavo episodio de la cuarta temporada. Esa en la que después de perder la Víbora el juicio por combate contra la Montaña, Tyrion era trasladado a una celda aguardando sus horas finales hasta la ejecución por regicidio. En esas horas previas, en la que Jaime decide visitar a su hermano para despedirse de él y finalmente liberarlo, salvándole la vida, Tyrion le cuenta una historia, la del primo Orson. Ese que se pasaba horas y horas aplastando cucarachas en el jardín. Unos hechos que Tyrion reflexionó durante toda su vida, incluso buscó respuestas en la biblioteca y nunca las encontró. Justo antes de morir, a Tyrion le vuelven estos hechos a la mente y se plantea de nuevo el porqué de todo aquello.

La conclusión a la que llega finalmente es bastante sencilla: lo hizo simplemente por que podía. Es el resumen de todo lo que le había pasado a Tyrion hasta ese momento, mártir de otros más poderosos que él. El gran punto de inflexión del personaje. Y la gran metáfora de todo lo que acontece en Juego de tronos (y en la vida real). Al primo Orson, por cierto, simplemente lo mató una mula de una coz un día cualquiera. Porque podía.

Más allá, nunca olvidaré la decapitación de Ned, la salida de la pira de Daenerys y el nacimiento de los dragones, la Boda Roja con Las lluvias de Castamere sonando de fondo, a Sansa bajando por la escalera de Nido de Águilas cual fénix renacido de sus cenizas o a Cersei contemplando por la ventana cómo explota el Septo de Baelor.

Maritxu Olazabal

La Boda Roja, sin duda, fue uno de esos momentos que me dejó los ojos bien abiertos y muy mal cuerpo. Los que hayan leído los libros entenderán mi sorpresa. Pero es de esas escenas que te deja muy claro que Juego de tronos no ha venido a contentar a nadie (tengo mis dudas de que se haya mantenido así hasta el final, pero ese es otro tema). Además da pie a otro corte maravilloso de Arya, en donde te hace debatirte entre la risa maléfica y sentirte con algo de cargo de conciencia. Las escenas que incomodan al espectador son un clásico en esta serie, y no podrían gustarme más.

Y, por otro lado, los momentos previos al juicio por combate de Tyrion en el Nido de las Águilas. Ahora, todo aquello nos queda muy lejano, pero hubo un tiempo en que Tyrion no era un tipo honorable y tenía mucha inteligencia por demostrar. Ese fue el día en que me encandiló. El tío sabe hablar y sería capaz de vender arena en el desierto. No podría gustarme más.

Podcast: Recap — ‘Juego de tronos’ 8×06 — ‘El trono de hierro’
Francis Arrabal, Álvaro Onieva y Maria Santonja comentan el final de la serie y lo que supone todo lo sucedidofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir