Fuera de Series Fuera de Series

Columnas | Cuatro trazos mal contados

¡Feliz (y materialista) Navidad con Charlie Brown en Apple TV+!

El primer especial televisivo de ‘Peanuts’ presume de una distancia crítica que ya quisieran muchas series actuales

Peanuts ha sido de todo. Una tira cómica, por supuesto –seguramente la más importante del siglo XX, publicada en hasta 2600 periódicos distintos–, pero también el tema de cinco películas, cuatro series y un verdadero porrón de especiales televisivos. Quizá aquí suenen más los nombres de sus dos protagonistas, Charlie Brown y el perro Snoopy. Pues bien, he aquí un regalo acorde a las fechas: las anécdotas costumbristas de este niño atribulado y medio calvo de la Norteamérica de los años 50 y su canino escudero tienen un hogar en Apple TV+.

El servicio bajo demanda del gigante tecnológico se ha aliado recientemente con el estudio de animación Wild Brain y las casas oficiales Peanuts Worlwide y Lee Mendelson Film Production con la intención de convertirse en la plataforma de referencia en lo que respecta a la obra de Charles M. Schulz, creador de la historieta. Apple TV+ ofrece en España la cinta reciente Carlitos y Snoopy: La película de Peanuts; la serie Snoopy en el espacio, de la que ya se espera una segunda temporada; el documental Snoopy en el espacio: los secretos del Apolo 10 y la historia animada La navidad de Carlitos, de 1965, el primer especial televisivo que se hizo del chaval y su perro.

Todo el encanto de la tropa de Peanuts está encerrado en esos 29 minutos de bellísimas postales navideñas en formato 4:3. De la mano de una polivalente banda sonora de jazz, el especial profundiza en el característico pesimismo del chico, un neurótico de campeonato que, en esta ocasión, se machaca porque no es capaz de disfrutar de la Navidad. Entiende lo que tiene de bueno, pero no consigue que le ilusione. Su amigo Linus, otro de los críos del suburbio espacioso y nevado en el que viven, no tiene piedad con él: “De todos los Charlie Brown que hay en el mundo, tú eres el más marrón*”.

En A Charlie Brown Christmas –ese es el título original–, este Woody Allen en miniatura la toma con el materialismo con el que viven la Navidad todos sus conciudadanos, incluido su perro. De hecho, los niños del pueblo están obsesionados con el dinero, más con acumularlo que con gastarlo, avaricia acorde a los tiempos y a la que la pieza pone un inteligente pero velado contrapunto con el personaje de Pig-Pen, un infante tan sucio que, al andar, arrastra una nube de polvo y bichos con él.

Los Simpson parodió este especial navideño en su temporada 20 mezclándolo con otro de Halloween, el segundo en estrenarse, titulado It’s the Great Pumpkin, Charlie Brown. Para aquellos a quienes nos pilla más de cerca la familia de piel limonada que el chucho Snoopy es todavía más interesante acercarse a esta pieza de coleccionismo televisivo que, aunque se resuelve con una arenga religiosa descarada y dirigida a unir a la tierra de los libres en días señalados, puede presumir de una distancia crítica que ya quisieran para sí muchas comedias animadas actuales.

Feliz Navidad, lectores. No seáis marrones.

*En el original, “Of all the Charlie Browns in the world, you’re the Charlie Browniest”.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir