Fuera de Series Fuera de Series

Harry Lloyd: “Cuando leí ‘Counterpart’, me pareció completamente original”

El actor nos cuenta algunos detalles sobre la segunda temporada de la serie

Harry Lloyd, como Quayle en la primera temporada de ‘Counterpart’. (Fuente: HBO España)

Universos paralelos, espías que trabajan como en los tiempos de la Guerra Fría y un Berlín que no puede ser mejor escenario para una historia de agentes dobles y suspicacias a ambos lados de un muro. Estos mimbres hicieron que Counterpart se convirtiera en una de las series más seguidas de la pasada temporada, y no sólo porque J.K. Simmons deslumbra interpretando dos versiones muy diferentes de su personaje.

A su alrededor se mueve una pléyade de personajes que intenta adaptarse como puede a las falsas lealtades, las trampas y los cambios que se van sucediendo durante sus primeros diez capítulos. Uno de los que más ve sacudido su mundo es Quayle, cargo intermedio de la agencia donde trabaja Howard Silk, encargada de velar por las relaciones con el otro lado. Quayle acaba metido en medio de una peligrosa trama de espías infiltrados que no hace más que complicarse con el inicio de la segunda temporada, de la que HBO España tiene episodios nuevos semanalmente, y que es la excusa para que hablemos por teléfono con Harry Lloyd, su intérprete.

A Lloyd, muchos espectadores lo conocen por haber sido Viserys Targaryen, el cruel hermano mayor de Daenerys, en Juego de Tronos, pero la serie que lo hizo famoso en el Reino Unido fue Robin Hood, una relectura de BBC de la leyenda del arquero de Nottingham en la que él interpretaba a Will Scarlett, uno de los aliados más leales de Robin. De ahí, lo veríamos en La teoría del todo, en un episodio de Doctor Who o en Wolf Hall hasta llegar a Counterpart, que es el centro de nuestra conversación.

La segunda temporada de ‘Counterpart’ apunta a ser más tensa, y más intensa, que la primera. ¿Cómo la describirías?

Diría que la segunda temporada es más grande, conocemos a más personajes, sabemos más sobre los secretos de los personajes que ya conocemos y los personajes tienen que aceptar que están en una guerra, que los dos lados no pueden reconciliarse y que tienen que elegir un bando. Al principio de la segunda temporada, Quayle aún está intentando tenerlo todo y es imposible, no puede seguir así mucho más antes de que lo pillen.

Está en una posición muy complicada, ¿pero crees que está a la altura del reto que se le va a presentar?

Realmente, no. No tiene las herramientas para enfrentarse a esto. Aprenderemos mucho sobre él en la segunda temporada y nos daremos cuenta de que es como un niño; nunca tuvo que pelear por nada, no tuvo que tomar decisiones difíciles, siempre lo ha tenido muy fácil. Y ahora, cualquier paso que da, da igual lo que haga, es un paso en la dirección equivocada. Creo que lo único con lo que puede reconciliarse es con su hija, y por ella intenta mantener intacto este juego aunque sepa que es imposible.

Quayle y Aldrich, en la primera temporada. (Fuente: Starz)

Y la relación con Claire/Shadow, su esposa, es muy complicada también. ¿Pueden encontrar un punto medio en el que sean capaces de trabajar juntos?

En cierta manera, están más alejados que nunca por culpa de las cosas que se revelaron en la primera temporada, pero por primera vez están siendo honestos. Es un buen comienzo para un nuevo tipo de relación que pueda tener emoción, amor y respeto reales. El problema es que aún no están siendo completamente honestos, sobre todo Claire en lo relacionado con su misión. No se lo va a contar todo a Peter porque, de alguna manera, quiere protegerlo, y él no puede confiar todavía plenamente en ella. Hasta que eso no se resuelva, no puede haber ninguna relación real y, por el momento, es una alianza infeliz sólo por el bien de la niña.

Ahora que comentas que Peter no puede fiarse aún de Claire, ¿crees que la confianza es uno de los grandes temas de la serie?

No lo he comentado demasiado pero creo que puedes tener razón, que va mucho sobre la confianza. De todos los personajes en los que puedo pensar, fíjate en Emily, que se despierta del coma y le es tan difícil confiar en su propia memoria y en su instinto, y confiar en la gente a su alrededor. Lo interesante de esta serie, sobre todo con su marido, es que ella tiene razón en no fiarse de él porque ese hombre no es su marido. Es una mentira que causa muchos problemas. Y con Quayle, él tiene que confiar en Claire porque sus mentiras no tienen final y, en cualquier momento, puede ejecutarlo o hacer todo tipo de cosas. Y aun así, no se fía de ella en absoluto y está obligado a trabajar con ella. Así que sí, la confianza es un lujo que muchos de los personajes no se pueden permitir.

“La segunda temporada de ‘Counterpart’ es más intensa porque da la sensación de que, en cualquier segundo, todo puede desmoronarse”

Al principio de la temporada conocemos a un nuevo personaje, la agente Naya Temple, que llega a la oficina para buscar infiltrados del otro lado y crea una atmósfera de miedo y paranoia entre todos. ¿Hasta qué punto va a ser importante de aquí al final?

Es una parte muy importante. El personaje de Betty (Gabriel), Temple, es esta nueva complicación que eleva aún más lo que está en juego porque Quayle ha sido ascendido por la Dirección a cazador número uno de espías, y tiene la misión especial en la oficina de no dedicarse a nada más que no sea eso. Así que está bajo una enorme presión por conseguir resultados, incluso aunque toda su vida esté interfiriendo en la investigación. En el primer episodio lo ves montando el espectáculo de buscar a Lambert y, al mismo tiempo, le cuenta a su mujer dónde van a ir a buscarlo. Está haciendo tiempo, aunque no se sabe para qué, si es una solución o, simplemente, está huyendo.

Claire, la esposa de Quayle, y agente doble al mismo tiempo. (Fuente: Starz)

Da la sensación de que Quayle sólo corre hacia adelante y nada más.

Sin entender cómo puede mejorar todo esto. Está en un lugar muy oscuro.

¿Cómo evoluciona su relación con Howard Silk? ¿Puede empeorar más de cómo lo está ahora?

Por desgracia, tanto en la vida como en la serie, todo puede empeorar. Su relación con Howard es, de nuevo, un matrimonio infeliz. Son dos personas que forman una alianza por necesidad pero que no tienen gran cosa en común y a los que no les gusta trabajar juntos, pero que deben hacerlo por su propia supervivencia. Creo que hay unas cuantas alianzas necesarias e infelices como ésa en la serie, gente obligada a colaborar sólo para salir adelante, y por eso toda la temporada parece ser muy frágil y que puede colapsar en cualquier momento. Por eso es más intensa, porque da la sensación de que, en cualquier segundo, todo puede desmoronarse.

La primera temporada fue un poco una revelación, no esperábamos que ‘Counterpart’ fuera a ser de esa manera. ¿Fue una sorpresa para ti también o tenías claro cómo iba a ser cuando leíste los guiones?

No, no lo tenía, me pareció que era completamente original. Para serte sincero, cuando leí el piloto, me pareció tan detallado y tan pulido, que pensé que era una adaptación de un libro famoso. Estaba tan atado a la tierra, y era tan seguro de sí mismo y tan claro, que nunca pensé que pudiera salir algo tan filosófico, tan de ciencia ficción basado en esta premisa fantástica con un elemento muy serio de espionaje de la Guerra Fría. Desde el primer momento, pensé que estos dos géneros se complementaban y que esto no podía ser suerte, alguien tenía que haber trabajado durante años. Podía ver la calidad enseguida.

Dejando de lado a Quayle, ¿hay algún personaje en la serie que sea tu favorito o que te hubiera gustado interpretar?

Me gustan mucho algunos de los personajes más pequeños, como el carnicero, personajes que te cuentan tanto sobre cómo se han relacionado esos dos mundos en los últimos treinta años, qué tipo de mercado negro ha estado operativo y el nivel de detalle que aportan. Encuentro muy interesantes a esos personajes. Y me habría gustado ser alguien como Aldrich, me encantaba la manera en la que trabajaba, sin inmutarse y sin variar de expresión, y era el hombre que entendía mejor que nadie aquella vida y su caos. Me gustaba mucho ese personaje.

¿Te gustaría conocer a la contraparte de tu personaje en el otro universo?

Me encantaría. Por supuesto, no podemos contar mucho sobre si puede ocurrir, pero en la primera temporada se nos dijo a todos quiénes eran nuestras contrapartes, un poco sobre ellas y si, o cuándo, la audiencia iba a conocerlas. Así que sé un poco sobre ese otro Quayle, pero no puedo decirte nada sobre él.

¿Era muy diferente del hombre que imaginabas?

Sí. Durante la primera temporada, recuerdo decirle a Justin (Marks) “oye, he tenido esta idea, si llegamos a conocer a la contraparte de Quayle, ¿no sería divertido que fuera así?” Y Justin me dijo que, si fuéramos a verlo, lo harían de otra manera, y era tan original, y mucho mejor que mi idea, que está bien que Justin esté al frente de este mundo.

La segunda temporada de ‘Counterpart’ está disponible todos los lunes en HBO España.

Los espías de ‘Counterpart’ tienen el corazón roto
Hacemos balance de la serie de HBO España en la mitad de su temporadafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir