Fuera de Series Fuera de Series

Javier Olivares: “La temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’ va a ser más grande”

El co-creador de la serie de TVE nos cuenta las claves de los nuevos episodios

Javier Olivares (en el centro), junto a Anaïs Schaaf y otros guionistas de la serie (Fuente TVE)

La tercera temporada de El Ministerio del Tiempo está al caer en La 1, aunque TVE sólo afirme que se estrenará “antes del verano”. Las actividades promocionales, sin embargo, continúan a pleno rendimiento. Después del preestreno en el Liceu de Barcelona, la entrega ha tenido también su primera rueda de prensa de presentación oficial, en la que se confirmó su emisión en dos bloques (uno antes del verano y otro en otoño) y se adelantaron algunas claves de los nuevos episodios.

Habrá nuevo episodio de realidad virtual, Salva el tiempo, y nuevas entregas del vlog de Angustias, la secretaria de Salvador Martí, y también habrá, como se apuntó en la rueda de prensa, más aventura, con una trama horizontal que se irá desvelando poco a poco, y una escala más grande y épica.

De eso hablamos con Javier Olivares, co-creador de la serie junto con su hermano Pablo, al terminar el pase del primer episodio de esa tercera temporada, Con el tiempo en los talones. Nos adelantó algunas pistas de por dónde se moverá la tercera temporada de El Ministerio del Tiempo, cómo está la preparada la serie para que entren y salgan personajes y, también, cómo la ficción española siempre parece estar atravesando una situación de cambio.

FDS: Has comentado en varias ocasiones que esta tercera temporada de El Ministerio del Tiempo va a ser más grande. ¿A qué te refieres con eso? ¿Va a ser más grande en el aspecto de la producción, como en usar más exteriores, o en algo más?

Javier Olivares: Bueno, en exteriores nos hemos vuelto locos siempre con esta serie. Es más grande, creo, porque se notan los viajes, se nota cierta ambición internacional que nos pidió Netflix, pero luego siempre hay que ajustar. Si puedo ponerme un poco pedante, Fernand Léger, que era un pintor francés muy conocido, era tan loco por la modernidad y la tecnología que en el Primera Guerra Mundial, cuando había una batalla, él estaba dibujando los cañones (…). Y al final de su vida dijo, “mucha modernidad, pero la vaca de la cual nuestros hijos, nuestros nietos y toda la humanidad seguirá bebiendo leche nunca correrá a más de 10 km/h”.

Al final hay capítulos como el de Lorca, o el de Felipe II, que para mí son cruciales en la historia de la serie que son muy comedidos (de presupuesto), pero que son, sin embargo, muy importantes. Tenemos que ajustar, a nosotros siempre nos pasa lo mismo; nos pasamos tanto en los primeros que, al final, en los últimos tenemos que echar mano del ingenio.

‘El Ministerio del Tiempo’ arranca con un capítulo entretenido y tenso
Los ministéricos pudieron ver ayer noche el arranque de la próxima temporada en el Liceu de Barcelonafueradeseries.com

FDS: De todos modos, el capítulo de Felipe II es muy ambicioso temáticamente.

Javier Olivares: Sí, me encantaría que se hubiera analizado más en prensa especializada porque creo que lo que se estaba hablando allí de política y del concepto de la grandeur, del pasado, no se ha hecho jamás en este país en un capítulo (de televisión). Sí, hay que ser grande por un lado o por otro.

FDS: En esta tercera temporada va a haber una trama horizontal, que empieza a verse en el primer episodio, y con la que puede verse una conexión justo con ese episodio de Felipe II. ¿Buscábais esa relación?

Javier Olivares: Lo podríamos haber relacionado, estuve tentado de hacerlo, pero para que la gente no estuviera anclada (en el pasado), he preferido lanzarlo aquí de una manera soterrada. Ahora desaparecerá unos capítulos, luego aparecerá… Lo que planteo, y lo puedo contar perfectamente, es que estuve indagando en la historia de las sociedades secretas españolas, sobre todo las del siglo XIX. Es un mundo apasionante. Busqué dos, una que representara la vieja España, la de los viejos fueros, la absolutista, la de restaurar la Inquisición, y me encontré una sociedad que se llamaba El Ángel Exterminador. Y busqué otra en el signo ideológico distinto y encontré otra que era radical, libertaria, y que se llamaba Los hijos de Padilla, o Nuevos Comuneros.

Lo que queremos contar a lo largo de esta temporada, como trama horizontal, es que muchos de los casos que tiene que resolver el Ministerio vienen generados no por mercaderes de arte, a veces sí por la puta mariposa, que diría Jaime Blanch, sino por esa eterna lucha a garrotazos que hay en España entre ideologías distintas en vez de escucharse.

FDS: A veces, da la sensación de que estáis preparando que el Ministerio sea quizás no el gran villano, pero sí que exploráis el lado oscuro del Ministerio.

Javier Olivares: Desde la primera temporada. Si te pasara los documentos básicos con los que Pablo (Olivares) nos iba dando pautas, es eso, el lado oscuro del Ministerio.

FDS: Con la rebelión de Leiva ya quedaba muy claro…

Javier Olivares: Y también en cómo Salvador Martí castiga a Lola Mendieta por algo que no hizo para guardar el establishment. De hecho, Salvador está buscando el karma desde entonces.

Fotograma del primer episodio de la tercera temporada de ‘El Ministerio del Tiempo’ (Fuente: Tamara Arranz/TVE)

FDS: ¿Puede ser que Salvador se encamine hacia una crisis importante?

Javier Olivares: Salvador está intentando equilibrar todo lo negativo que ha hecho, intentando tener empatía y, a veces, no le basta. Desde el final de la primera temporada, cómo negocia con Julián, cómo le deja irse, cómo mantiene secretos para mantener a todo el mundo lo más feliz posible porque no quiere seguir haciendo daño, pero al final es inevitable.

FDS: Siempre habéis comentado que las patrullas en El Ministerio del Tiempo pueden cambiar, que es una serie cuyos personajes pueden renovarse, ¿pero también están sujetos los jefes a esos cambios?

Javier Olivares: Para mí, de los indispensables de esta serie, el número uno es Jaime Blanch y luego, por igual, el equipo base del Ministerio, que son Cayetana (Guillén Cuervo), Juan (Gea) y Cesca (Piñón). Todo lo demás es completamente variable, pero ellos, el entorno interno del Ministerio, son totalmente irreemplazables, salvo situaciones en las que tengas que hacerlo o una trama que generara un relevo generacional. De hecho, ya se han intentado relevos generacionales por ambición de poder con el personaje que interpretaba Mar Saura. En esta tercera temporada va a haber un nuevo delegado del Gobierno muy peculiar, y siempre vamos a estar hablando de lo difícil que es jugar con el poder.

FDS: ¿Y también de la tentación del poder, y de lo que puede corromper?

Javier Olivares: Y lo apetitoso que es el Ministerio del Tiempo para tener poder omnímodo yendo a x tiempos y alterando la historia.

Preestreno de la temporada en el Liceu de Barcelona (Fuente: TVE)

FDS: ¿Te sigue sorprendiendo hasta dónde llega el fandom de la serie, lo intenso que es su nivel de seguimiento?

Javier Olivares: Me sigue sorprendiendo cada día. Además, como he tenido que hacer una lucha de visibilidad de guionista que no es una cuestión de ego, sino de supervivencia, de poder tener una voz con la que responder ante una industria que nos machaca, generalmente, a los creadores, se ha generado una visibilidad que, a diario, me llevo sorpresas increíbles.

Hay un hecho que no es que me alegre demasiado, pero lo acabas de comprobar, que es que están todos los actores y las preguntas van (al guionista). Eso ya es una sorpresa, porque a la gente le preocupa más lo que estamos contando que el glamour. Yo creo que esta serie os ha permitido, no sólo al público, sino a vosotros como profesionales de la información audiovisual poder escribir de otra manera, y preguntar de otra manera.

Creo que ése es el gran triunfo de esta serie; primero, demostrar, pese a que cada martes, después del día de emisión, (los titulares son) “nuevo fracaso del Ministerio”, que el nuevo fracaso tiene una audiencia social en la que es número uno y que es un fenómeno social que, a día de hoy, no puede mostrar ninguna otra serie (en España), y probablemente desde hace muchos años. Hemos pasado a formar parte del lenguaje popular.

Pau Freixas: “Quería hacer una serie de especular con el espectador”
El creador de ‘Sé quién eres’ nos cuenta sus impresiones ante el final de la seriefueradeseries.com

FDS: ¿Crees que hay un cambio real en las series que se hacen en España? Porque parece que es algo que va más por oleadas.

Javier Olivares: Yo soy creador, y mientras sea creador no voy a ser crítico, aunque he sido crítico de arte y en Bloguionistas hacía muchos análisis de series. Creo que si analizáramos la historia de la ficción española nos encontraríamos una primera etapa, que para mí es la edad de oro, que es la de la Televisión Española de Ana Diosdado, Jaime de Armiñán, Chicho (Ibáñez Serrador), con capítulos de 50 minutos y con showrunners, sin que se llamaran así.

FDS: Un poco más a la inglesa, ¿no?

Javier Olivares: Exactamente. El segundo bloque tiene a Globomedia en la cabeza visible, donde se crea una industria y se pierde autoría. El tercer bloque es la llegada de la periferia, con dos productoras que cambian el sentido de todo, que son Diagonal y Bambú. Y el cuarto bloque es el que estamos viviendo ahora, en el cual hay creadores que van creando sus propias productoras. Veremos dónde llegamos, pero creo que, viendo el trabajo que están intentando hacer Aitor Gabilondo, Pau Freixas, más otros que han sido showrunners sin ponerse la escarapela, pero que lo son de una manera brillante, como Alberto Caballero o Ramón Campos en otro segmento de ficción, que no vale ni más ni menos que la nuestra, sí hay cambio. Creo que se está empezando a dar ese cambio.

Ahora llegan las plataformas, que serán las que planteen cómo va ese cambio. Ahora, te digo una cosa, lo van a tener difícil, y estoy hablando de plataformas de fuera, porque fíjate cómo TVE reaccionó con nosotros, Antena 3 ha reaccionado con Vis a vis y con La casa de papel, Telecinco ha reaccionado con Sé quién eres. Creo que las cadenas privadas y públicas, las generalistas, han dado una lección previa de “venga, y ahora competimos”.

‘La casa de papel’ arranca con brío el mayor atraco de la historia
Los creadores de ‘Vis a vis’ vuelven a la carga en Antena 3fueradeseries.com

Y sí hay un cambio en ese sentido. TVE tiene su ritmo y tiene sus problemas, económicos y demás, pero Antena 3 y Telecinco han demostrado de repente, por inercia, lanzar series que, insisto, conceptualmente son distintas, como Pulsaciones, como La casa de papel, como Vis a vis, como Sé quién eres, y eso indica que tienen un equipo muy preparado y muy atento a lo que está cambiando para ponerse al nivel.

FDS: ¿Crees que se puede sostener dicho cambio, o volveremos a que vaya todo a trompicones?

Javier Olivares: Creo que es inevitable el cambio, poco a poco. Lo que pasa es que ninguno de los emisores, de las cadenas, puede hacer algo que tiene que hacer una política cultural o industrial de este país. Muchas veces pedimos a las cadenas cosas, pero creo que el Gobierno tendría que plantear muchas cosas de la televisión pública, de incentivos fiscales. Hay una cosa muy clara, la ficción televisiva funciona más, y llega a más gente y es un éxito industrial mucho mayor que el cine español.

Imagen de ‘1992’, serie italiana sobre el escándalo de corrupción que sacudió el país a principios de los 90.

Entonces, yo creo que está llegando la hora de empezar a producir en otros presupuestos. No estoy hablando de producir como The Crown o Juego de tronos, que con un capítulo, nosotros pagamos la temporada entera, pero la televisión danesa, la inglesa, Gomorra, 1992… Son series que tienen un coste de 800.000, 900.000, un millón o 1.200.000 euros por capítulos de 45 minutos. No es normal que, quitando los belgas, que están haciendo milagros con cosas pequeñitas, que ya les llegará el paso siguiente, no es normal que toda la ficción europea esté avanzando en una dirección, y nosotros estemos recibiendo informes de Hacienda, como hace poco, con el coste por minuto y, además, hablando de audiencias.

Creo que ya es hora de que se respete esto como industria, como coproducción. Creo que el gran cambio de las plataformas será que pase lo que está pasando ahora, que TVE esté con Netflix, que Antena 3 esté con Netflix, que Movistar coja un producto que viene probado de la televisión. En esa mezcla está el cambio, pero quien tiene que dar el paso para que esto se respete como industria es la política cultural de este país, gobierne quien gobierne.

FDS: Una respuesta a nivel institucional.

Javier Olivares: Sí, como decía Salvador Martí, hay tres cosas que no se pueden privatizar: la educación, la sanidad y los viajes por el tiempo. Yo diría que también en la cultura tendría que haber unas líneas maestras que permitieran incluso a las empresas privadas, con concesión pública, manejarse con un mayor margen y con mayores posibilidades.

Hay ligeros spoilers sobre la trama horizontal de la temporada en el audio de la entrevista que podéis encontrar aquí.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir