Fuera de Series Fuera de Series

La evolución de Mercedes es la clave de ‘Cuéntame cómo pasó’

Hablamos con Joaquín Oristrell, coordinador de guion de la serie, del final de la primera parte de la temporada de la serie

42 años creciendo juntos son muchos años para seguir en la misma dirección. (Fuente: TVE)

El final de la primera parte la temporada 20 de Cuéntame cómo pasó ha sido una de esas paradas necesarias, que todos nos habíamos temido las últimas semanas de emisión, pero que no por ello ha sido más fácil de digerir. Hablamos con Joaquín Oristell, coordinador de guion de la serie, y comentamos qué está pasando entre Mercedes y Antonio.

“Es algo deseado y no deseado. Ella está pidiendo un tiempo y él le responde que o vamos a por todas o no vamos a por la mínima. (…) Eso nos da ese final de capítulo y esa situación de divorcio inesperada para el público de Cuéntame.” Si recordamos, la escena final del último episodio ante la incubadora nos muestra al matrimonio en una imagen frontal, sin mirarse directamente a los ojos y en una situación que alterna la ternura de su nueva nieta y la tensión que hay entre ellos. “Antonio le ha hace un embite, lanzando una mano que ella acepta y del que él sale escaldado”, comenta Joaquín sobre la propuesta de divorcio.

El camino de Mercedes

La figura de Mercedes es de las que más ha cambiado a lo largo de estas décadas. Entre ellos siempre ha habido amor, pero ya no son esa pareja que emigró a Madrid hace cuatro décadas. “Ella está enamorada del hombre que fue. Y a ese hombre ahora le mueve más el dinero y primar sus deseos y sus expectativas por encima de todos los demás. Es esa sensación en mujeres de esa generación de que tu pareja no te toma en serio. (…) Cuando se establece qué es lo serio, lo serio siempre es lo del marido, no de la mujer”.

“Mercedes ha hecho una carrera para acabar llevando las cuentas de las cosas que tienen que ver con él. Y él ha crecido mucho, pero ha crecido a remolque de ella y no lo acaba de asumir. (…) Antonio es un hombre que evoluciona, pero a su manera, de una manera torpe, poco sensible. Siempre hay un momento en que es el yo por encima de ella”.

La normalización del divorcio en la década de 1990

Es cierto que, si pensamos en las primeras temporadas, afrontar una separación así es impensable. Pero debemos tener en cuenta la evolución que sufre España en la transición y en esos primeros años de normalización social: “Cuéntame siempre quiere ser un reflejo de esta España que tenemos que es muy diversa y había que plantear el divorcio de una manera seria, y lo mejor era plantearlo con la pareja protagonista. Era un camino arriesgado, pero es interesante arriesgar”. Como estrategia de argumento es algo que nadie esperaba, pero deshace la idea de los Alcántara como un núcleo unido. Es un pasar a contemplar familias de perfiles y realidades muy diversas incluso en su formación. “España en los 90 dejó de ser lo que era, como pasó en los 80 o ahora. La tesis de Cuéntame es que por todo se puede pasar y todo se puede superar, porque hay una necesidad de entender al otro. (…) Nos parecía que ese dibujo, aunque a veces se sufra, nos cuenta cómo somos”.

Por duro que resulte, un giro como este, que nos obliga a entender a la familia de una forma completamente diferente, supone un quiebro argumental que emociona y que es aire fresco en la trama. “Recuperamos una ilusión, aunque sea en la pérdida”, dice Oristell.

Herminia en una imagen de la temporada pasada. (Fuente: TVE)

Herminia, el junco inquebrantable

Mercedes, estoy aquí. Soy tu madre. Posiblemente sea una de las frases más emocionantes que se han dicho esta temporada, y eso que entre Inés, María, Mercedes y Antonio hemos tenido unos meses muy movidos y pasionales. Pero al final quien permanece siempre al lado es doña Herminia. Se ha convertido en un personaje muy entrañable que despierta pasiones entre los seguidores de la serie, que sabe adaptarse a la evolución y que sean también sus tiempos, aunque sean muy distintos a los de su juventud.

Pero además, por encima de todo es la madre de Mercedes: “Ella siempre está del lado del sentimiento, puede juzgar que las cosas que pasan no le gustan, pero las entiende. No hay que perder de vista que la actriz que da vida a Herminia, María Galiana, es muy inteligente. María es una mujer que no es vieja de cabeza. Está al día y celebra los giros argumentales. Es una mujer que decidió ser actriz casi llegando a los sesenta años y con una gran inteligencia. Herminia tiene muchos pliegues y en buena parte es gracias a la actriz”.

Crítica: ‘Cuéntame cómo pasó’, Mercedes y la búsqueda de su identidad
El capítulo 358 cierra la primera parte de la temporada 20, dejando una familia Alcántara de lo más removidafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir