Fuera de Series Fuera de Series

‘La facción Octubre’ es una (mala) serie de fantasía que llega diez años tarde

Netflix ha puesto cero unidades de esfuerzo en promocionar esto (y no nos extraña)

J.C. MacKenzie y Tamara Taylor protagonizan ‘La facción Octubre’. (Fuente: Netflix)

Esta crítica se ha hecho tras ver el primer episodio de ‘La facción Octubre’ y no contiene spoilers.

Hay series de Netflix que se estrenan con mucha fanfarria y otras que entran a la plataforma de puntillas, sin exista promoción de ellas ni apenas información. En las del segundo grupo, a veces, encontramos cosas que nos sorprenden y que, gracias al boca-oreja, terminan haciéndose un hueco, pero otras simplemente se trata de productos que, desafortunadamente, no merecía la pena promocionar. Y ese es, en mi opinión, el caso de La facción Octubre, de la que ni siquiera han subido tráiler al canal de Youtube de Netflix España y que lanzan eclipsada por Las escalofriantes aventuras de Sabrina.

Como os contábamos hace unos meses, La facción Octubre (título que se ha dado a la serie en España; en inglés es October Faction) es la adaptación del cómic escrito por Steve Niles y dibujado por Damien Worm, publicado por la editorial IDW. Y, siguiendo un poco la línea de éxitos de Netflix como The Umbrella Academy o Educar a un superhéroe, nos presenta a una peculiar familia relacionada con lo sobrenatural.

En este caso se trata del matrimonio Fred y Delloris Allen (J.C. MacKenzie y Tamara Taylor), cazadores de monstruos profesionales pertenecientes a una organización secreta llamada Presidio de la que casi nadie sabe nada, incluidos sus hijos adolescentes, Geoff y Viv (Gabriel Darku y Aurora Burghart). La serie comienza con la noticia de la muerte de Fred, con quien no tenía muy buena relación, que motiva a la familia a viajar hasta la casa familiar, en un pueblo perdido del estado de Nueva York, donde finalmente se quedarán más tiempo del que pensaban.

Así contado, no suena mal del todo. Podría ser una de esas propuestas ligeras que mezclan misterio, magia, hormonas adolescentes y un poquito de terror, pero todo en La facción Octubre resulta bastante chapucero, empezando por el primer monstruo que matan al minuto dos de la serie y que podrían haber cogido de uno de aquellos videojuegos de Resident Evil a los que jugamos a finales de los noventa.

(Fuente: Netflix)

Ese es el principal problema al verla, que tenemos la sensación de estar ante un producto no solo malo sino también que llega tarde. Podría ser una serie del canal The CW de hace diez años, o una ficción chusca del canal estadounidense SyFy o del canadiense Showcase (miro, por ejemplo, a Lost girl que empezó en 2010). Los tópicos, la falta de carisma, la amalgama de ideas y un desatino tonal hacen que el primer episodio vaya dando tumbos, queriendo a veces ser La maldición de Hill House y otras Crónicas vampíricas y nunca llegando a acertar.

¿Puede ser un divertimento sin pretensiones? Eso es cosa vuestra. Pero quien se atreva a comparar La facción Octubre con Buffy, la cazavampiros (y ojo que no soy sospechoso de ser el mayor fan de aquella serie), que se lave la boca.

La primera temporada de ‘La facción Octubre’ está disponible en Netflix.

‘The Umbrella Academy’: todo lo que sabemos de su segunda temporada
La adaptación de Netflix del prestigioso cómic podría tener su continuación en primavera o verano de 2020fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir