Fuera de Series Fuera de Series

La globalización salvó a la ficción en Japón

La productora Fuji TV presentó en Mipcom coproducciones internacionales inéditas hasta ahora

Imagen de ‘Terrace House: Opening new doors’, reality show coproducido entre Fuji TV y Netflix.

En una industria tan cambiante como la de la televisión, en la que las plataformas de streaming han roto todas las barreras geográficas y de idioma posibles y el público más joven ha abandonado el consumo tradicional televisivo, hay mercados en los que la dificultad para adaptarse a esa nueva realidad ha estado a punto de hundirlos. El diario Financial Times publicaba en septiembre un artículo que analizaba la situación en Japón, donde precisamente la huida de los jóvenes de la televisión convencional ha creado una seria crisis económica en sus operadores.

Los espectadores menores de 40 años, que son el target deseado por los anunciantes, están consumiendo cada vez más contenido en sus dispositivos móviles, una tendencia que se consolida cada vez más en todo el mundo, incluida España. En Japón, además, se espera que esto no haga más que aumentar en cuanto se consolide la tecnología 5G en el país el año que viene, pues será uno de los primeros territorios que la implantará. Los visionados de contenido audiovisual a través del móvil serán aún más sencillos, y si el público joven continúa prefiriendo esa manera de consumir televisión, las cadenas japonesas pueden ver acrecentada su crisis de ingresos.

De hecho, ya han notado una sensible reducción de las inversiones publicitarias y, desde 2009, han recortado sus gastos en contenido, lo que aún dificulta más que el público joven les dé una oportunidad. Financial Times apuntaba que algunas de las mayores compañías mediáticas japonesas han intentado compensar esas pérdidas dedicándose a otros sectores que no tienen nada que ver con el entretenimiento y la televisión, lo que no ayuda a mejorar la situación.

‘One litre of tears’ es un remake turco de un drama japonés.

El camino para revertirlo puede ser, como está ocurriendo en otros países (España incluida), las coproducciones. Ahí lleva cierta ventaja la productora Fuji TV, que tiene experiencia en remakes de sus ficciones en China y en acuerdos preferentes con SMG, la principal productora china, y que en 2012 consiguió un acuerdo inédito en Japón con Netflix para producir nuevas temporadas de Terrace House, una especie de Gran Hermano light en el que los concursantes buscan pareja, y que mostró el camino a Fuji TV de cómo salir de la crisis que afronta el sector en el archipiélago.

En el Mipcom de Cannes, la productora ha presentado dos proyectos que afianzan su apuesta por la globalización y que, además, representan la internacionalización que ha alcanzado el sector en los últimos años. Por un lado, Fuji y ZDF tienen en desarrollo la primera coproducción entre Japón y Europa (Alemania, en este caso), una serie ambientada en el negocio del fútbol inglés y titulada The Window. Descrita por sus responsables como una House of Cards en la Premier League, su protagonista es un joven jugador que, después de despuntar en el Liverpool, se encuentra con varias ofertas de fichaje en las diez semanas en las que se abre la ventana de traspasos en Inglaterra. Alrededor de su decisión se mueven intereses mucho más turbios de lo que él podría imaginar, animados por las cantidades de dinero que se manejan para una promesa como él.

9 animes a descubrir en las plataformas en streaming
El género es uno de los que pasan más desapercibidos en los catálogosfueradeseries.com

Creada por James Payne (Cazadores de leyendas), es el primer proyecto conjunto entre una productora japonesa y una europea, previsto para 2019, y que se describió en la comida de prensa en la que se presentó como “un emocionante drama humano que hace por el fútbol lo que House of Cards hizor por la política”, en palabras de Robert Franke, vicepresidente de drama en ZDF Enterprises.

Póster de ‘The Window’. (Fuente: Fuji TV/ZDF)

El otro camino por el que la ficción japonesa está buscando maneras de remontar la crisis que se vive en casa es el de los remakes. Por ejemplo, los compradores internacionales que asisten al Mipcom otorgan desde hace años el premio J-Creative a la serie nipona con mayor potencial de adaptación (en 2018, la ganadora fue el drama Anone), y Fuji TV no se quedó atrás al anunciar un remake que, hasta ahora, no era demasiado habitual para sus producciones, pues el guionista Phil Rosenthal (Todo el mundo quiere a Raymond) va a desarrollar una versión en Estados Unidos de Train Man.

Esa serie fue un gran éxito en Japón a principios de los 2000, contando la historia de un hombre muy tímido, y un poco friki, al que sus amigos de un foro de internet ayudan a acercarse a una chica con la que se encuentra todos los días en el tren. El remake estadounidense, que está aún en la fase de escritura del piloto y no tiene cadena, será una comedia musical cuyo primer capítulo estará dirigida por Adam Shankman y contará con canciones de Adam Schlesinger, integrante de Fountains of Wayne que coescribe los temas de Crazy ex-girlfriend con Rachel Bloom y Jack Dolger.

Es sólo un ejemplo de cómo la globalización de la producción de ficción sirve para dar un impulso a una industria que no encontraba la manera de adaptarse al cambiante panorama de consumo audiovisual. “Las coproducciones han vivido una gran expansión en Asia oriental”, apuntó en el Mipcom Toru Ota, director de Fuji TV, que añadió que “el país de origen de un drama puede no ser tan importante para los espectadores jóvenes del este de Asia, que ahora ven, cada vez más, contenido en dispositivos móviles como los smartphones. En su lugar, el factor determinante para este tipo de espectadores parece ser la calidad del entretenimiento del propio contenido”.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir