Fuera de Series Fuera de Series

‘La otra mirada’ recurre a las películas eróticas de Alfonso XIII

La serie de La 1 tira de referencias históricas de los años 20 para su mensaje feminista

Ana Wagener es una de las maestras de ‘La otra mirada’. (Fuente: Michael Oats/TVE)

Desde su estreno, La otra mirada no ha escondido su mensaje abiertamente feminista y su pretensión de conectar la sociedad actual con esos años 20 en los que se ambienta. Las alumnas y las maestras de esa academia de señoritas tienen conversaciones, y problemas, que podrían ocurrir perfectamente hoy en día, desde una foto comprometida que llega a quien no debería a dudas sobre la sexualidad a las que los adultos no saben cómo responder.

En todo momento, La otra mirada aborda esos temas de manera directa, haciendo que varios de sus personajes expongan los diferentes puntos de vista que puede haber sobre ellos. Generalmente, es Teresa, la profesora de Literatura que llega nueva a la escuela, la que aporta la mirada más moderna y avanzada para la época, algo que se nota en el episodio cuarto, Derecho a la intimidad.

Allí, la llegada por correo de una revistilla “picante” hace que Manuela, la directora de la academia, considere que las alumnas deben recibir una clase de educación sexual que Teresa quiere utilizar para alertarlas sobre la manera en la que se ha presentado habitualmente la sexualidad femenina. Y ahí entran en liza las aficiones del rey Alfonso XIII.

Crítica: ‘La otra mirada’ promete ser un drama de época feminista
La serie de La 1 quiere hablar de la actualidad desde la Sevilla de 1920fueradeseries.com

La referencia pop: el “porno” de Alfonso XIII en ‘La otra mirada’

Fotograma de una de las películas eróticas de Alfonso XIII.

Teresa lleva al claustro varias fotos eróticas que le ha conseguido Ramón, el conserje de la escuela. Quiere enseñar a las maestras el tipo de material que consumen los hombres y que puede acabar llegando a las alumnas, haciéndoles creer que lo que ven ahí, la mirada masculina que ve a las mujeres como objetos de deseo, y no como sujetos, es lo normal, lo que ellas deben hacer.

Entre esa pornografía figura El confesor, una de las películas que el rey Alfonso XIII produjo, entre 1915 y 1925, para su disfrute personal y el de unos pocos amigos. El monarca era muy aficionado a las películas eróticas, así que acabó buscando a una productora de Barcelona, Royal Film, para que rodara varias para él. Además de El confesor, Alfondo XIII produjo otros dos filmes: El consultorio de señoras y El ministro.

El historiador del cine Román Gubern fue quien desenterró esta afición del rey hace relativamente poco tiempo, una afición que apenas se había divulgado ni comentado.

‘La otra mirada’ se emite los miércoles, a las 22:30, en La 1.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir