Quantcast
La serie ‘Creedme’, según el caso real y las personas que lo protagonizaron - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

La serie ‘Creedme’, según el caso real y las personas que lo protagonizaron

Todos los detalles de la investigación policial que vemos en la adaptación son fieles a la realidad, por increíble que parezca

Kaitlyn Dever, como Marie. (Fuente: Netflix)

Una semana después de su estreno en Netflix seguimos hablando de Creedme (Unbelievable), la miniserie basada en el artículo de investigación An Unbelievable Story of A Rape que recibió en 2016 un premio Pulitzer en la categoría de Reportaje explicativo. El caso real que reconstruyeron los periodistas Christian Miller y Ken Armstrong fue el de Marie Adler, una joven de 18 años que fue violada en su apartamento y que, al denunciar el crimen, tuvo que sumar al trauma de su experiencia una situación de total desamparo y de acoso por parte de los policías encargados de procesar su denuncia.

Estos hechos se narran en el primer episodio de la miniserie, en el que sufrimos con Marie su dolor, su soledad, su frustración y, finalmente, su derrota emocional, cuando por la presión de un cuerpo policial que, claramente, no estaba entrenado para un caso como el suyo, decide que sus declaraciones carecen de credibilidad. Marie firma un documento en el que se retracta de su denuncia inicial y, a partir de ahí, sin ningún tipo de ayuda psicológica, y con el consecuente rechazo de todo su círculo cercano y de la opinión pública, tiene que cargar con las consecuencias de un sistema que le ha fallado.

Dos años después, en un estado diferente y en dos ciudades distintas, las detectives Stacy Galbraith y Edna Hendershot descubren, por mera casualidad, que los casos de violación que están investigando siguen un mismo patrón, por lo que deciden aunar esfuerzos y crear una unidad para capturar al que claramente parece ser un violador en serie. Los detalles de esos casos son los mismos que había denunciado Marie en su primera declaración.

Merrit Wever y Toni Collete interpretan a las detectives que resolvieron el caso. (Fuente: Netflix).

Para hacer justicia a esta historia en pantalla se requería de un equipo que no solo fuera fiel a los hechos, sino que tuviera la sensibilidad y herramientas necesarias para que las escenas que representaban la violencia sexual se mantuvieran en el polo opuesto de la ficción de explotación y del sensacionalismo. Para ello, además de cuidar qué se ve en los planos y durante cuánto tiempo, era vital tener claro de quién era el punto de vista, tal como explica Susannah Grant (una de las creadoras): “Decidimos escribir y rodar las escenas de forma subjetiva, porque sabíamos que la experiencia tenía que ser 100% la de la víctima del caso”.

La fidelidad a lo que pasó

El trabajo de investigación fue difícil y su representación en términos narrativos es otro de los logros de Creedme que, con la ayuda de unas elecciones de casting perfectas, consiguió producir una de las tramas policiales y de true crime mejor construidas y televisivas de los últimos años. Los detalles que vemos en la serie sobre la investigación, los cabos que fueron atando y las pruebas que encontraron en casa del criminal, entre ellas, la fotografía de un carnet de identidad, son totalmente fieles al caso real, por increíble que parezca. Un minucioso trabajo de equipo permitió recopilar todas las pistas y encontrar al culpable.

También es fiel a los hechos la llamada que recibe el detective a cargo del caso de Marie mientras va en su coche, como explica el sargento Mason en el episodio Anatomy of a Doubt de This is America: “Iba conduciendo a la oficina. Fue uno de esos momentos que sabes que nunca vas a olvidar. Me hizo replantearme seriamente si iba a poder continuar haciendo mi trabajo”.

Años después, su trabajo fue auditado por el sargento Gregg Rinta, que escribió en su reporte: “La manera en la cual la víctima fue tratada por el sargento Mason y el detective Rittgarn solo puede describirse como una forma de abuso y coerción”. Galbraith agradece que la exposición al público de casos como este servirá para que no se sigan cometiendo los mismos errores: “Ahora hay una gran campaña para incentivar que se escuche a las víctimas, en investigar toda la información de sus denuncias en lugar de simplemente cuestionar la credibilidad de sus declaraciones y dar por cerrada la investigación”.

(Fuente: Beth Dubber/Netflix)

Pero lo más importante que ha conseguido la serie, tal como explica Armstrong, uno de los coautores del reportaje original, en este hilo de Twitter que recomendamos leer al completo, es que pone el foco en la idea equivocada de que hay solo una forma de reaccionar a un trauma. Y, por supuesto, que para Marie Adler, ver en pantalla la recreación del trabajo de investigación y cómo el culpable era capturado, le proporcionó una inesperada sensación de cierre. Se hizo justicia.

‘Creedme’ está disponible en Netflix.

La lección más importante que nos deja ‘Creedme’
De los mitos sobre las violaciones y cómo lo que propone la serie de Netflix debería convertirse en norma en la vida real y la ficciónfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir