Quantcast
Las comedias son para el verano - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Las comedias son para el verano

Ocho propuestas de series disponibles en streaming para pasar buenos ratos en la época estival

Hace unos años, los veranos solían ser una época sin estrenos seriéfilos destacados, en la que aprovechábamos para ponernos al día con las temporadas que habíamos dejado a medias y los estrenos que se nos habían escapado; la época para hacer deberes y llegar a la temporada de otoño preparados para empezar las nuevas clases.

Este plan se nos complica un poco últimamente, porque las cadenas de cable han decidido que los meses estivales son tan dignos como cualquier otro y, además de emisiones ya habituales de estas fechas series como Orange is The New Black o Halt and Catch Fire, también se realizan grandes estrenos como ocurrió hace dos años con la última temporada de Breaking Bad o este 2017 con la llegada del invierno a la séptima temporada de Juego de tronos.

14 series para el verano que no te puedes perder
La temporada estival televisiva está repleta de estrenos y regresos interesantesfueradeseries.com

A pesar de lo que propongan las cadenas, el calor, los días más largos y la llegada de las vacaciones hace que muchos decidan que, puestos a ver series, prefieren formatos más ligeros, episodios cortos, e historias que les provoquen sonrisas en lugar de reflexiones.

Pensando en esto, hemos revisado los catálogos de series en streaming en España para proponeros opciones con series de estilos y tipo de humor variado, porque las comedias son para el verano.

‘Seinfeld’ (1989–1998)

(Amazon)

Esta sitcom es la comedia observacional en su máxima expresión, aquella en la que se basan todos los stand ups, la que llama la atención sobre un hecho cotidiano de lo más pedestre, y a partir de allí hacen humor planteando situaciones con las que todos podemos sentirnos identificados pero que, por lo mundanas que son, nunca nos detenemos a reflexionar sobre ellas.

Los personajes de Seinfeld son narcisistas, egoístas, desagradables con los demás y, en resumen, mala gente. En esta serie no hay moraleja para los personajes, nunca aprenden, nunca maduran y nunca se convierten en mejores personas.

También pasaréis un buen rato reconociendo actores y actrices antes de que fueran famosos. Es muy divertida, tiene episodios míticos en los que juegan con la narrativa y podemos disfrutar de una magnífica Julia Louis-Dreyfuss, porque nunca tendremos suficiente de ella.

Un episodio de prueba:

Si queréis probar un aperitivo para decidir si os puede gustar el menú completo, os recomendamos el episodio The Chinese Restaurant (2×11).

‘Dramaworld’ (2016)

(Netflix)

Todos hemos soñado alguna vez con meternos en la pantalla y vivir en nuestra serie favorita. Bueno, yo lo he hecho. Esto es lo que propone esta serie en la que Claire, una joven de 20 años con una vida de lo más corriente tiene una gran pasión: es super fan de una serie coreana; no se pierde ningún episodio y le habla (grita) a la pantalla como si los personajes fueran personas.

Un día cualquiera, de repente, la pantalla la absorbe y aparece en DramaWorld: el mundo de las series, y tiene una misión: algo va mal y los protagonistas (que no son conscientes de que son personajes) aún no se han besado: si no lo hacen antes de que acabe la temporada, ¡Mundo Drama desaparecerá para siempre!

Es una serie adorable y muy meta en la que se habla de los códigos de la ficción, que tiene un manual con los clichés narrativos y el amor sobrevuela por los aires. Son sólo 10 episodios con duración entre los 10 y los 20 minutos que puedes ver entera una tarde tonta, antes de que Netflix tenga tiempo de preguntarte si aún estás ahí.

‘The Comeback’ (2005 y 2014)

(HBO España)

La primera temporada de esta serie protagonizada por Lisa Kudrow llegó a la televisión de Estados Unidos adelantada a su tiempo, tanto en el tono de su propuesta como en el formato reality en el que la ficcionaba en pantalla.

Aunque en la BBC ya habían estrenado la versión original de The Office y en en 2005 estrenaron Extras, ni la crítica ni el público estaban preparados para el tono ácido, la visión cínica de la industria de Hollywood y la incomodidad que producía esta propuesta de falso documental que seguía a Valerie Cherish, una actriz que vivió tiempos mejores, arrastrándose por conseguir la atención de las cámaras, mientras grababa su vida como un reality para alcanzar un poco de fama.

En 2014, The Comeback volvió con una segunda temporada hipermeta, en la que la HBO encarga un documental que siga el regreso de Valerie a la televisión, en el rodaje de una serie en el que interpreta una versión de sí misma durante el rodaje de la serie en la que estuvo en la primera temporada.

Viendo The Comeback nos sentimos como intrusos mirando a través de una rendija de la que en más de una ocasión sentiremos la necesidad de alejarnos. Es muy cruel e incómoda, pero también es divertida, muy inteligente y audaz. Para enfrentarnos a ella tenemos que estar preparados para soportar el masoquismo de su protagonista, dispuesta a humillarse una y otra vez. Pero os aseguro que tiene recompensa y la segunda temporada tiene un cierre emocional que dignifica al personaje y que recuerdo como uno de mis 10 momentos preferidos de las series de 2014/15.

‘Happy Endings’ (2011 -2013)

(Rakuten TV)

Happy Endings propone un clásico de las series de televisión: seguir las aventuras de un grupo disfuncional de amigos. Cuando empieza la serie, se enfrentan a un cambio de dinámica en sus relaciones por la ruptura de la pareja que los unió en el principio. Esta premisa se mantiene durante varios episodios, pero rápidamente se supera y la serie se centra en desarrollar tramas locas para todos los personajes.

Son ellos lo mejor de la serie, con personalidades, ambiciones y formas de ver la vida muy diferentes. Mi preferida es Jane. Happy Endings es un poco Friends, pero también un poco Arrested Development y otro tanto 30 Rock. Una comedia que va creciendo conforme pasan los episodios y las temporadas que te puede hacer pasar muy buenos momentos durante el verano.

‘Please Like Me’ (2013–2016)

(Netflix)

En la primera escena de Please Like Me, Claire, la novia de Josh, le dice que deben cortar, entre otras cosas, porque desde hace tiempo que la suya es básicamente una relación entre amigos pero, sobre todo, porque él es gay. Aunque nunca había dado el paso natural, la transición en el estilo de vida de Josh nos demuestra que es algo que siempre ha sabido y que, si no había hecho nada al respecto, es porque suele ser un cómodo y se deja llevar por la corriente.

La naturalidad en la representación de las relaciones homosexuales y en el retrato de las enfermedades mentales y la depresión son dos puntos fuertes de esta serie que, a través de la convivencia de un grupo de amigos, navega por las relaciones familiares, románticas y entre amigos, mientras explora temas muy adultos y serios, siempre con mucha ternura y total honestidad.

Quizá estéis pensando que con algunos de los temas, esta serie no encaja en este listado, pero Please Like Me es como un helado cremoso con muchos toppings en una tarde de verano; con su ingenio nos reiremos la mayor parte del tiempo pero, eso sí, hay que ir con cuidado, porque es traicionera, y sabe rompernos el corazón cuando la ocasión así lo merezca. Es entretenida, entrañable y sus temporadas son cortas con episodios de 25 minutos.

‘Catastrophe’ (2015-presente)

(Movistar+)

Chica y chico se conocen en un bar en Londres y mantienen un excitante romance de fin de semana. La chica es Sharon, una profesora irlandesa. El chico es Rob, un publicista americano que estaba en el Reino Unido de viaje de negocios. Lo que desde el principio fue solo una aventura de un par de noches acaba con la chica británica embarazada del turista americano.

Después de una conversación telefónica meramente informativa por parte de Sharon, Rob decide volver a Londres. Así empieza Catastrophe, por el que podría ser el final de otra historia. Una vuelta de tuerca muy refrescante y adulta a la comedia romántica tradicional, en la que la pareja está junta desde el principio y decide comprometerse llevándole la contraria a todos los demás.

Una vez embarazados y prometidos, es cuando conocerán a los amigos, la familia, los gustos y los defectos del otro. Y nosotros, los veremos enamorarse poco a poco ante nuestros ojos y los suyos. Porque que estén juntos es una locura, pero también tiene todo el sentido. Con el paso de las temporadas, los retos serán otros.

Los actores tienen una química de esa que debe hacer sentir celos a sus parejas en la vida real y las situaciones que viven y conversaciones que mantienen derrochan naturalidad. Temporadas cortas de las británicas.

‘La víbora negra’ (1983–1989)

(Filmin)

En cuatro temporadas emitidas en la BBC, BlackAdder visita la historia de Gran Bretaña entre la Edad Media y la Primera Guerra Mundial. Todas siguen a los descendientes de los Blackadder, llamados todos Edmund e interpretados siempre por Roman Atkinson, que participan en algunos de los momentos clave de la historia. El protagonista evolucionará intelectualmente en cada temporada y momento histórico y a la vez será degradado en su clase social.

Los personajes que interpreta Hugh Laurie en las dos últimas entregas son descacharrantes. También aparece Stephen Fry y la serie mejora conforme avanzan las temporadas. Este clásico está considerado como una de las mejores series británicas y figura en varias listas entre las mejores de la historia de la televisión. Si os gusta el humor inglés y no le tenéis alergia a la realización limitada de la época, esta propuesta puede ser un buen descubrimiento.

‘El Show de Larry David’ (2000–2011, 2017)

(HBO España)

El 1 de octubre de 2017, Curb your enthusiasm volverá después de una pausa de varios años con una novena temporada y este verano es una buena oportunidad para empezar a verla.

La serie está escrita y protagonizada por Larry David, uno de los actores y guionistas de Seinfeld, quien aquí interpreta una versión ficcionalizada de sí mismo: un guionista y productor judío semi-retirado que vive en Los Ángeles. Un narcisista sin filtro, que no es capaz nunca de morderse la lengua, políticamente incorrecto, quejica, que se mete en todos los jardines hasta el fondo y con el que, para nuestra desgracia, en alguna ocasión nos sentiremos identificados.

Junto a él, vemos como recurrentes a su esposa (Cheryl Hines), su representante (Jeff Garlin) y la esposa de éste (Susie Essman). Y un listado enorme de celebridades que también interpretan versiones de sí mismos, entre las que podemos destacar a Ted Danson, Julia Louis-Dreyfuss, Joan Rivers, Alanis Morrissette, Martin Scorsese, Lucy Lawless, Meg Ryan, Ben Stiller, David Schwimmer o Michael J. Fox.

‘Curb your enthusiasm’ vuelve el 1 de octubre a HBO
La novena temporada se verá también en HBO Españafueradeseries.com

No es un falso documental, pero sí está rodada con ese estilo cinéma vérité, y las situaciones presentadas siempre suelen ser incómodas, así que, si no lleváis bien esta parte, seguramente no es una serie para vosotros. Con el primer episodio sabréis si queréis pasar el verano aguantando al desquiciante Larry David.

Si habéis visto ‘Seinfeld’:

Esta serie es para vosotros porque los actores de la serie original hacen apariciones durante las temporadas interpretándose a sí mismos y la serie Seinfeld es canon en esta ficción. Además, uno de los arcos de la séptima temporada es la producción y rodaje de un episodio de reunión de la serie, por lo que es un must see para los fans.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir