Fuera de Series Fuera de Series

Las cosas que sí de ‘Star Trek: Discovery’

La primera mitad de la temporada ha ido de menos a más

Sonequa Martin-Green interpreta a Michaek Burnham. (Fuente: CBS)

La primera mitad de la temporada de Star Trek: Discovery ya ha sido emitida por CBS All Access (en España está disponible en Netflix), y el regusto general entre la cadena y buena parte de los espectadores parece ser agradable. La serie ha relanzado el universo trekkie en televisión (o streaming, en este caso) y lo ha actualizado para una generación que lo conoce más por la nueva trilogía de películas iniciada por J.J. Abrams que por alguna de las cinco series producidas desde los años 60.

El truco para conseguirlo no es sólo mejorar los efectos especiales y los maquillajes de los alienígenas, sino adaptar la forma de contar las historias de Star Trek a una ficción televisiva muy acostumbrada ya a la serialización de tramas y a los personajes con muchas dobleces.

Se ha procurado traer la creación de Gene Roddenberry al siglo XXI con una protagonista afroamericana y que no es la capitana de la nave, mostrando abiertamente una relación homosexual y centrando la trama de la primera temporada en una guerra en la que la Federación está dispuesta a casi cualquier cosa para ganarla.

Por todo esto, y a pesar de que tiene todavía aspectos que pulir (como el retrato de los klingon en general), Star Trek: Discovery ha sido uno de los estrenos más destacados del otoño. Y si has optado por esperar a que estuvieran disponibles sus nueve primeros capítulos, te contamos por qué merecen una oportunidad.

Una trama menos previsible

La guerra contra los klingon es el tema que ocupa esta primera mitad de la temporada, con toda la tripulación de la Discovery perfeccionando un nuevo método de desplazamiento espacial (el motor de esporas) que puede dar a la Flota Estelar una ventaja muy importante sobre sus enemigos. Los klingon están dirigidos por generales que buscan restaurar la gloria perdida de su imperio, por lo que hay pocos matices en su retrato.

Sin embargo, la manera en la que se va desarrollando el conflicto no sigue del todo las expectativas que podríamos tener. Sobre todo porque el capitán de Discovery apunta a ser un tipo más complicado de lo que parece.

Podcast: ‘Star Trek: Discovery’ 1×01-02 — El saludo vulcano y Batalla en las estrellas
Marina Such y C.J. Navas comentan los dos primeros episodios de la nueva serie de ‘Star Trek’, que les ha gustado…fueradeseries.com

El lado oscuro del capitán Lorca

Jason Isaacs, como el capitán Lorca. (Fuente: CBS)

La obsesión de Lorca por ganar la guerra lo empuja a utilizar métodos poco ortodoxos y, a veces, a desobedecer órdenes directas del alto mando. También está continuamente obligando a su tripulación a esforzarse más allá de lo posible para adquirir cualquier ventaja sobre los klingon, y arrastra con él los fantasmas de acciones pasadas que no están del todo claras, y que aún pesan mucho en sus decisiones.

Ese empeño de Lorca va permeando su retrato cada vez más, hasta el punto de que da la sensación de que esconde más de lo que deja ver. La revelación de la agenda del capitán puede ser una trama determinante en la segunda mitad de la temporada.

La evolución de Michael Burnham

Michael Burnham es la protagonista de Star Trek: Discovery, aunque los últimos episodios han ido dando más peso al resto de personajes, y como tal, su evolución ha centrado buena parte de los primeros nueve episodios. Las consecuencias de sus actos en los capítulos iniciales y la larga sombra que proyectan sobre ella su educación vulcaniana y sus lazos afectivos con Sarek, el padre de Spock, han permitido que se vaya explorando quién es Burnham realmente y cómo va adaptándose a la nueva situación en la que se encuentra. Y, además, es una heroína de acción que destaca más por cómo utiliza su cerebro que las armas.

L’Rell, la klingon

L’Rell, interpretada por Mary Chieffo. (Fuente: CBS)

En general, los klingon no han figurado entre los puntos fuertes de la serie, pero la más destacada entre ellos, L’Rell, ha ido adquiriendo más relevancia e interés con el paso de los episodios. Los altibajos en su relación con el líder de su pueblo y la sensación de que tiene sus propios objetivos personales la posicionan como una villana ciertamente peculiar, más todavía cuando vemos algunas de sus interacciones con oficiales de la Flota Estelar.

¿Qué esconde L’Rell? Ésa es una de las preguntas que se va construyendo durante los primeros nueve episodios, y es también lo que prácticamente salva a unos klingon menos interesantes de lo que podría parecer.

Los científicos de la Discovery

La cadete Tilly, interpretada por Mary Wiseman. (Fuente: CBS)

Como Burnham no figura entre los oficiales de alto rango de Discovery, nos permite ver algo más de la nave que no sea su puente de mando. Sobre todo, va relacionándose más con el teniente Stamets (Anthony Rapp), el ingeniero, y la cadete Tilly, su compañera de camarote, y alguien que, aunque no ha terminado todavía de desarrollarse como personaje, sí está empezando a aportar cierta humanidad y ligereza sin caer en el cliché del alivio cómico.

La dinámica que se establece entre esos tres personajes es uno de los aspectos más notables de la primera mitad de la temporada, del mismo modo que lo es la evolución de la relación de Burnham con Saru (Doug Jones), marcada por rencores personales que tardan en cicatrizar.

El episodio 7

Fuente: CBS

El mejor capítulo de Star Trek: Discovery hasta hora es el séptimo, La magia que vuelve loco al hombre cuerdo. Es un típico episodio de bucle temporal que, sin embargo, destaca por la manera en la que se utilizan las repeticiones del mismo día para continuar explorando por qué Burnham es como es y, sobre todo, por el protagonismo de Harry Mudd (Rainn Wilson), timador rescatado de la serie original que aporta un aire de peligro y diversión muy bienvenido.

Crítica: ‘Star Trek: Discovery’ 1×07 — ‘La magia que vuelve loco al hombre cuerdo’
La serie consigue uno de sus mejores episodios con una clásica aventura de bucles temporalesfueradeseries.com

La lógica sin emoción no sirve de nada

El gran dilema sobre el que se asienta el retrato de la protagonista de la serie es cómo reconciliar su educación entre los vulcanianos con sus emociones humanas. Burnham tiene una manera de pensar basada en la lógica, que le lleva a afrontar cualquier problema de un modo frío, pero fiarlo todo a ella no es la solución. La serie nos muestra que en Vulcano existen extremistas de la lógica, y cuando los personajes toman decisiones obviando su lado emocional, siempre hay alguien que sale perjudicado.

La empatía hacia otros series es una parte muy importante del universo de Star Trek, y Burnham va demostrando que no puede separarse del aspecto racional.

‘Star Trek: Discovery’ está disponible en Netflix España. La segunda mitad de la temporada llegará el 8 de enero.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir