Fuera de Series Fuera de Series

Las series merecen un Goya, pero antes hay que renovar la Academia de Cine

Estos días se ha planteado la posibilidad de que los Goya también premien a las series. Yo digo sí, pero con condiciones

Mariano Barroso durante su discurso en los Goya 2019. (Fuente: Academia de Cine)

La misma noche en la que Roma de Netflix ganaba el Goya a Mejor película iberoamericana, el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, lanzaba varios mensajes con los que quería tender puentes entre el cine, las series y las nuevas pantallas. Eran unas palabras que no nos pillaban por sorpresa dado que el debate se había puesto sobre la mesa tiempo antes.

El pasado mes de noviembre, la Academia de Cine convocó a varios profesionales del medio y periodistas especializados para un debate en su propia sede. “La pregunta que nos hacemos mucha gente sobre los límites del cine y las series: hasta dónde somos cine, hasta dónde somos ficción audiovisual”, formulaba entonces Barroso aunque no se llegó a una conclusión clara. Días antes de la gala de los Goya, decía en una entrevista a RTVE.es que no habían tomado aún la decisión de si debían incluir las series en estos premios pero que “la vamos a tener que tomar muy pronto, en escasos dos meses”.

Si las series son cine, si el cine son series (o si las series son videojuegos) son debates que me parecen ya obsoletos. No quiero ni abrirlos. Todo es ficción aunque haya diferentes formatos y quien tenga pena por trabajar en un medio que considere menor, allá con sus complejos.

El debate ahora debe ser mucho menos etéreo: ¿es la Academia de Cine una organización apta para entregar premios de televisión? ¿O debería ceñirse solo al cine como hasta ahora? Teniendo en cuenta que la industria televisiva se ha equiparado en peso a la cinematográfica dentro del audiovisual español y que sus profesionales saltan de un medio a otro, tiene sentido. Ahora bien, ¿cómo piensa hacerlo la Academia?

Lo que no tendría sentido es que los “Goyas de series” se quedasen en un vehículo para premiar a los profesionales de cine que puntualmente (o no tan puntualmente) saltan al medio televisivo. No olvidemos que, sin ir más lejos, Mariano Barroso ha realizado para Movistar+ la miniserie El día de mañana y prepara La línea invisible mientras que su última película como director, Lo mejor de Eva, es de 2011, siendo posterior Todas las mujeres que nació como serie y se remontó como película. Llamadme suspicaz si pienso que él es el primer interesado en que los Goya premien a las series.

No hace mal, ojo, pero si impulsa este paso en la Academia también debe promover una reestructuración en la misma para dar cabida a profesionales televisivos. Un cambio que debería comenzar con un rebranding de la institución; Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España se quedaría corto. Pero, sobre todo, necesitan estrechar lazos con los agentes clave del sector y contar entre los académicos a los trabajadores de productoras y grupos televisivos como Mediaset, Atresmedia, TVE, Movistar+, Netflix, Globomedia, Bambú, Boomerang TV, Mediapro, Diagonal TV, entre otras muchas y, por qué no, La Fábrica de la Tele.

Ahí entra otra cuestión clave. ¿Va a ser esta una Academia de Cine y Televisión como es BAFTA en Reino Unido? Porque entonces debería abrir las puertas de par en par a la televisión y premiar también factuals, magacines, informativos… y realities (siento las embolias cerebrales de varios académicos sucediéndose al llegar a este punto del razonamiento). ¿Se imaginan? “Y el Goya al Mejor reality es para… ¡MasterChef Celebrity!”. Una fantasía. Pero me temo que la intención de Barroso está, volviendo a sus palabras de noviembre, más encaminada a hacer unos premios de ficción audiovisual.

La idea sigue sin parecerme mala en tanto en cuanto que no existen en España unos premios equivalentes a los Emmy debido a la irrelevancia e incapacidad demostrada por la Academia de Televisión y sus Premios Iris. Los Goya podrían cubrir ese hueco, pero no sin una profunda transformación de la institución que dudo que muchos vean con buenos ojos.

Desde luego, es un debate complejo, aunque antes deberían averiguar cómo hacer una gala sin copiar chistes y sin becarios trabajando gratis.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir