Quantcast
Llega ‘Cobra’, la serie de Sky con Robert Carlyle como primer ministro - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Llega ‘Cobra’, la serie de Sky con Robert Carlyle como primer ministro

El servicio estrena el 12 de febrero una historia centrada en un gobierno británico que incluye a Victoria Hamilton y David Haig

Robert Carlyle es la cabeza del Reino Unido en ‘Cobra’. (Fuente: Sky)

No está el horno para bollos, pero de eso se trata. Cobra, la serie que Sky España estrenará el 12 de febrero con Robert Carlyle (Trainspotting, Érase) en la piel de un accidentado premier británico, no podría llegar en mejor momento que este: la producción retratará un Reino Unido azotado, como el resto del planeta, por una tormenta solar, poniendo el foco en el gabinete de respuesta rápida del gobierno de la “Pérfida Albión”, en completo jaque. Este pifostio, apenas días después de que se haga oficial un Brexit que quita el sueño, en realidad, a todos los británicos: a una mitad por esquirla incómoda y a la otra por sudorosa fantasía.

Todavía se me retuercen las tripas de la risa cuando recuerdo que algunas de las celebrities presentes en el, por otra parte, placidísimo junket de prensa argumentaron que no querían hablar de política. ¿Y de qué otra cosa pretenderían hablar, con ocasión del lanzamiento de una serie sobre una crisis política en un momento de inefable actividad política? Si algo martilleaba más fuerte los cráneos de los presentes que los instrumentos de los albañiles que acicalaban la fachada del hotel donde Sky recibió a los plumillas, era la neoyorquina dentadura de Boris Johnson, castañeteando desde el número diez de Downing Street.

“La serie comenzó a producirse antes del Brexit, aunque hay obvios paralelismos”, comentó Ben Richards, el creador de la serie, que se escaqueó de las entrevistas pero tuvo tiempo durante la presentación del primer episodio (de los seis que conformarán la temporada) para bromear con que pronto deberá empezar a mandar cartas de justificación. Al guionista no le son extraños los embrollos políticos ingleses: en ellos ha centrado casi toda su carrera, desde la lozana e indómita Party Animals hasta obras más sofisticadas pero igual de simbólicas, como The Tunnel (una adaptación de la sueco-danesa Bron).

En las series de Richards todo son autoimágenes nacionales/nacionalistas, que reflexionan sobre el funcionamiento de las instituciones del Reino Unido y sobre la concepción que se tiene de ellas desde abajo. En definitiva, proyecciones de qué significa ser británico y, sobre todo, por qué otros no lo son. Con Cobra, si cabe, la cosa es más evidente: en el marco de una crisis eléctrica global, el primer ministro y demás capitostes conforman un comité de respuesta para emergencias desde el que manejar (y proteger, se entiende) los destinos de millones de ciudadanos, enfrentando a la vez los embates de la opinión pública y las conjuras de otros funcionarios.

El premier no es otro que Robert Carlyle, el enajenado Begbie de Trainspotting. El actor, que ha mantenido un perfil relativamente bajo, regresó con la reciente La guerra de los mundos de BBC a la televisión británica, de la que llevaba apartado una década. Al escribir su personaje, Richards declara que intentó tomar distancia con la representación burlona de los políticos. Una periodista apuntó, durante la presentación, que el de Carlyle parece uno de los primeros presidentes de la ficción de desastres visiblemente afectado por su situación. “¿Por qué no se muestra humanidad en historias como esta?”, se preguntaba el actor.

El mandatario bonachón y heroico de Carlyle (“Nosotros tomamos las decisiones, otros hablan de ellas en los pubs”, dice en un momento de la serie) tiene su contrapunto en otros personajes, más acordes con las víboras trajeadas que tanto llevan instaladas en el imaginario popular. Algunos de ellos tendrán las caras de Richard Dormer, Victoria Hamilton y David Haig. El último, un verdadero histrión de las tablas inglesas (y que sonará a algunos por su Bill en Killing Eve), sugirió en una antigua entrevista que, probablemente, los dramaturgos lo contrataban para hacer papeles fuertes porque percibían rabia en él. Más de diez años después, lo primero que Haig pronuncia en Cobra es un “Fuck that!” tan sentido que no necesita ni traducirse.

El gobierno británico, en jaque. (Fuente: Sky)

A cómo pudo reprimir ese oscuro mundo interior para encarnar al osito achuchable de la serie de Phoebe Waller-Bridge contestó, con los ojos achinados, una camisa brillante y gin-tonic en mano, a las dos de la tarde, que era todo obra de la magia tonal de la guionista. “Te engaña para que pienses que estás viendo otra cosa. Pero si quitas a Phoebe, te queda un thriller convencional”. Él, el camaleón con la lengua más suelta de los invitados al evento, ve a los políticos de hoy como su personaje de Cobra: faltón, carismático y trilero, continuando esa lógica que fijó en lo popular-anglo más recientemente House of Cards, en detrimento de la perecedera camaradería de misa de domingo que había dibujado El ala oeste de la Casa Blanca.

A Carlyle, por el contrario, su primer ministro parece inspirarle verdadero respeto. La idea, explica, le atrajo porque “tenía corazón”; aunque también cruzó el charco apelado por instintos más bajos: según el actor, que estuvo en la estadounidense Érase una vez hasta su conclusión hace un par de años, “la cantidad de trabajo en el Reino Unido es mínima en comparación. La televisión británica tiende a estar más condensada que la americana, y en una producción de seis episodios es un verdadero desafío mantener la dirección correcta todo el rato [al menos, uno mayor que en las distendidas, por más largas, temporadas de las cadenas en abierto del Nuevo Mundo]”.

El proyecto de Ben Richards para Sky parece un giro conservador en lo que era una seriegrafía llena de, por un lado, currantes que conforman los cimientos de las torres de marfil de los jefazos y, por otro, tramas y negocios insidiosos provenientes de las altas instancias de la nación. Habiendo acercado el hocico únicamente al primer episodio (que cumple realmente bien como eso, un capítulo que arrastra hacia los siguientes), su planteamiento de los héroes cotidianos da que pensar. Ya me sudan las puntas de los dedos con solo recordar ese tramo del tráiler que presenta a un puñado de manifestantes como una amenaza letal. Pero, de momento, queda esperar. Esperar que ni el mundo ni Inglaterra se acaben antes del estreno.

‘Cobra’ se estrena en Sky España el 12 de febrero.

Sky anuncia nueva serie, sobre un crimen real, con Olivia Colman
‘Landscapers’ estará dirigida por Alexander Payne y tendrá toques de humor negrofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir