Fuera de Series Fuera de Series

Lo que 2020 puede aprender de Los Ángeles en 1930

‘Perry Mason’ y ‘Penny Dreadful: City of Angels’ se fijan en esa década para comentar sobre nuestro tiempo

Matthew Rhys, en ‘Perry Mason’. (Fuente: HBO)

Entre mediados de marzo y esta semana, ya en los estertores de junio, la televisión estadounidense ha visto el estreno de tres ficciones ambientadas entre principios de la década de 1930 y 1940. La primera en llegar, La conjura contra América, se situaba al principio de la Segunda Guerra Mundial, en Nueva Jersey, y mostraba el auge del fascismo y el antisemitismo en unos Estados Unidos solo ligeramente alternativos a los de aquella década; después se estrenó Penny Dreadful: City of Angels, utiliza su mezcla entre noir y terror para tocar los mismos temas, sumando la corrupción institucional generalizada en Los Ángeles en 1938.

La tercera en discordia llega mañana a HBO España y es Perry Mason, una historia de los orígenes del célebre abogado creado por Erle Stanley Gardner, e inmortalizado en televisión por Raymond Burr. La acción se traslada a la misma ciudad, pero en 1932, y a la corrupción y el racismo dentro de la policía se une la misoginia de los medios de comunicación, y de la sociedad en general, y el papel de los predicadores que eran más celebrities que ministros de Dios. Y todo eso resulta muy actual visto 80 años más tarde.

Las tres series, con sus altibajos, se van al pasado para contar historias sobre nuestro presente. El auge del populismo más descarado y del fascismo está ahí, en los resultados electorales, y que los sectores más retrógrados de la sociedad han redoblado su discurso racista, machista y homófobo también está bien patente. No es difícil reconocer nuestro mundo actual en algunas de las cosas que se dicen en Penny Dreadful: City of Angels, y si en algo funcionaba bien La conjura contra América, era en mostrar lo sencillo que resultaba que apareciera un gobierno nazi elegido democráticamente.

En Perry Mason, la impunidad con la que se cometen injusticias y los ricos sacan provecho de ellas no suena lejana para el público contemporáneo. El caso que Mason investiga puede tener lugar en 1932, pero sería bastante parecido si fuera trasladado a 2020. Sí, las redes sociales ocuparían el lugar de la prensa en el linchamiento mediático, pero el resto podría moverse perfectamente por unos cauces parecidos. Aquella Los Ángeles que prosperaba gracias al pujante Hollywood, los Juegos Olímpicos y el petróleo, mientras el resto de Estados Unidos estaba sumido en la Gran Depresión, tiene unas cuantas cosas que enseñar a la época actual.

El gran reto de Paco Cabezas al dirigir ‘Penny Dreadful: City of Angels’
El director nos habla de su trabajo en la serie, los escasos referentes cinematográficos y aplaude a Natalie Dormerfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir