Fuera de Series Fuera de Series

Lo que el vestido final de Sansa en ‘Juego de tronos’ cuenta de su viaje

El vestuario es una pieza clave para mostrarnos cómo ha evolucionado

AD

(Fuente: Helen Sloan/HBO)

El vestuario de los personajes es muy importante a la hora de mostrar visualmente quiénes son y cómo han ido evolucionando desde el principio de la serie. No es casualidad que, en el final de Juego de tronos, Daenerys cambiara su abrigo blanco de pieles por una chaqueta de cuero negro, o que Arya haya ido variando su vestimenta hacia algo mucho más parecido a un soldado del norte.

Sin embargo, hay un personaje en el que su vestuario resulta fundamental para comprobar su crecimiento, y ése es Sansa Stark. De los vestidos azul claro de las primeras temporadas, cuando aún creía que casarse con Joffrey era lo más maravilloso que le podía pasar, al atuendo negro con el que ha sido señora de Invernalia hay todo un mundo. La diseñadora de vestuario de la serie, Michele Clapton, siempre ha transmitido el momento en el que se encuentran los personajes a través de la ropa, y con Sansa no iba a ser diferente.

La hija mayor de Ned Stark termina la serie coronada como Reina en el Norte, y para la escena en la que se sienta por primera vez como tal en el salón de Invernalia, se confeccionó un vestido lleno de detalles, algunos confirmados por la propia Clapton en su perfil de Instagram y otros que son especulaciones de los fans, impulsadas por su afirmación de que no se ha creado nada sin un significado.

Los detalles del vestido de Sansa

La diseñadora de vestuario apuntaba que el tejido en el que se había fabricado era el mismo utilizado en el vestido de boda de Margaery con Joffrey. Las dos estuvieron muy unidas mientras estuvieron en Desembarco del Rey, así que es un homenaje bastante lógico. Algunos fans sugieren que el patrón de hojas de la falda también es un guiño a esas nupcias reales.

Las hojas que sí se aprecian, bordadas en rojo, son las del arciano, el árbol del Bosque de Dioses donde Ned iba a menudo a pensar, y sus ramas también forman el corpiño metálico. Hay muchos más detalles que Clapton no ha explicado, pero en los que los fans han querido ver guiños a todos sus hermanos, como la capa de pieles de Jon, o que ésta sea asimétrica como la de Arya, o que la corona, aunque esté diseñada ligeramente en el estilo de la de Cersei, sea dos lobos huargos apoyados, como el cierre de la capa de Robb.

(Fuente: Helen Sloan/HBO)

También se ha señalado que el dibujo de las escamas de una de sus mangas es una referencia a la familia Tully a la que pertenecía su madre, Catelyn, cuyo emblema es un pez. Michele Clapton no ha confirmado ninguna de estas explicaciones, pero sí que ha apuntado que son sus manos las que se ven vistiendo a Sansa para su coronación.

La nueva Reina en el Norte culmina en esa escena una evolución desde la primera temporada que ha estado marcada también por el vestuario. Cuando iba a Desembarco del Rey toda ilusionada, sus ropas y su pelo imitaban el estilo de la corte y de Cersei, con escotes redondos y tejidos de colores pastel. Conforme fue desengañándose y dándose cuenta de que aquello era una prisión, fue recuperando el estilo del norte y vistiéndose menos como una niña.

En las últimas temporadas cambia a tejidos más pesados y colores oscuros no sólo porque ha sobrevivido a cosas impensables y horribles, sino porque es la señora de una casa noble que está en guerra. Sólo cuando consigue la paz se permite lucir un gris más claro.

El top 7 de ‘Juego de tronos’: los mejores trajes
El vestuario de la serie ha sido una parte muy importante en sus siete temporadasfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir