Fuera de Series Fuera de Series

Lo que tienen en común ‘Heridas abiertas’ y ‘Big Little Lies’

Son varias las similitudes entre ambas series, pero la clave para decidir si sois su público está en lo que las diferencia

Las comparaciones son odiosas e injustas, pero también inevitables. Sobre Heridas abiertas, la nueva serie de HBO protagonizada por Amy Adams, habréis visto que se repiten como referentes en todas las críticas otras dos producciones de la cadena: True Detective (primera temporada) y Big Little Lies.

Con la primera comparte el sur de Estados Unidos como escenario, lo que hace que sus paisajes y la atmósfera malsana nos resulten familiares; así como la naturaleza violenta de los asesinatos que se investigan, pero podríamos decir que la comparación es casi anecdótica. Con Big Little Lies tiene varios puntos en común en cuanto al estilo y las decisiones creativas, por lo que la relación es más acusada. Éstas similitudes son las que vamos a comentar en este artículo.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que estas comparaciones solo deben servir como punto de partida de referencia para describir la serie; nadie debería acercarse a Heridas abiertas esperando un sustituto de ninguna de las otras dos porque sencillamente no lo va a encontrar.

Crítica: ‘Heridas abiertas’ se zambulle en su complicada protagonista
La serie de HBO entrega a Amy Adams uno de los papeles del añofueradeseries.com

Lo que tienen en común ‘Heridas abiertas’ y ‘Big Little Lies’

  • Ambas producciones adaptan una obra preexistente, con personajes femeninos en su centro y escritas por mujeres; Lyanne Moriarty, en el caso de Big Little Lies, y Gillian Flynn en el caso de Heridas abiertas.
  • Sus protagonistas tienen carreras cinematográficas destacables con nominaciones y/o estatuillas de los premios Óscar.
  • En ambas historias el punto de vista es el de las mujeres.
  • Las dos series plantean un misterio por resolver en forma de asesinato que es una excusa para hablar de otros temas y para explorar a los personajes y sus traumas.

  • Tanto Heridas abiertas como Big Little Lies tienen detrás de cámara a Jean-Marc Vallée. Su estilo es reconocible a través de recursos narrativos que ya son su marca personal, como los insertos de planos sin audio para representar pensamientos, o los recuerdos que van (re)componiendo ante nuestros ojos el trauma de los personajes; también en su puesta en escena, en la que suele situar la cámara desde el punto de vista de un personaje que observa; y en cómo nos permite ubicarnos en los espacios a través de la dirección de las miradas de los personajes.
  • El uso de la música es también similar en ambas series, pues opta su uso diegético, es decir, que la música que escuchamos está en el plano del universo de la ficción: escuchamos la música que están escuchando lo personajes.

  • Yves Bélanger como director de fotografía y Sarah Jacobson como supervisora musical, colaboradores habituales de Jean-Marc Vallée, repiten sus créditos de Big Little Lies en Heridas abiertas. También repiten Brendan Beeb y Paul Lucien Col en el apartado de edición de sonido, otro sello estilístico muy característico que nos lleva inevitablemente de una serie a la otra.

Crítica: ‘Heridas abiertas’ yuxtapone pasado y presente para explorar el trauma
Comentamos con spoilers ‘Vanish’, el primer episodio de la seriefueradeseries.com

El tono es la principal diferencia entre ambas series

Las similitudes entre Heridas abiertas y Big Little Lies no son pocas, pero se limitan a lo formal. La principal diferencia, además, por supuesto, de que las obras originales abordan temas distintos y están adaptadas por dos guionistas (Marti Noxon y David E. Kelly) que nada tienen en común, está en el tono.

Aunque en los dos casos las protagonistas cargan con el peso de situaciones traumáticas dolorosas en incómodas para el espectador, el tono de Heridas abiertas es mucho más sórdido y perturbador que el de Big Little Lies. Mucho. No hay ninguna actitud en los personajes de Wind Gap que proporcione un escape, aunque sea pasajero, de la intensidad y gravedad de las situaciones que nos propone. Y es, quizá, un poco más gráfica en la representación de la naturaleza de sus actos violentos. Si esto no os amilana, y Big Little Lies os sedujo con su propuesta visual, es posible que Heridas abiertas sea vuestra serie de este verano.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir