Quantcast
Los episodios de los Emmy 2017: secundarios de drama - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Los episodios de los Emmy 2017: secundarios de drama

¿Podrán Ron Cephas Jones o David Harbour impedir la victoria de John Lithgow?

Nuestra última parada en el repaso a las categorías interpretativas de drama de los Emmy es en los actores secundarios. Hay siete nominados, con algunos pesos pesados dentro de los premios y candidatos que llevan ya unos cuantos años sentándose en el teatro Microsoft, pero también parece haber un favorito bastante destacado este año.

Como ya hemos comentado en las demás categorías, los actores nominados envían a la academia un episodio de la temporada elegible de su serie para que los votantes decidan quién se lleva el Emmy. Dependiendo de quién tenga el mejor capítulo, el que mejor muestre su trabajo o el más impactante, así acaba habiendo un actor que destaca por encima de los demás.

Vamos a echar un vistazo a los episodios elegidos por los siete nominados, y luego intentaremos dilucidar quién tiene más opciones de ganar. O quién puede hacerle sombra al favorito, John Lithgow.

Los episodios de los Emmy 2017: actores protagonistas de drama
Sterling K. Brown y Bob Odenkirk son los favoritos en las prediccionesfueradeseries.com

Jonathan Banks (‘Better call Saul’)

Episodio 3×02 ‘Witness’

A nadie sorprende ya lo que Jonathan Banks hace con Mike todas las semanas en Better call Saul. Pero también es verdad que no es una interpretación de grandes gestos, y menos en un episodio en el que Mike se dedica a vigilar y seguir a los hombres que estaban vigilándolo a él con anterioridad.

Sí, su trama permite que los espectadores se reencuentren con viejos conocidos de Breaking Bad, y Banks tiene el magnetismo suficiente para que no nos cansemos de verlo realizar trabajo más de detective, más intelectual que físico, pero puede ser demasiado sutil para que sea la interpretación favorita de los académicos.

David Harbour (‘Stranger Things’)

Episodio 1×08 ‘Chapter Eight: The Upside Down’

Aparte de los niños, la gran revelación de Stranger Things ha sido David Harbour, un actor ya con experiencia que, hasta ahora, no había recalado en un proyecto que elevara su perfil como la serie de Netflix. Su jefe Hopper empieza anclado en el cliché del sheriff de pueblo pequeño con tendencia a la vagancia y, con el paso de los episodios, va desvelando un lado mucho más humano y más comprometido con averiguar qué está pasando en Hawkins.

El último capítulo de la primera temporada permite a Harbour mostrar varias facetas diferentes de su personaje. Están los flashbacks que muestran la pérdida de su hija, algo que sigue todavía pendiendo sobre su cabeza y su corazón, y está su momento más heroico al adentrarse en el Mundo del Revés.

Es la culminación del viaje que su personaje ha emprendido durante toda la entrega, y Harbour lo transmite a la perfección, tanto su determinación a salvar a Will como la tristeza que lo acompaña a todas partes. Si el fenómeno de Stranger Things es todavía lo suficientemente fuerte, quizás pueda dar la sorpresa.

Michael Kelly (‘House of cards’)

Episodio 5×12 ‘Chapter 64’

Doug Stamper es un personaje al que, de vez en cuando, le han asaltado ciertas dudas sobre lo que está dispuesto a hacer por Frank Underwood, y esas dudas llegan a su punto más álgido en este penúltimo capítulo de la quinta temporada de House of Cards. El crimen que Stamper y Underwood cometieron en la segunda temporada está a punto de salir a la luz, y está muy claro quién de los dos va a acabar cargando con el muerto.

El peso que esa decisión acarrea en Stamper está muy bien manejado por Michael Kelly, uno de los actores más infravalorados de la serie. El dilema ético al que llega su personaje es casi insoportable. Hasta ahora, su lealtad a Underwood estaba por encima de todo, pero también descubrimos que tiene sus límites. O que él empieza a plantearse que los tiene.

Kelly es un actor más de la escuela de Jonathan Banks, poco dado a los histrionismos y más amigo de que los momentos emocionales lleguen sin forzarlos demasiado. Este episodio es buena muestra de ello.

Ron Cephas Jones (‘This is us’)

Episodio 1×16 ‘Memphis’

Sterling K. Brown ha enviado el mismo episodio que Ron Cephas Jones para intentar llevarse el Emmy en protagonista de drama, y es bastante comprensible. De todos los capítulos muy emocionales de This is us, Memphis bien puede ser el que se lleve la palma en cuanto a paquetes de kleenex gastados en enjuagar lágrimas, y Cephas Jones tiene buena parte de la culpa.

Es la culminación del arco de su personaje, William, que pide a su hijo biológico un último favor: que lo lleve a Memphis por última vez. Quiere reencontrarse con la familia y con la vida que dejó atrás al caer en la drogadicción, quiere un momento de redención antes de morir. Cephas Jones ha interpretado a la perfección la mezcla de vergüenza y ganas de conectar de nuevo con Randall desde que éste descubre que es su verdadero padre, y en este episodio añade, además, cierta sensación de misión cumplida.

Cephas Jones no es un actor demasiado conocido, pero su William ha sido uno de los pilares de This is us, sobre todo en generar momentos lacrimógenos genuinos en los espectadores. No hay que subestimar esa capacidad.

John Lithgow (‘The Crown’)

Episodio 1×09 ‘Assassins’

John Lithgow también ha elegido el mismo capítulo que su compañera Claire Foy, Assassins, para cimentar su condición de favorito por su retrato de Winston Churchill en The Crown. El hecho de que sea un estadounidense interpretando a todo un icono de la historia reciente británica, y que esté casi irreconocible, le da ya muchos puntos extra, pero es que Lithgow tiene, además, un capítulo potente para intentar convencer a los académicos.

Desde el principio de la serie, Churchill ha estado dándole vueltas a la idea de que su carrera política ya está acabada. Esa idea se consolida cuanto tiene que posar para un retrato que el Parlamento ha encargado para celebrar su 80º cumpleaños, y el pintor se esfuerza por retratar no al Churchill elevado a los altares por su liderazgo durante la Segunda Guerra Mundial, sino al Winston de verdad.

Eso, por supuesto, saca a la luz las inseguridades de Churchill y, por primera vez, lo presenta como una persona, como mucho más que el hombre de estado intocable que hemos estado viendo hasta ese momento. Lithgow maneja perfectamente las conversaciones con el pintor (Stephen Dillane) y sus revelaciones personales. Sería bastante raro que se le escapara el Emmy.

Mandy Patinkin (‘Homeland’)

Episodio 6×12 ‘America first’

La candidatura de Mandy Patinkin es de los pocos reductos que quedan de la presencia de Homeland en los Emmy, desde aquella victoria al mejor drama por su primera temporada. La sexta entrega ha girado en torno a un golpe de estado encubierto que ha permitido a la serie tocar ciertos temas muy de actualidad en Estados Unidos actualmente, aunque ha hecho menos ruido del esperado.

El Saul Berenson de Patinkin se ha mantenido incólume como una roca a todos los vaivenes de la serie, como también ha seguido teniendo una relación difícil con Carrie. En America first, el final de la temporada, Saul tiene una conversación telefónica con Carrie (Claire Danes) en la que se mezclan la preocupación por ella y por el destino que él puede correr, y que es su momento más álgido del capítulo.

Quizás tenga episodios más centrados en él en el tramo inicial de la temporada, pero lo cierto es que a Patinkin le costó llamar la atención de los Emmy y, ahora, es un fijo casi todos los años.

Jeffrey Wright (‘Westworld’)

Episodio 1×09 ‘The well-tempered clavier’

Jeffrey Wright es el último de los siete nominados, y es otro de los que consigue transmitir muchas cosas haciendo más bien poco. En este caso, su personaje, Bernard, tiene que asumir una gran revelación que le obliga a replanteárselo todo, y Wright maneja la confusión y la incredulidad de su personaje de un modo muy eficaz.

Sobre este momento introspectivo de Bernard descansa buena parte de la trama final de la primera temporada de Westworld, y en este capítulo podemos apreciar por fin el calibre de la interpretación del actor, y la sutileza con la que tiene que transmitir los diferentes momentos en los que vemos a su personaje.

Wright puede no tener momentos tan impactantes como los de sus compañeras de reparto, Thandie Newton y Evan Rachel Wood, pero sobre él descansa una de las principales revelaciones de la serie y su trama en este episodio encapsula igualmente uno de los temas que Westworld ha ido tratando durante toda su temporada.

Ben Mendelsohn, ganador el año pasado por ‘Bloodline’, compite en 2017 en invitado de drama. (Fuente: Netflix)

Veredicto

  • Jonathan Banks parecía el gran favorito para llevarse el Emmy en esta categoría por la primera temporada de Better call Saul, pero se lo arrebató Peter Dinklage. Y da la sensación de que se ha pasado su momento.
  • Stranger things ha sido un fenómeno indiscutible, y aunque David Harbour está muy bien en su final de temporada, ese episodio acaba perteneciendo más a Eleven. Su momento más vulnerable en los flashbacks puede ayudarle, aunque no es el único que ha optado por un episodio en el que su personaje tiene que afrontar ciertos hechos de su pasado.
  • Michael Kelly y Mandy Patinkin son viejos conocidos de las nominaciones que nunca logran transformarlas en victorias. El episodio enviado por Kelly puede ofrecerle más rango interpretativo, pero no parece que ninguno de los dos vaya a calar entre los votantes.
  • El factor lacrimógeno puede jugar a favor de Ron Cephas Jones. La subtrama de su personaje, buscando la redención ante el hijo al que abandonó, tiene potencial para ser demasiado golosa como para que los Emmy la ignoren, y más teniendo en cuenta el gran éxito que ha sido This is us.
  • John Lithgow se beneficia de que sus apariciones en su capítulo de The Crown son casi una obra de teatro entre dos personajes, uno de los cuales busca desnudar la fachada pública del otro. Y está el hecho de que Lithgow se ha atrevido con una figura tan icónica como Churchill y no sea ha arredrado ante el reto. Es el gran favorito.
  • El trabajo de Jeffrey Wright es, quizás, demasiado sutil como para que destaque por encima de sus rivales en la categoría.

¿Son los robots de ‘Westworld’ los favoritos a los Emmy?
Analizamos algunas de las tendencias de las nominaciones de la 69ª edición de estos premiosfueradeseries.com

Notas al margen

  • Hay dos actores que se estrenan en los Emmy, David Harbour y Ron Cephas Jones. No es habitual que los novatos se lleven el Emmy en su primer intento, pero puede pasar.
  • Jonathan Banks es de los pocos intérpretes que ha sido candidato cinco veces al Emmy a mejor secundario por tres series diferentes: Wiseguy (1989), Breaking Bad (2013) y tres veces consecutivas por Better call Saul.
  • John Lithgow ya tiene un Globo de Oro por The Crown, pero en los BAFTA se vio superado por Tom Hollander (El infiltrado). En los Emmy, ganó en 2010 al mejor invitado de drama por Dexter y cuenta con otro premio en la misma categoría, en 1986, por Cuentos asombrosos, y tres al mejor actor de comedia por Cosas de marcianos.
  • Jeffrey Wright también sabe lo que es subir al escenario a recoger un Emmy. En 2004 se llevó el de secundario en miniserie por Angels in America, en un papel que ya había representado anteriormente en el teatro.

Los Emmy se entregan el 17 de septiembre. En España se verán en Movistar Series Xtra.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir