Quantcast
‘Lost in space’ es la última de las series clásicas espaciales en resucitar - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

‘Lost in space’ es la última de las series clásicas espaciales en resucitar

El estreno de Netflix se une a las recuperaciones de las sagas de ‘Star Trek’ y ‘Stargate’

Will Robinson es uno de los protagonistas de ‘Lost in space’. (Fuente: Netflix)

Cuando el viernes se estrene en Netflix Lost in space, lo hará 50 años después de que se viera por última vez en televisión. Las peripecias de su familia de náufragos espaciales se han adaptado al siglo XXI, especialmente en el rol de los personajes femeninos, pero lo que se ha mantenido es la propuesta de aventuras para toda la familia. Es, de momento, la última space opera que recupera (o resucita) una serie clásica del género que dejara de emitirse hace tiempo, pero que todavía tuviera sus fans.

Perdidos en el espacio, desde luego, disfrutó de bastante éxito en su momento (con una película a finales de los 90 incluida) y es un concepto de serie que puede relanzarse todas las veces que se quiera, y lo suficientemente elástico como para que se puedan añadir nuevos matices. La nueva versión transforma en una misteriosa mujer al doctor Smith de la serie original y le da también un giro diferente al robot, e intenta que las relaciones entre la familia sean más de igual a igual, que no estén determinadas por el género de los personajes.

En una época en la que la resurrección de viejos éxitos es el modus operandi preferido de Hollywood para atraer la atención de un público que tiene que decidir entre una inabarcable oferta, las series de aventuras espaciales que ese público veía en su infancia aportan un extra de nostalgia que, después, no tiene por qué seguirse. De hecho, en los reboots que se han hecho en los últimos años de algunas de ellas, el componente nostálgico casi brilla por su ausencia.

‘Battlestar Galactica’ reimaginaba una serie de finales de los 70.

El estándar, si queremos llamarlo así, de estas reimaginaciones es Battlestar Galactica. La serie transformó en un drama adulto, oscuro y muy influido por el 11-S la vieja serie de finales de los 70 que intentaba aprovechar el éxito en el cine de Star Wars, y la manera en la que trazaba paralelismos con la actualidad del momento y desarrollaba a sus personajes, bastante complejos, la hizo merecedora de un puesto entre las series más queridas por los críticos, y una de las más citadas cada vez que se quiere actualizar una propiedad con varias décadas a sus espaldas.

Algunas de las lecciones de Battlestar Galactica están presentes en Lost in space, como convertir en mujeres a algunos personajes masculinos, aunque evita ser un remake más oscuro que el original, que es la tendencia en estos casos. La otra tendencia es continuar una saga ya conocida y que hace tiempo que no tenía nuevas series en emisión, que es el camino que se ha seguido con Star Trek y Stargate.

Crítica: ‘Lost in space’, aventuras siempre al límite
La nueva versión de la serie de los 60 en Netflix sacrifica a los personajes en aras del espectáculofueradeseries.com

Las dos han optado por volver a los inicios de sus historias para retomarlas, aunque de manera diferente. Stargate: Origins es una webserie para la web Stargate Command que funciona como precuela, mostrando a la hija del descubridor de la primera puerta estelar intentando descubrir sus secretos e impidiendo que caiga en malas manos. Star Trek: Discovery, por su parte, está en una plataforma de streaming (CBS All Access y Netflix) y aspira a recuperar los principios de la serie original con algunos de los avances narrativos de los últimos años.

Algunos de los protagonistas principales de ‘Star Trek: Discovery’. (Fuente: CBS All Access)

Se va a un periodo de tiempo anterior a aquella primera ficción trekkie para contar la historia de otra nave de la Federación de Planetas y de otro tipo de protagonista (en este caso, una oficial que acaba en prisión por amotinarse), pero no se separa tanto del espíritu de Gene Roddenberry.

Y luego tenemos los casos especiales de dos longevas series británicas. Por un lado, está Enano Rojo, que entre 1988 y 2017 ha emitido doce temporadas de las desventuras cómicas de Dave, Arnold y el resto de tripulantes de esa nave espacial. Y por el otro, encontramos Doctor Who, que ha estado en antena más de cincuenta años, en dos etapas diferentes. La actual, que arrancó en 2005, también ha ido cambiando periódicamente de Doctor y, aunque ha sido consciente del legado que tiene a sus espaldas, ha ido buscando su propio camino.

Lost in space entra más en el camino de la reimaginación, de la actualización de sus personajes y del modo en el que cuenta sus historias. Y se olvida de la nostalgia; estos Robinson no son los de finales de los 60.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir