Quantcast
Mark Strong: “‘Temple’ hace preguntas éticas a la audiencia” - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Mark Strong: “‘Temple’ hace preguntas éticas a la audiencia”

El actor británico es el protagonista y productor ejecutivo de esta serie que Sky estrena el martes en España

Mark Strong, en ‘Temple’. (Fuente: Sky)

Un hombre cuyo acomodado mundo se vuelve del revés de repente; un tipo con tratos poco claros que le ofrece una oportunidad; una mujer que siente que podría haber hecho algo más en su vida; un joven ingenuo involucrado en un asunto que puede costarle todo lo que tiene. Aproximadamente, esos son los personajes principales sobre los que se construye Temple, serie británica que adapta un original noruego, Valkyrien, y se lo lleva al Reino Unido.

Es el siguiente trabajo televisivo del actor Mark Strong después de Deep State, donde era un espía retirado que se veía obligado a retomar su trabajo para una última misión. En Temple, Strong, que también es uno de los productores ejecutivos, también interpreta a un hombre forzado a una situación peligrosa, sólo que su personaje, Daniel Milton, no es ningún agente especial con entrenamiento militar; es simplemente un cirujano que ha perdido a su mujer.

La serie, que Sky España estrena el próximo martes 17 de septiembre, sigue a Daniel en la clínica clandestina que ha montado en una abandonada estación de metro, y para averiguar por qué ha hecho eso, y las consecuencias que va a tener, tendremos que ver los ocho episodios de su primera temporada. Fuera de Series pudo hablar por teléfono con Strong para que nos contara más cosas sobre la serie y sobre su decisión de dar un paso más y no limitarse a que su participación fuera sólo como actor.

Eres uno de los productores ejecutivos de ‘Temple’. ¿Cómo surgió esa posibilidad, por que querías estar más involucrado en la serie?

Llevo ya un tiempo haciendo esto, llevo actuando desde hace unos treinta años en muchas películas y en mucha televisión, y siento que ahora tengo algo que ofrecer. Además, no fue una decisión que yo tomé activamente; está producida por alguien que me invitó a subirme al barco como productor ejecutivo y no podía rechazarlo.

¿Cuánto has estado de involucrado en el lado más de productor de la serie?

Lo que eso quiere decir es que, básicamente, estuve involucrado en decisiones de casting, estaba disponible para echar una mano con los guiones y los diálogos, y en el set estaba ahí para ayudar con cualquier problema que pudiéramos encontrarnos. Me dedicaba más a ser una caja de resonancia, en el sentido de que mi experiencia era útil en determinados aspectos. Obviamente, el director hizo su trabajo, el productor hizo su trabajo, y Liza (Marshall), la productora ejecutiva que lo creó todo, hizo su trabajo, y yo era sólo otra persona en la ecuación. Para ellos fue muy útil y yo lo encontré muy interesante.

Catherine McCormack interpreta a la esposa de Daniel. (Fuente: Sky)

¿Te interesaría entonces repetir la experiencia, a lo mejor en otra serie?

Absolutamente. Disfruté de producir algo en lo que yo actuaba; no estoy seguro de que fuera a dejar de actuar y me convirtiera en productor ejecutivo. Es increíble la cantidad de trabajo, el andamiaje necesario para construir una producción como esta, eso fue una revelación. Hay mucho trabajo duro que tiene lugar detrás de las cámaras y del que, como actor, nunca fui del todo consciente, pero si fuera una serie en la que actúo, sí. Controlar los medios de producción, como dijo una vez Marx, no es necesariamente algo malo.

‘Temple’ está basada en una serie noruega. ¿Qué aspectos del original te resultaban atractivos, por qué tenía sentido trasladar la acción al Reino Unido?

Ésa es la pregunta interesante. Estábamos viendo el piloto de una serie llamada Valkyrien, una serie noruega, y nos gustaba, queríamos ver el resto de la serie. Para cuando llegamos al final, nos preguntamos si alguien tendría los derechos, porque era más inventiva y más inusual que cualquier cosa que estuviera viendo en la televisión británica en aquel momento. Creo que esa mentalidad diferente que los escandinavos aportan a sus historias era muy intrigante.

Lo que hicimos fue ir allí, reunirnos con los creadores y nos dieron los derechos para hacer la serie, pero la hemos cambiado bastante. Hemos tomado los personajes originales, y la premisa original, la trama, y lo hemos expandido. Creo que lo que los escandinavos hacen muy bien son dramas impulsados por su trama, y eso los hace es excitantes, pero estábamos más interesados en hacer un drama de personajes, así que tomamos lo que tenían en el original y desarrollamos más los personajes. Nos interesaba más la historia de la relación de los personajes unos con otros. La serie posee una línea oscura subyacente, pero también humor y un verdadero cariño por los personajes. Tomamos el original y lo abrimos un poco, es la mejor manera en la que puedo describirlo.

Daniel, el protagonista, es un hombre bastante complicado. No sabemos si es algo parecido a un héroe o un antihéroe. ¿Cómo lo ves tú?

Para mí, eso es lo que lo convierte en interesante. Como actor, siempre buscas personajes conflictivos, o yo lo hago; personajes que tienen un drama inherente, que son interesantes. En Daniel encontré un personaje que juega con la moralidad de la vida que lleva, lo que lleva a que el público no esté seguro de si les cae bien o no. Yo disfruté ese filo de la navaja. A veces, entiendes parte de lo que está haciendo, porque está desesperado, y otras veces va demasiado lejos y piensas, “vale, no puedes hacer eso”. Así que disfruté esa dualidad, y creo que Daniel es un hombre corriente y está haciendo preguntas morales y éticas a la audiencia, que espero que se pregunten “¿me comportaría yo de esa manera? ¿Es esa la mejor manera de comportarse? Entiendo por qué lo hace, pero eso es inaceptable”. Ojalá todas esas preguntas estén en la mente de los espectadores cuando vean la interpretación.

Mark Strong y Carice Van Houten. (Fuente: Sky)

Al ver ‘Temple’, no tienes claro si Daniel actúa movido por la culpa por lo que le ocurrió a su mujer o si hay algo más. ¿Cómo lo ves tú?

El problema al principio de la serie es la enfermedad de su mujer y su voluntad por mantenerla viva por amor, que es el nexo subyacente, el amor de Daniel por su mujer. Eso, la desesperación por mantenerla viva, saca a la luz una parte de él que no sabía que existía. Creo que tiene una vida muy corriente. Quiero decir, tiene una buena vida; es cirujano, está casado, tiene una hija, vive muy cómodamente, y pasa esto en su vida que básicamente lo cambia todo y abre una puerta a una parte de él que nunca supo que estaba ahí, y espero que la audiencia lo vea también de esa manera.

¿Le atrae ese otro lado suyo, ese lado oscuro? Porque Daniel puede acabar un poco como Walter White, que termina siendo Heisenberg porque le gusta.

Tuvimos mucho cuidado de evitar comparaciones con Breaking Bad porque, en los primeros episodios, parece que vamos a ir por ahí. Pero el punto que queremos tratar con él es que lo hace por amor, no disfruta del lado oscuro. No le gusta, pero se ve obligado a ir ahí. Pronuncia un discurso ante uno de los personajes en el que dice que, si te encuentras un problema durante una cirugía, tienes que lidiar con él. El otro personaje le pregunta qué pasa si sale mal, y él dice que no puede salir mal. Tienes que continuar tomando decisiones.

En un par de ocasiones, Daniel dice “afrontaré ese problema cuando llegue ahí”. Como cirujano, siempre ha tenido esto en mente, tratar los problemas según vayan llegando, y en esencia, eso es lo que le pasa durante la serie. Cada vez que se encuentra con un problema, toma una decisión. No lo hace para complacer a su lado oscuro, lo hace por necesidad. El problema es que, como nunca ha tenido que tomar decisiones como éstas antes, a menudo elige las incorrectas. No creo que disfrute de ese lado oscuro del mismo modo que lo hacía Walter White. Lo que pasa es que estás viendo a un hombre corriente forzado a una situación que creyó que nunca tendría que afrontar.

Se ve obligado siempre a tomar decisiones muy difíciles.

Sí, y ética y moralmente, esas decisiones son muy extrañas.

Ahora que ya has podido ver la serie terminada, ¿hay alguna parte que te haya sorprendido de cómo ha quedado?

Siendo sinceros, cuando todo está ya completado, creo que está muy bien rodada. Creo que la televisión, a veces, puede pasar por alto el look de algo en favor de la narrativa: cuenta la historia, cuenta la historia y pasa a otra cosa. Pero creo que tenemos algo increíblemente bien rodado y que se ve muy estilizado.

Por supuesto, eso no es suficiente para atraer a la audiencia, pero también tenemos, y eso puede sorprender, a un guionista, Mark O’Rowe, que nunca había escrito para televisión antes y que no pretendía escribir los ocho episodios. Pero una vez había escrito el primero y fue a una sala de guionistas, se dio cuenta de que quería poseer todo el proceso, así que escribió los ocho capítulos y, para no haber escrito televisión antes, es una tarea enorme. Me impresionó mucho lo bien que entrelazó la historia con algo de humor negro. Sólo los escritores irlandeses son capaces de hacer eso, que te encuentres a punto de morir y aun así sonrías.

Pero también estoy muy orgulloso de un tipo que tenemos, Matthew Herbert, que hace la música, porque es un tipo muy interesante. Construye instrumentos con equipamiento que encuentra por ahí, así que fabricó un set de batería a partir de instrumentos quirúrgicos y pasó el sonido por un sintetizador. Algunos de los sonidos que se escuchan son de instrumentos que él ha creado. Además, es un DJ muy exitoso, así que es un tipo muy cool. Él tampoco había hecho televisión antes, y que haya querido sumarse para componer la música es genial. Conseguimos a varias personas, que son excelentes en sus áreas, para que hagan televisión por primera vez. Creo que, con eso, lo que tenemos es algo increíble, muy estilizado y competente, y con una gran integridad artística. Estoy muy orgulloso, esto no se encuentra a menudo en televisión.

En los últimos años, las series británicas han tenido mucho más éxito internacional y también han conseguido grandes audiencias en el Reino Unido. ¿Por qué crees que está ocurriendo esto?

Bueno, el nivel de la televisión en todo el mundo no hace más que crecer. Creo que siempre ha habido una gran necesidad de historias en la gente, y en estos tiempos locos, probablemente, es hasta mayor. Lo que está pasando en Estados Unidos, y en Escandinavia y también en el resto de Europa, es que los guionistas han dado un paso adelante y han empezado a escribir cosas muy interesantes que no puedes ignorar.

Creo que el nivel de la escritura ha mejorado exponencialmente en televisión durante las últimas décadas. Que el cine se dedique ahora a los grandes espectáculos hace que muchos guionistas se hayan pasado a televisión porque pueden contar el drama, pueden contar sus historias y tomarse su tiempo. No tienes que hacer un telefilm de 120 minutos; puedes tener seis, 8, 22 episodios y, a lo mejor, dos, cinco, diez temporadas. Creo que los guionistas han mejorado mucho y que el estándar se eleva todo el tiempo. Además, en el Reino Unido tenemos esta maravillosa habilidad de alternar entre cine, televisión y teatro, y tenemos escritores que ocupan todos esos lugares, como Mark O’Rowe. Esto quiere decir que tenemos un grupo de guionistas muy consumados, y quizás por eso la televisión británica ha mejorado.

‘Temple’ se estrena el martes 17 de septiembre en Sky España.

‘Catalina la Grande’ se estrenará en Sky España el 3 de octubre
La serie, protagonizada por Helen Mirren, es uno de los estrenos más esperados del otoñofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir