Fuera de Series Fuera de Series

‘Modern Family’, y al décimo año resurgió

La comedia vuelve a recuperar la frescura en su actual temporada

Imagen promocional de la octava temporada de ‘Modern Family’. (Fuente: ABC)

Reconozcámoslo, Modern Family había perdido su punto. Tras tantos años seguíamos aferrados a ella por amar a sus protagonistas. Pero ya no funcionaba. Los gags habían dejado de tener gracia, sus personajes parecían gastados y esa dinámica que tanto nos había gustado entre los niños se había esfumado con su natural crecimiento. De hecho, su desaparición en las nominaciones de los Emmy no hacía más que evidenciar lo que todo el mundo veía, Modern Family se había apagado.

Seguirla se había convertido en una tradición que se mantiene porque da pena abandonarla, y que apenas reconforta. Pero entonces llegó su décima temporada. Cuando parecía que todo lo que le quedaba por hacer era cerrar tramas y bajar la persiana, resurgió. Con los mismos actores, con el mismo entorno conocido y los mismos ingredientes de siempre, pero con olor a limpio.

Por fin han aceptado que esos personajes infantiles que se metían en líos y hacían las delicias del espectador han madurado. Son adultos y su condición debe de cambiar la forma de enfocar la serie. Incluso Lily ha de dejar de comportarse como una niña, porque ya no lo es. Se ha convertido en una adolescente mordaz que tiene toda la frialdad de Mitch y las respuestas pasivo-agresivas de Cam. Y funciona. Su papel se ha reducido a dar respuesta ante las escenas inverosímiles en las que se ven metidos sus excéntricos padres, verbalizando lo que todo espectador piensa al verles hundidos en el fondo del ridículo en la escena de turno.

Los Dunphy, en la décima temporada de ‘Modern Family’. (Fuente: ABC)

Por su lado, los hijos Dunphy están explotando la complicidad que suele salir cuando uno ya es adulto. Haley es toda una mujer desde hace tiempo, y posiblemente sea el personaje que más regular se ha mostrado en su maduración. En ella hemos encontrado una de las apuestas seguras que ha hecho que la serie no se hunda, y por fin se ha visto reforzada por Alex, cuya presencia había perdido sentido en las últimas temporadas.

Pero, por otra parte, han abrazado la facilidad que siempre han tenido para generar escenas blandas con una voz narrativa que evidencie la ternura de lo que estamos viendo. Sin necesidad de explotar desgracias han conseguido tener algunos de los cortes más emotivos de lo que llevamos de serie, simplemente tirando de lo mejor que siempre ha tenido: su condición de familia unida, pase lo que pase.

El resurgir no podría llegar en mejor momento; tras la renovación por dos nuevas temporadas en mayo de 2017, tocaría renegociar las condiciones para un nuevo año. No sabemos cuáles serán los resultados o la predisposición tanto de sus actores como de la propia ABC (a priori, da la sensación de una 11ª temporada está muy cerca), pero lo que es seguro es que, si este fuera su último año, se irían por la puerta grande y dejando claro qué le ha hecho ser merecedora de hasta trece Emmys desde 2010.

Si eres de los que había abandonado la serie, pensando que ya no había de dónde tirar, vuelve. No te defraudará. Sus personajes clásicos han recuperado parte de la chispa que habían perdido y la mayoría de ellos han aprendido a vivir con una década más, recuperando la forma perdida. Es otra serie. Ya no se trata de adultos contra niños, pero ha sabido madurar y convertirse en algo diferente que sigue atrapando.

‘Modern Family’ puede verse en FOX los miércoles a las 22:00 h.

‘Modern Family’ podría acabar en la 10ª temporada
Sus creadores lo afirman así en The Hollywood Reporterfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir