Quantcast
Mujer, española, showrunner: ese animal mitológico - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Mujer, española, showrunner: ese animal mitológico

Un dato: de las 30 series españolas estrenadas en 2018, 24 tenían hombres como showrunner. ¿Ven el problema?

Anna R. Costa, cocreadora de ‘Arde Madrid’. (Fuente: Irene Medina y Espacio Fundación Telefónica)

Cuando pensamos en mujer y showrunner (esto es, la persona que lleva las riendas de una serie), rápidamente nos viene a la mente Shonda Rhimes. Porque la creadora de Anatomía de Grey se ha ganado a pulso que su nombre sea sinómino de poder, pero también porque no son tantas las mujeres que dominan la industria televisiva y menos desde una posición tan fuerte como la suya. Las hay, pero siguen siendo pocas. Escasas, si circunscribimos el radio de búsqueda a España.

En una mesa redonda sobre este asunto, celebrada en el Festival de Vitoria en 2017 y organizada por CIMA, se llegó a afirmar que había muchas mujeres guionistas y que, de hecho, eran más. Al escuchar aquello, en la sala nos echamos las manos a la cabeza. No entendíamos desde qué perspectiva estaba mirando esa persona, que ostentaba un puesto de poder, la foto general de la ficción española. No lo hacía, desde luego, con las gafas moradas, pero tampoco con una estadística en la mano. Tal vez viendo que hay algunas mujeres (minoría, sin duda) en el campo del guion y no reparando en cuántas llevan la voz cantante se produce ese espejismo de igualdad.

No es tan complicado observar, a simple vista, que hay muchísimas menos mujeres que hombres liderando proyectos de ficción (entendiendo como líder a la persona que figura como creador, showrunner o coordinador de guion). Es mejor hacerlo con cifras: de las treinta* series españolas de prime time que estrenaron temporada a lo largo de 2018, veinticuatro están capitaneadas por hombres. Del resto, en cuatro encontramos un liderazgo compartido entre hombres y mujeres, mientras que solo dos tienen a mujeres al mando.

Bambú Producciones es una empresa encabezada por el matrimonio formado por Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés, quienes lideran junto a la guionista Gema R. Neira sus proyectos, tres de los cuales vieron la luz en 2018: Fariña (Antena 3), Velvet Colección (Movistar+) y Las chicas del cable (Netflix). La otra serie de liderazgo compartido viene de la pareja formada por Anna R. Costa y Paco León, Arde Madrid (Movistar+).

Solo en Mar Coll (creadora y directora de Matar al padre) y Begoña Álvarez Rojas (productora ejecutiva de Skam España), ambas producciones de Movistar+, encontramos mujeres liderando series españolas en 2018. Dos. Dos de treinta. Y que ninguna de estas dos ficciones supusieran un gran éxito puede llevar a algunos a un argumento perverso, el de que las mujeres no estén capacitadas. Fracasos de hombres tenemos a manos llenas y nadie señala que sea cuestión del género. Cuantas más opciones de fallar se tengan, más las habrá también de acertar. Lo que nos ha regalado Anna R. Costa, por ejemplo, es prodigioso.

Todas las series de TVE de 2018 (Fugitiva, La otra mirada, Sabuesos, Estoy vivo, Cuéntame, El continental) tenían hombres detrás y lo mismo pasaba con Telecinco (La verdad, Vivir sin permiso), FOX (Vis a vis) y Amazon Prime Video (Pequeñas coincidencias). Con las excepciones antes mencionadas de Fariña y Las chicas del cable, Antena 3 (Apaches, Cuerpo de élite, Allí abajo, La catedral del mar, Presunto Culpable) y Netflix (Élite, Paquita Salas) también apostaban por series creadas por hombres. Del mismo modo, la proporción de género en las series originales ha sido escandalosa en Movistar+ (La peste, Mira lo que has hecho, Félix, El día de mañana, Velvet Colección, Virtual Hero, Gigantes, Vergüenza; frente a los tres casos nombrados con mujeres).

Especialmente llamativo me resulta el caso de La otra mirada, ficción de mensaje claramente feminista que fue creada por Josep Cister Rubio y Jaime Vaca, siendo este último el coordinador de guion de la primera temporada (en un equipo formado por dos hombres y dos mujeres), si bien es cierto que cede ese rol en la segunda a su compañera Alba Lucío. En camino hay alguna serie más con mujeres, como Madres o Déjate llevar; y en años anteriores encontramos otros casos, pero siguen siendo pocas en comparación.

Los datos son los que son. Y no se trata de un tema de números o cuotas, sino de oportunidades y representación. ¿Por qué si las mujeres son la mitad de la población no están contando historias, ni siquiera las suyas propias? ¿por qué una industria aparentemente moderna y progresista todavía está tan lejos de alcanzar una igualdad real? ¿por qué las mujeres que entran en el mundo del guion en España encuentran tan bajo su techo de cristal? ¿por qué las personas que están en posición de poder no se esfuerzan por conseguir el cambio? Son preguntas para una industria que debe reflexionar si quiere seguir cimentada sobre el patriarcado.

Y es un tema que debemos hablar esta semana, la del 8 de marzo, pero también cualquier día del resto del año.

*NOTA: En el artículo no se incluía la serie El Accidente, de Telecinco, por haberse estrenado en 2017, aunque lo cierto es que emitió buena parte de su temporada en 2018. Su showrunner fue Inés París, así que los datos cambian ligeramente: 31 series, 3 con mujeres. La desproporción de género sigue siendo evidente.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir