Fuera de Series Fuera de Series

‘Narcos: México’: 3 cosas que tienes que saber para su temporada 2

La unión de las plazas mexicanas y el enfrentamiento con la DEA fueron algunos de los temas principales de su primera entrega

Félix Gallardo logró controlar todas las plazas de México y hacerse con el mercado de la marihuana mexicano. (Fuente: Netflix)

Era noviembre de 2018 cuando Netflix estrenó la segunda serie de Narcos, en esta ocasión, en su versión mexicana y centrada en la historia de Miguel Ángel Félix Gallardo. Félix unió a las plazas de todo el país introduciendo una nueva cepa de marihuana imbatible e hizo que los narcotraficantes estuvieran coordinados en una organización propia que manejara todo el tráfico nacional. Pero lo que comenzó como un proyecto de tensa hermandad para enriquecerse con la mota, se convirtió en algo más allá de lo esperable.

Cuando la cocaína llegó, rompió todos los esquemas. Ocupaba menos, tenía un margen de beneficio mayor, enganchaba más y triunfaba en Estados Unidos. Pronto, la enorme frontera de México se convertiría en un caramelo que Félix supo explotar, negociando con los colombianos y ampliando su mercado.

Pero todo se fue de madre. Dentro de sus propias filas, además. Comenzarían los enfrentamientos entre los que querían seguir traficando únicamente marihuana y Félix, que veía en el polvo blanco la posibilidad de expandirse y convertirse en algo aún mayor. En esas estábamos cuando la temporada de Narcos: México aceleró completamente e hizo de esto algo personal.

La historia se precipita

(Fuente: Netflix)

Si recordamos, durante toda la temporada habíamos seguido principalmente cuatro perfiles: el de Félix, Rafa (inventor de la cepa), Neto (el tercero de la cúpula) y Kiki Camarena, un agente de la DEA de origen mexicano y obsesionado con acabar con el negocio que habían montado entre políticos, traficantes, policía y el resto de fuerzas del ordem para que el negocio de la droga estuviera controlado y permitido.

Cuando entró la cocaína, Rafa vio cómo su creación dejaba de ser importante. Aquello que había dado sentido a su existencia había sido derrocado por una droga nueva contra la que no se podía competir. Por si eso fuera poco, el agente Camarena había conseguido acabar con su enorme plantación, lo que fue la gota que colmó el vaso. Rafa mandó secuestrar a Kiki y eso dinamitó toda la benevolencia que se había tenido desde Estados Unidos.

El secuestro de Kiki y la huida de Félix

Mika, mujer de Kiki, ayudada por Jaime (su jefe en la DEA), mueve cielo y tierra hasta lograr llamar la atención y movilizar al gobierno estadounidense y al resto de agentes del departamento. Ya no se trata de hacer su trabajo, sino de defender a uno de los suyos. El cuerpo de Kiki aparecería unos días después, muerto, torturado e irreconocible. Pero el fuego ya se había encendido.

Los dos últimos episodios de la primera temporada son un frenesí de acontecimientos sucediéndose. Rafa y Neto son apresados mientras Félix huye como puede, pero le queda un as en la manga. Siempre tiene uno; es como él dice, su visión va más allá, siempre piensa en cómo pueden acabar las cosas. Su plan es el habitual, en realidad, comprar el silencio, en este caso de Calderoni. Y se sale con la suya, lográndoselo sacar de encima y además consiguiendo un dato valioso: su gente está planeando traicionarle.

Kiki y Mika en una imagen de la primera temporada. (Fuente: Netflix)

Un fénix que renace

Y así es como llega a Ensenada, imponiéndose de nuevo y demostrando que las cosas no cambian. Con el ejército de su parte y algo más que lo hace más fuerte. A Calderoni le pagó con dinero, pero no solamente; además, le ofreció cinco cintas de lo que Kiki dijo durante su tortura y un plus, que no era otro que ocultar las otras tres donde se hablaban de los cargos políticos implicados en la trama de narcotráfico más grande de la historia de México.

Con ello, Félix consigue matar dos pájaros de un tiro, ya que no solamente escapa, sino que logra que todos aquellos que lo han puesto donde está no lo muevan. Un juego redondo que hace que las cosas terminen como empezaron. Si no fuera por un detalle.

El asesinato de Camarena supuso desenterrar el hacha de guerra. Tras él, una DEA muy enfadada, y por fin despierta, decidiría ir a por todas. Había comenzado la verdadera guerra contra el narcotráfico mexicano: la Operación Leyenda. Pero eso es tema para la segunda temporada.

La segunda temporada de ‘Narcos: México’ está disponible desde hoy en Netflix.

‘Fenix’, la ‘Narcos’ holandesa que nos lleva al epicentro mundial del éxtasis
Hablamos con Shariff Korver, director de ‘Fénix’, que nos da las claves de por qué tenemos que ver la seriefueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir