Fuera de Series Fuera de Series

Netflix quiere conquistar el mercado árabe con ‘Jinn’

La serie, rodada en Jordania, mezcla una historia de instituto con mitología de la región

Los protagonistas de ‘Jinn’. (Fuente: Netflix)

Un grupo de adolescentes de excursión en Petra (Jordania) se va a dar de bruces con un mito ancestral de Oriente Medio: el del jinn, una criatura sobrenatural que, en ocasiones, se mezcla con la acepción que el Islam tiene de los demonios. Los jinn dieron pie a los genios que se popularizaron a partir de historias como Aladino y la lámpara maravillosa y sus adaptaciones occidentales, pero el que va a martirizar a esos jóvenes se va a parecer poco al de la película de Disney.

La historia sobrenatural de instituto de la serie Jinn encaja perfectamente con la apuesta por el contenido juvenil que Netflix lleva haciendo ya un par de años, pero lo diferente no es tanto que los protagonistas sean perseguidos por un demonio mitológico, sino que sus aventuras están rodadas en Ammán y en árabe. Jinn es la primera ficción original de la plataforma grabada en ese idioma y es la gran esperanza para que ese mercado se abra definitivamente al gigante del streaming.

Porque el contenido local es una de las claves para introducirse en todos los territorios en los que funciona Netflix. En España, la producción se ha institucionalizado con la apertura de un centro específico, y en otros países se están dando los primeros pasos para atraer a algunos de los millones de potenciales clientes. En la India, Netflix ha empezado a estrenar comedias románticas y series de misterio y terror (incluida esa Gul coproducida con Blumhouse); su primera serie turca ha sido el superhéroe Hakan, el protector y, para ir ganando terreno en Oriente Medio, se ha optado por una mezcla del terror con el subgénero de instituto.

Jinn no se estrena hasta el 13 de junio, pero la compañía ya ha anunciado su siguiente producción en árabe, Paranormal, basada esta vez en unos exitosos libros del escritor egipcio Ahmed Khaled Tawfik y ambientada en los 60. Su protagonista es un hematólogo que se encuentra con una serie de eventos inexplicables.

Con estas producciones en Jordania y Egipto, Netflix pretende acceder a nuevos clientes que le permitan mantener su crecimiento a niveles globales, ya que en Estados Unidos está más estancado. Es el servicio de streaming mayoritario en Oriente Medio, pero también están surgiendo competidores que están creciendo con rapidez, sobre todo ofreciendo retransmisiones en directo. Showmax y Starzplay Arabia son las otras OTT con más suscriptores.

Jinn busca seguir los pasos de, por ejemplo, Élite y convertirse en un éxito internacional con su cóctel de problemas típicos de la adolescencia y entes sobrenaturales que persiguen a sus protagonistas. El misterio de qué ocurrió en esa excursión a Petra es sólo el punto de partida de la historia.

La gran apuesta de Netflix en la India
La plataforma de streaming busca llegar a 100 millones de suscriptores en el país asiáticofueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir