Quantcast
Noah Hawley, el renovador - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Noah Hawley, el renovador

El guionista detrás de ‘Fargo’ y ‘Legión’ prueba cómo adaptar de una manera diferente

Noah Hawley, en el centro, con el reparto de ‘Legión’ en la Comic-Con de San Diego. (Fuente: Twitter LegionFX)

¿Cómo un asistente legal, que tuvo una banda de rock en Nueva York, acaba escribiendo novelas y dando el salto a las salas de guionistas de la televisión estadounidense? ¿Y cómo termina convertido en uno de los guionistas más visualmente imaginativos de esa industria? Ésa es la historia de la carrera de Noah Hawley, showrunner de dos de los éxitos recientes de FX, Fargo y Legión, con los que se ha ganado fama de renovador de propiedades ya existentes.

O, más en concreto, de tener buen ojo para saber cómo adaptar historias preexistentes, dándoles un toque propio y una personalidad muy marcada. En el caso de Fargo, Hawley no sólo trasladó a televisión la película original de los hermanos Coen, sino que utilizó todo su universo para crear sus propias historias en él.

Con Legión, por su parte, decidió aprovechar los poderes mutantes de su protagonista, David Haller, para trasladarlos a la pantalla de una manera que no se había visto hasta ahora en el género de los superhéroes. ¿Pero quién es Noah Hawley?

Crítica: ‘Fargo’, el karma y la lucha del Bien contra el Mal
La serie cierra una tercera temporada que ha ido de menos a másfueradeseries.com

De las novelas a Hollywood

Noah Hawley trabajaba como asistente legal en San Francisco cuando publicó su primera novela, A conspiracy of tall men. Como contó él mismo a The Hollywood Reporter, el interés de Hollywood por adaptarla al cine le llevó a pasarse a la escritura de guiones, uno de los cuales acabó siendo la película The Alibi, en 2006, protagonizada por Steve Coogan y Rebecca Romijn.

No fue un gran éxito, pero abrió a Hawley las puertas de la televisión, aunque él seguía viéndose principalmente como novelista. Hasta que consiguió un trabajo como guionista en Bones. Y eso lo cambió todo.

El procedimental de FOX, con una paleontóloga forense que ayuda al FBI a resolver casos difíciles, le llegó a Hawley después de haberle vendido un proyecto a John Landgraf, antes de que fuera el jefe de FX, que no salió adelante. Es su trabajo continuado más largo en televisión hasta que se pasó al cable básico, y en sus episodios se nota la mezcla de humor, cierto misterio y una pequeña mirada al lado oscuro del ser humano que quedaría después más explorada en Fargo.

Es cierto que ése era ya el tono de Bones, y Hawley lo siguió explorando en su primera serie creada en solitario, The Unusuals, un peculiar policiaco en ABC que tuvo menos repercusión de la que debería haber tenido.

En su única temporada en emisión podían encontrarse algunos puntos de contacto con los trabajos posteriores de Hawley, sobre todo su gusto por giros inesperados y hasta un poco absurdos, pero aunque la serie acabó teniendo un pequeño culto a su alrededor, no logró el favor del público.

Peor suerte aún tuvo su siguiente trabajo, My generation, que seguía a un grupo de amigos del instituto, diez años después de haberlo terminado, que participaban en un reality show sobre sus vidas. Sólo duró dos episodios en antena, también en ABC, en 2010, y fue una dura cancelación.

Hawley parecía haber vuelto a la escritura de novelas (en 2012 publicó The good father) hasta que John Landgraff volvió a recurrir a él para adaptar Fargo.

El éxito en FX

Alison Tollman, una de las protagonistas de la primera temporada de ‘Fargo’. (Fuente: FX)

Ese proyecto parecía condenado al fracaso. ¿Una serie de televisión sobre la película de 1996 de los Coen? Hollywood estaba claramente sin ideas. Sin embargo, Hawley encontró la manera de convertirla en serie, primero, siguiendo el manual de la antología de American Horror Story y, después, trasladando a la pantalla más el espíritu, el universo de la película Y de la filmografía de sus directores) que su historia en sí.

La primera temporada de Fargo fue un rotundo éxito de crítica y audiencia, éxito que se mantendría en la segunda, que se iba treinta años atrás y se adentraba más en los caminos de Muerte entre las flores. Y situaría a Noah Hawley en el camino de Marvel y FOX, que llevaban ya un tiempo buscando la manera de explotar los derechos audiovisuales de los X-Men más allá del cine.

Así llegó Legión, el traslado a la pequeña pantalla de los cómics protagonizados por David Haller, poderoso mutante, hijo del Profesor X, que al principio no sabe si está loco y no es capaz de distinguir la realidad de lo que sólo está pasando en su cabeza.

‘Legión’, los superhéroes pueden ser originales
Crítica del episodio 1×08, el último de la primera temporadafueradeseries.com

La gran imaginación visual con la que Hawley y sus colaboradores plasman las peripecias de Haller ha demostrado que hay margen para dar otro tratamiento a las historias de superhéroes. Marvel, de hecho, ha vuelto a confiar en el guionista para escribir una película de Doctor Doom.

En sus propias palabras

Si queréis escuchar a Hawley explicar toda su carrera, podéis echar un vistazo a esta charla de una hora en el pasado festival SXSW de Austin.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir