Fuera de Series Fuera de Series

‘Perdida’, una serie potente que no hizo mucho ruido y que llega ahora a Netflix

La plataforma lanza la serie protagonizada por Daniel Grao sobre un español en una cárcel colombiana

Daniel Grao protagoniza ‘Perdida’. (Fuente: Atresmedia)

Con la angustiosa escena de un hombre tragando bolas de cocaína en una habitación de hotel comienza Perdida. Es Antonio, intepretado por Daniel Grao, un español que horas después será detenido en el aeropuerto y llevado a la cárcel, donde una abogada mexicana llamada Angelita tratará de ayudarle a salir. Sin embargo, Antonio rechaza toda ayuda y parece empeñado en quedarse entre rejas en Colombia. El porqué de su decisión es la primera duda que plantea la serie creada por Natxo López y Ruth García.

Estrenada en Antena 3 el pasado mes de enero, Perdida debutó ante 1.742.000 espectadores y un 11,5% de cuota de pantalla, precedida por una escueta promoción por parte de la cadena, y cerró su andadura ante poco más de un millón de espectadores (6,5% de share). No obstante, se trata de una ficción de buena factura técnica y con un guion intrigante que podría convertirse en la próxima serie española en dar que hablar a nivel internacional, ya que desde hoy estará disponible en Netflix.

A lo largo del primer episodio de Perdida vamos descubriendo un poco más la historia y las motiviaciones de su protagonista, un hombre caído a los infiernos tras la traumática desaparición de su hija Soledad. Han pasado varios años, pero la herida de la pérdida no ha cicatrizado; todo lo contrario, la razón por la que Antonio arriesga su vida como mula de droga está ligada a la búsqueda de la verdad de aquella desaparición.

Qué pasó con Soledad, qué sabe realmente Antonio y cuál es su plan son misterios que atraparán al espectador a lo largo de una temporada de once episodios con una calidad notable. Y quizás uno de los aciertos de Perdida es que aborda temas muy utilizados en la ficción (los narcos, la niña desaparecida…), pero consigue contar una historia que se percibe como diferente. No estamos ante el típico thriller de niña muerta, ni tampoco ante una serie de narcotraficantes al uso, sino que encuentra identidad propia.

Destaca la serie, además, por una realización cuidada (aunque abusa de ese etalonaje excesivamente amarillo tan explotado en cine y series) y una apuesta por lo internacional tanto en localizaciones como en un elenco en el que el espectador español se reencuentra con Ana María Orozco, la mítica protagonista de Yo soy Betty la fea, pero también con Adriana Paz, que dio vida a la aguerrida Altagracia de Vis a vis. ¿Estamos ante la próxima serie española que hizo poco ruido en su pase en abierto y que, posteriormente, se convierte en un boom al dar el salto a las plataformas?

De ‘Perdida’ a ‘Drama’, la ficción española ha empezado 2020 muy bien
La oferta de series de producción nacional ha arrancado el año con propuestas diferentesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir