Fuera de Series Fuera de Series

Por qué ‘Vergüenza’ decidió llevar a Jesús al mayor escándalo posible

Los creadores de la serie de Movistar+ nos cuentan su idea detrás de la tercera temporada

(Fuente: Movistar+)

La tercera temporada de Vergüenza intenta el más difícil todavía al mezclar su tono habitual con lo que es, esencialmente, un thriller de falso culpable. Los capítulos arrancan con Jesús, su protagonista, metiendo la pata de dos maneras muy clásicas suyas: primero, cuando la mujer de su amigo lo pilla sucumbiendo a una diarrea en medio del parque, y después, al darle una colleja a su hijo Yusuf mientras los enfoca el videomarcador del WiZink Center durante un partido de Estudiantes.

Lo que parece que va a ser la tónica de la temporada, la exposición pública de Jesús, deriva con rapidez hacia otra cosa. Porque, ¿qué ocurriría si alguien como él, incapaz de reconocer una equivocación, se viera envuelto en la investigación de un asesinato? El asesinato, además, de un amigo suyo. “Aquí tenemos que dejarnos de tonterías e ir a algo muy gordo”, resume Juan Cavestany, cocreador de la serie, la idea que les empujó a plantear así la entrega: “Nos planteamos que la temporada tenía que arrancar con Jesús metiendo la pata delante de toda España, ése era el concepto. (…). Y es el más odiado en España, saltémonos los pasos intermedios. ¿Y después de eso, qué hacemos, si arranca así la temporada? Pues tiene que ir a otra cosa, un misterio”.

Jesús estuvo jugando al póker con su amigo en la noche que lo mataron, pero hizo también más cosas que le da vergüenza admitir. Ni siquiera delante de un juez es capaz de salir de su patrón de conducta. Álvaro Fernández Armero, el otro creador de Vergüenza, explica que “estamos jugando con la información que tenemos sobre ese personaje, que de forma injusta se le puede volver en contra cuando se convierte en sospechoso (…). Hacemos dos cosas en esta temporada: una es hacer una especie de compendio del personaje para terminar de completarlo, apoyándonos en los testimonios de la gente, y una segunda que es dar una explicación, digamos final, a lo que es la vergüenza y llevarla a sus últimas consecuencias. ¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar por vergüenza? Es la gran pregunta y el gran clímax de la temporada”.

(Fuente: Movistar+)

En el caso de Jesús, la respuesta es a la cárcel. La temporada utiliza la investigación policial para jugar con la manera en la que se da información al espectador, que crea situaciones humorísticas y, al mismo tiempo, ayuda a enganchar a la audiencia, y ese juego narrativo era algo que Cavestany y Fernández Armero buscaban conscientemente.

“Sí que es verdad que la temporada es fruto de ver un poco el panorama actual de series, de ver la cantidad de cosas que hay, el nivel de inventiva y de reinventar los géneros, la mezcla de géneros, la mezcla de formatos tanto formales como de fondo”, apunta el primero, que añade que “esta temporada es un poco fruto de decir que no podemos seguir haciendo lo mismo y de hacer algo que sea, sobre todo, disfrutable, con acción, con humor, pero con otros géneros”.

Fernández Armero lo explica señalando que “el reto era sorprender sin salirnos del tiesto, que no nos dijeran “vale, si, qué sorpresa, pero la serie es otra”. Es el trabajo más fino que hemos tenido que hacer, de darle muchas vueltas, a cómo enhebrar esa transición”.

Crítica: ‘Vergüenza’ sobrepasa sus límites en la temporada 3
La comedia de Movistar+ empuja a sus personajes a un extremo al que no habían llegado antesfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir