Fuera de Series Fuera de Series

‘Por trece razones’: cada pequeño detalle importa

Trece razones para ver la serie que estrena Netflix el 31 de marzo

Katherine Langford es Hanna Baker. Foto: Netflix

Esta nueva serie que estrenará Netflix el próximo 31 de marzo está basada en la novela juvenil Thirteen Reasons Why del autor Jay Asher, que fue publicada en 2007 y que en verano de 2011, con su edición de bolsillo, llegó a ocupar el puesto número uno en la lista de libros más vendidos que edita The New York Times.

Ese mismo año, Universal Pictures compró los derechos para hacer una adaptación cinematográfica que protagonizaría Selena Gomez. El proyecto estuvo en desarrollo durante varios años, hasta que en 2015 la actriz decidió tomar la iniciativa y le propuso a la productora Anonymous Content (Mr. Robot, True Detective, The OA, Berlin Station…) desarrollar el guión para televisión que finalmente estrenará Netflix, con la propia Selena Gomez como productora ejecutiva.

Como no conocía la obra en la que se basa, cuando la compañía empezó a promocionar Por trece razones como la serie “producida por Selena Gomez” y un reparto de jóvenes actores, la mantuve fuera de mi radar. Hasta que leí los nombres de otros profesionales involucrados. Que Tom McCarthy, el director de Spotlight, la película ganadora del Óscar en 2016, dirigiera los dos primeros episodios de la serie; y que el dramaturgo y ganador de un Pulitzer y dos premios Tony, Brian Yorkey, figurara en los créditos como creador, definitivamente despertó mi curiosidad. Punto para Selena, cero para mí.

“Ponte cómodo, porque voy a contarte la historia de mi vida. En particular, por qué acabó. Y si estás escuchando esta cinta… Tú eres una de las razones.”
-Hannah Baker.

Por trece razones nos cuenta la historia de Hannah Baker, una estudiante de instituto que decidió acabar con su vida. La serie empieza dos semanas después de su suicidio y la narrativa se construye a través de dos puntos de vista. Por un lado, la historia que cuenta Hannah en primera persona a través de unas cintas de audio que grabó explicando cuáles fueron las razones que la llevaron a tomar esa triste decisión. El otro punto de vista en la narración es el de Clay, uno de sus compañeros, que mientras escucha la voz de Hannah reviviendo cada experiencia que la condujo a su trágico final, retrasa el momento en el que inevitablemente escuchará su propio nombre.

Dylan Minnette es Clay Jensen. Foto: Netflix

He visto los cuatro primeros episodios, uno tras otro en una tarde, y me ha parecido maravillosa, así que, haciendo honor al título de la serie, os voy a contar mis 13 razones para verla:

  1. Katherine Langford. Este es el primer crédito profesional de esta joven actriz australiana y su interpretación de Hannah Baker es una verdadera joya. Langford transmite con intensidad, y aparentemente sin esfuerzo, todo el viaje emocional de su personaje y con sus experiencias nos atrapa para el resto de la serie.
  2. Dylan Minnette (Awake y Don’t Breathe) y cómo transmite la forma en que le afecta todo lo que irá descubriendo. Junto a él, todo el resto de actores jóvenes que participan en la serie consiguen muy buenas interpretaciones en sus representaciones en el pasado y el presente de la historia.
  3. Su retrato de la vida de los adolescentes. La serie aborda en cada capítulo la presión a la que están sometidos, diferentes aspectos de la cultura de la vida en los institutos y los dobles estándares en cuanto a género que exponen una problemática social.
  4. El tema principal. El suicidio siempre ha sido un tema tabú en la ficción. Lo es incluso en la cobertura de noticias, tema para el que existe una guía oficial de cómo abordar el tema en medios. Es importante que esta problemática y la de la depresión juvenil tengan representación en producciones de acceso a todos los públicos de interés y se incorporen en la conversación general.
  5. Los matices del acoso escolar. Es importante estar alerta a las señales porque no siempre es físico; el acoso verbal, la exclusión, el rechazo y los rumores son tan dolorosos, o más, que los golpes.
  6. Los pequeños detalles importan. La serie nos recuerda que cada acción tiene consecuencias: lo que dicen otros nos puede afectar de forma imprevisible; lo que decimos siempre puede afectar a alguien. Y también, que nuestro silencio e impasividad al ser testigos de las situaciones de injusticia nos hacen tan responsables como quien comete la acción. Todos nos sentiremos identificados con Por trece razones.
  7. Aborda todos los frentes. La familia, los responsables en la escuela, los profesores, los compañeros, los amigos, la aceptación que tienen ciertas conductas… La serie ofrece una visión global de las causas y sus consecuencias.
  8. La dirección. El estilo marcado por Tom McCarthy para la serie es un acierto y le aporta entidad a la historia que se está contando. Plasma con éxito tanto la sensación de estar atrapado emocionalmente como la de libertad cuando la vida era más sencilla para todos.
  9. La fotografía. La paleta de colores y la iluminación elegidas separan tonalmente la presencia de Hannah de su ausencia.
  10. El montaje. Es todo un logro en las interacciones con Hannah cuando se funde el presente con el pasado.
  11. La estructura narrativa. Cada episodio permite explorar un aspecto de la problemática y retratar la experiencia acumulativa de Hannah.
  12. Recupera la importancia del episodio. A diferencia de otras series de Netflix, Por trece razones es una historia serializada con episodios fácilmente identificables unos de otros por su temática, lo que permite que, aunque los veamos en maratón, podamos recordar cuál era cada uno de forma independiente. Engancha; al finalizar cada episodio querrás ver el siguiente
  13. Es una buena serie. No una buena serie juvenil. Yo misma sigo cayendo en la trampa de subestimar por defecto las series juveniles. Parece mentira que lo haga, siendo tan fan como soy de Buffy, de Sweet/Vicious, de “la Vero” y de tantas otras.

Crítica: ‘Por trece razones’ — Siente lo que yo sentí
Hablamos, con spoilers, de los cuatro primeros episodios de la seriefueradeseries.com
Imagen promocional de Netflix

Las notas de Fuera de Series:

En Fuera de Series puntuamos nuestros análisis en una triple escala de 1 a 5, inspirada en la que usa Little White Lies, en función de lo deseosos que estábamos de ver la serie (“Antes”), lo que nos ha parecido viéndola (“Durante”) y las ganas de ver más y de comentarla con más gente tras hacerlo (“Después”)

‘Por trece razones’, Temporada 1, cuatro episodios vistos para su análisis

Antes: 3

Simplemente tenía curiosidad por saber qué hacían Tom McCarthy y Brian Yorker en una serie para el público juvenil.

Durante: 4

No sabía realmente lo que me iba a encontrar y me atrapó totalmente. Si hubiese tenido todos los episodios disponibles, no habría parado hasta acabarla.

Después: 5

Necesito que llegue ya el 31 de marzo para poder escribir abiertamente sobre la serie. Me resulta muy estimulante todo lo que podría comentar y me gustaría ser capaz de elaborar los argumentos que le hagan justicia.

’13 Reasons Why’ se estrena el viernes 31 de Marzo en Netflix.

El ‘teen noir’, la nueva moda en series juveniles
‘Por trece razones’ o ‘Riverdale’ son ejemplos de esta tendenciafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir