Fuera de Series Fuera de Series

Ryan Murphy, entre el terror y el comentario social

Entre ‘AHS’ y sus antologías, es uno de los ejes de FX

Ryan Murphy, en un evento organizado por los publicistas de Hollywood.

Desde hace ya unos años, la cadena FX no puede vivir sin Ryan Murphy. El éxito de American Horror Story lo propulsó a una posición en la que casi tiene carta blanca en la cadena, reviviendo las series de antología casi por sí solo. El estreno de Feud lo consolidó como uno de los productores más importantes de la industria televisiva estadounidense, logrando para la cadena grandes audiencias, prestigio crítico y premios Emmy gracias, sobre todo, a American Crime Story.

Murphy ha ido evolucionando en las series que crea y en cómo las crea. Eso se aprecia en la trayectoria de American Horror Story, que estrena la semana que viene su séptima entrega, Cult. Podéis escuchar al propio Murphy repasando su carrera en el podcast I think you’re interesting, del crítico de Vox Todd VanDerWerff.

‘Popular’ (1999–2001)

La primera serie que creó Ryan Murphy, junto con Gina Matthews, fue Popular, un título juvenil de instituto que emitió The WB, la cadena que dio sus primeras oportunidades a bastantes guionistas que, después, triunfaron en televisión y en el cine, como J.J. Abrams y Joss Whedon. Más escorada hacia la comedia ácida, la serie ya tenía muchos de los ingredientes que se verían luego en Glee.

Las protagonistas de Popular eran dos chicas, Brooke (Leslie Bibb) y Sam (Carly Pope), cuyos padre y madre, respectivamente, se casaban. Esto obligaba a que Brooke, la popular del insituto, y Sam, un poco más encuadrada en el lado de los nerds, convivieran juntas y rompieran los estereotipos que podían asociarse a cada uno de los grupos sociales a los que pertenecían.

Popular ha acabando siendo conocida por su atrevimiento metarreferencial (el final de su primera temporada llevaba un marcador cada vez que se incluía algunos de los clichés de esos episodios) y por haber construido a Mary Cherry, una de las villanas más divertidas y originales de los últimos tiempos.

‘Nip/Tuck’ (2003–2010)

Cuando se estrenó en FX en 2003, Nip/Tuck fue la serie más vista en cable básico y consiguió una nominación para los Premios Emmy del año siguiente como mejor drama, reconocimiento que le fue otorgado en la edición de los Globos de Oro de 2005.

Durante sus 100 episodios la serie presentó en el centro médico de los doctores Sean McNamara (Dylan Walsh) y Christian Troy (Julian McMahon) de docenas de casos médicos extraños y controvertidos, que en la mayoría de los ocasiones nada tenían que ver con caprichos estéticos; y se caracterizó por la representación extremadamente gráfica de las operaciones de cirugía plástica en las que estos concluían (casos basados 100 % en la realidad según palabras del propio Murphy).

Nip/Tuck fue una serie extravagante, muchas veces caótica y frenética, pero también es justo decir que muy original. De sus giros locos y sus turbulentas tramas no nos olvidamos quienes seguimos la serie.

‘Glee’ (2009–2015)

Ambientada en el William McKinley High School, una escuela secundaria de la ciudad de Lima en Ohio, la serie seguía la historia de New Directions, el club de coro del instituto que participaba en el circuito de competición de coros, abordado temas como las relaciones amorosas, la sexualidad, la discriminación y el bullying.

Ryan Murphy creó esta serie musical, junto a Brad Falchuk e Ian Brennan, inspirándose en su propia infancia, ya que acostumbraba a interpretar todos los papeles principales en los musicales de su instituto. Originalmente pensada y escrita como una tv movie por Ian Brennan, el cual también se basó en sus propias experiencias de instituto, Murphy fue el encargado de convencer al equipo de que el proyecto funcionaría mejor como una serie de televisión.

La serie, marcada por numerosos musicales que adoptaban el formato de actuaciones para dar cierta sensación de realidad, aunque también contaba con números espontáneos, siempre intentó equilibrar los clásicos atemporales con las canciones de moda. El resultado fue la creación de un auténtico fenómeno que traspasó la pequeña pantalla y que llevó a un nuevo nivel la carrera de Ryan Murphy como creador.

American Horror Story (2011- en producción)

Cuando todos estaban buscando series high concept altamente serializadas que los hiciera merecedores de la etiqueta “la nueva Lost”, Ryan Murphy apareció con esta antología de terror que le propone al espectador un borrón y cuenta nueva al final de cada temporada. Murphy abrió así la veda para todas las series antológicas que han venido después, no solo las creadas por él y en la misma cadena, sino otras como True Detective, Fargo o American Crime.

‘American Horror Story: Cult’ lanza un trailer con payasos aterradores
La victoria de Trump es el detonante de la temporadafueradeseries.com

Su primera temporada, Murder House, convenció; la segunda, Asylum, marcó un hito; y con la sexta, Roanoke, supo reinventarse cuando algunos ya empezaban a decir que el producto estaba perdiendo gas. La séptima temporada, Cult, utiliza como punto de partida las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos de 2016 y explorará los cultos a la personalidad y la división que la victoria de Trump ha creado en el país.

‘The New Normal’ (2012–13)

En 2012, la vida de Ryan Murphy experimentó algunos cambios importantes. Se casó y nació, por gestación subrogada, su primer hijo, y decidió volcar toda esa experiencia en la siguiente serie que creaba para una cadena en abierto después del gran éxito de Glee. Esa era una comedia para NBC titulada The New Normal, centrada en una pareja homosexual y en la madre de alquiler que va a tener a su hijo.

La historia era muy personal también para la co-creadora de la serie, Ali Adler, ex guionista de Glee que entonces estaba separándose de Sarah Gilbert y decidiendo la custodia de sus hijos en común. The New Normal consiguió el honor de que la asociación ultraconservadora One Million Moms llamara a su boicot, pero aunque tenía buenos actores y algunas buenas ideas, tal vez que fuera tan personal para Murphy le impidió tomar cierta distancia de la historia.

Como curiosidad, Adler recibiría después el encargo, por parte de Greg Berlanti, de poner en pie Supergirl y acabaría creando a Cat Grant, la jefa de Kara Danvers, inspirándose en algunas de las cosas que Ryan Murphy decía en la sala de guionistas.

‘Scream Queens’ (2015–2016)

Tras el éxito cosechado durante cuatro temporadas en American Horror Story y su pasado en Glee, Ryan Murphy creó esta historia que mezclaba lo mejor de sus dos mayores éxitos. El resultado, una auténtica bizarrada que mezclaba las historias de adolescentes con la comedia y el slasher, abanderado por “las Chanel”.

La primer temporada arrancaba centrada en la fraternidad de mujeres Kappa Kappa Tau (KKT), donde las nuevos miembros se ven obligados a aceptar todos los procedimientos escabrosos de su “lideresa” para entrar a formar parte de la hermandad, a la vez que empieza a haber una serie de crímenes en el campus universitario, los cuales parecen apuntar a un asesinato que hubo veinte años atrás dentro de la hermandad.

‘American Crime Story’ (2016- en producción)

American Crime Story ha sido sin duda una de las series de estreno más destacadas del 2016. Está creada por Scott Alexander y Larry Karaszewskiy, y en la que Ryan Murphy ejerce de productor ejecutivo. En la pasada edición de los Globos de Oro la serie se hizo con dos premios, Mejor miniserie o tv-movie y a la Mejor actriz de miniserie o tv-movie para Sarah Paulson, y en los Emmy arrasó llevándose nueve estatuillas.

Ryan Murphy desvela detalles de ‘The assassination of Gianni Versace’
La segunda temporada de ‘American Crime Story’ se verá el año que vienefueradeseries.com

La serie utiliza el formato de antología que Murphy popularizó con American Horror Story y además le añade el género true crime, que actualmente vive un momento de esplendor en el panorama televisivo. Si la la primera temporada se titulaba The People v. O.J. Simpson y nos contaba el caso judicial de O.J. Simpson, estrella del fútbol americano acusado de doble asesinato, la segunda temporada se centrará en el asesinato de Gianni Versace. Tal como han afirmado sus creadores, con American Crime Story quieren ampliar el concepto de “crimen americano” y no centrarse exclusivamente en casos judiciales, sino en “Casos en donde haya ‘momentos de antes y después’ y cambien la forma en la que vemos determinados temas”, tal y como afirmo la productora Nina Jacobson.

Entre el cine y la labor social

Además de todas estas series, Murphy ha hecho también sus pinitos en el cine, dirgiendo las películas Recortes de una vida, Come, reza, ama, con Julia Roberts, y la adaptación de la obra de teatro The normal heart para HBO, una pieza de reivindicación y crítica social durante los primeros años de la epidemia del sida.

Murphy también ha tenido proyectos que no han salido adelante. Uno de ellos, Pretty/Handsome, se adelantó varios años a Transparent al explorar la asunción de su transexualidad de un hombre casado y con hijos, y el otro Open, era una serie para HBO sobre relaciones de pareja de lo más diversas.

Por otro lado, el productor fundó recientemente la organización Half para fomentar el trabajo de las mujeres detrás de las cámaras en Hollywood, sobre todo como directoras.

En sus propias palabras

En esta mesa redonda de The Hollywood Reporter, Murphy comenta sobre todo aspectos del proceso de creación de Feud.

‘American Horror Story: Cult’ se estrena el viernes 8 en FOX.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir