Fuera de Series Fuera de Series

Columnas | Cuatro trazos mal contados

Si tenéis que mandar por ahí a los críos, que sea al ‘Campamento mágico’

HBO España ofrece la extensa primera temporada de una serie con más sacarina que azúcar

(Fuente: Cartoon Network)

¿Sabes esa sensación de que has visto muchas cosas y, aun así, te has perdido la serie del año? Yo la tengo todo el rato y la estoy teniendo mientras veo Campamento mágico. Más que verla, me la bebo en HBO España (donde la llaman por el título original, Summer Camp Island), en impagables epifanías de diez minutillos que me hacen recordar lo mejor y lo peor de ser cachorro.

Ojalá el campamento al que me mandaron de pequeño –y del que tuvieron que recogerme mis padres entre pucheros a los pocos días– hubiera tenido un poco del encanto, la imaginación y la candidez que tiene el que sirve de escenario de esta serie, que se estrenó en la plataforma a mitad del año pasado. Y ojalá los trasgos odiosos que compartieron conmigo aquella traumática estancia, poco menos que una excursión de las Juventudes Hitlerianas, hubieran mostrado algo de la profundidad y la vida que se les escapa por los ojos a Oscar y Erizo, protagonistas de la comedia creada por una guionista de Hora de aventuras.

Como buena militante de la legión de Pendleton Ward, a Julia Pott, la artífice de Campamento mágico, no le cuesta ser siniestra. Lo dejó muy claro años antes de estrenarse la serie con un par de cortos de animación seleccionados en festivales como Sundance que podéis fácilmente ver en YouTube. Aviso: este que os pego más abajo, The Event, se queda contigo durante mucho más que los escasos tres minutos que dura.

Tranquilos: de la violencia poética de ese relato de 2013 no hay absolutamente nada en Campamento mágico. Desde el estridente banner de Cartoon Network que saluda al espectador al llegar y lo arrastra a la infancia hasta la premisa resuelta en dos brochazos –un campamento de verano para niños donde casi todo es posible–, pasando por un pertinente comentario sobre la ansiedad social, la serie de Pott tiene, más que azúcar, sacarina. Es de una belleza extrema, pero también divertida y modesta. Si sois tan pérfidos como para mandar a vuestros críos a algún sitio el próximo verano, que sea al Campamento mágico.

Como muchas de las series recientes de Cartoon Network (ya hemos hablado de esto aquí), Campamento mágico nació de un par de cortos que dieron carta de naturaleza al resto de la serie, compuesta por tres temporadas de las que HBO España de momento solo ofrece la primera. La plataforma la publicó casi un año después de su estreno en el canal lineal Boing, en 2019, así que podéis echar cuentas de lo que falta para la llegada de las entregas dos y tres, ya vistas en Estados Unidos y que no alcanzan ni de lejos los 40 episodios de esta primera parte.

Teniendo en cuenta que el servicio español de HBO permite ver la serie con las voces originales en inglés pero no ofrece subtítulos, cabe también ensalzar el acertado y emocionante doblaje al castellano de la serie, dirigido por Javier Viñas y traducido por Jorge Riera. Cuando nos quedamos sin subtítulos, ahí están los dobladores para arreglarnos la papeleta. Una cosa más, ¿no os parece que la versión española de la cabecera la interpreta la cantante de las Cariño? Ahí lo dejo.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir