Fuera de Series Fuera de Series

‘SKAM España’: Así son Alba Planas y Tommy Aguileras (Eva y Jorge)

Estaban escondidos para que conociésemos mejor a sus personajes, pero por fin podemos hablar con los protas de la serie

Algo que creo que tenemos de positivo de los millennials, que ya rondamos la treintena, es que no miramos a la siguiente generación por encima del hombro ni tratamos de ponerles zancadillas como hicieron con nosotros los Gen X. Al menos yo veo a la Generación Z (¿centenials? ¿posmilenials?) con una mezcla de admiración y sana envidia. Más allá de los clichés que siempre se endosa a los jóvenes (ya sabéis: vagos, acomodados, inmaduros…), yo veo que viene tras nosotros un grupo de chicas y chicos comprometidos y que no temen a reclamar su sitio en la vida. Son la generación ‘Somos’. Y de ella son un buen ejemplo Alba Planas y Tomy Aguilera, a quienes conocimos hace meses con sus nombres de ficción, Eva y Jorge, la pareja protagonista de la primera temporada de SKAM España.

La serie juvenil de Movistar+ se estrenó con cierto misterio, con las redes como cómplices, y manteniendo la identidad de sus intérpretes en secreto. Pero en su segunda temporada cambia la cosa, puesto que los fans ya se encargaron de remover internet hasta conseguir los nombres de estos jóvenes (y talentosos) actores. Esta es, de hecho, la primera entrevista de Tomy y una de las primeras para Eva, quien hace unos días se pasó por La Resistencia.

Aseguran que están nerviosos por esta entrevista y les acompañan en silencio Rafael Taboada y Begoña Álvarez, productores de la serie, a modo de apoyo moral, aunque realmente no necesitan esa red de seguridad. A diferencia de otros actores más mayores y más curtidos en junkets, rápidamente entran en la conversación y se expresan con fluidez. Creo que con la entrevista les pasa un poco como con las escenas subidas de tono: mucho nervio al principio, pero luego todo sale natural. No nos hizo falta quitarnos la ropa.

Como no os conocemos, empezad contándome quiénes sois.

Alba Planas: Tengo 18 años y llevo estudiando interpretación desde los ocho que empecé en una escuela de teatro. Y luego pasé a otra escuela de interpretación ante la cámara y he ido haciendo cursillos hasta que me salió la serie.

Tomy Aguilera: Yo también llevo haciendo interpretación muchos años. Me gusta todo lo relativo al arte, estudio Estudios Internacionales que toca muchos palos porque creo que siendo actores, si queremos representar la vida, cuánto más sepamos de todo en general, mejor. Además, produzco música. Toco la batería y produzco música electrónica. En mi casa tenemos una sala de música acústica y hacemos jams.

Por cómo se planteó el proyecto, habéis estado en la sombra hasta ahora… ¿teníais ganas de que se os conociese o ese anonimato ha sido para vosotros una especie de barrera de protección?

A: Han sido las dos cosas. Cuando empezamos lo hablamos entre nosotros y yo decía, bueno, ya que lo van a enfocar así hay que mirar el lado positivo. Al ser nuestro primer proyecto y ser jóvenes, hemos estado protegidos. Además, los fans son un poco… obsesivos. No tener redes sociales nos ha protegido. Nos ha ayudado a centrarnos en nuestro trabajo como actores más que en todo lo mediático que hay detrás. Pero después de una primera temporada, enfrentarnos a esto es guay, tengo ganas.

T: Dentro del grupo tenemos opiniones distintas, pero yo sí lo he vivido como algo positivo. Tampoco es que antes estuviera muy atado a Instagram, pero en las escuelas de interpretación no te preparan para todo lo que no es actuar. Así que para empezar en la profesión es una buena forma.

Cuando un actor se enfrenta a un proyecto basado en un libro, otra serie o película, a veces opta por empaparse de todo y otra por no tener más referencia que el guion para no contaminarse… ¿Cuál fue vuestro caso? ¿Visteis la SKAM original?

A: Yo la había visto hace mucho, así que no tenía la opción de eliminarla de mi cabeza. Lo que no hice fue volvérmela a ver otra vez entera. Para los castings cogí referencias que me dijeron de SKAM Italia… La serie tiene una esencia muy diferente a otro tipo de series, entonces para lograr esa esencia sí que me ha ayudado haberla visto. Antes de que existiese SKAM España, yo era bastante fan.

¿Qué te gustaba de la serie?

A: De la original me encantaban Nora y Sana, pero sobre todo que se representan a los adolescentes no solo como niñatos que hacen locuras, que no tienen ni idea de la vida y que ya aprenderán de los mayores cuando crezcan. Se les muestra de una forma muy bonita y sincera, de la que yo personalmente me siento muy identificada.

¿Y tú la viste, Tomy?

T: Yo lo contrario, no la había visto cuando hice el casting y decidí no verla. Es un poco lo que me han enseñado, antes buscaba quién había hecho un papel antes para ver cómo lo hizo, pero eso te limita. Quizás verla me habría ayudado a ver esa esencia, pero Begoña [la productora ejecutiva] lo tenía muy claro, así que no me hizo falta. Además, así podía darle el toquecito de SKAM España.

Una cosa que llama la atención de la serie es que se nota que los personajes hablan como los jóvenes de ahora. ¿Podíais cambiar cosas del guion para que sonase más natural?

T: Esto ha sido una de las claves de la serie. En cuanto empezamos con el proyecto hablamos de reconstruir el texto como nosotros diríamos las cosas. Desde que empezaron a hablar con los psicólogos, hasta que le dieron forma los guionistas, ha sido una construcción de todos para que sea la serie lo más realista posible. Creo que eso es una de las cosas que mejor ha funcionado, los espectadores se sienten identificados con esas palabras o expresiones.

¿Qué expresiones en concreto habéis metido?

A: Lo de melofo lo dijo Irene Ferreiro [Cris en la serie]. Ouh shit, what the fuck, en plan, mazo.. todo ese tipo de cosas.

Siendo uno de vuestros primeros papeles… ¿qué tal habéis llevado las escenas íntimas?

A: Todas mis amigas y amigos me preguntan sobre eso (ríe). Y sí que hay ciertos nervios al principio, pero al final es algo muy físico, que no tiene ninguna dificultad como actriz. A mí me ha parecido mucho más sencillo hacer ese tipo de cosas que meterte en la piel del personaje a nivel sentimental o interpretar ciertos tipos de emociones.

T: Y sobre todo porque es bastante smooth. Fue más el nervio del día de antes, de decir ‘Oh, Dios mío, cómo vamos a hacer esto’, pero una vez ahí dan acción y es algo tan orgánico e inherente a ti mismo, que te lo pasas bien y queda de puta madre.

¿Cómo fue vuestro primer beso?

A: ¡Fue con la cámara delante en el casting!

T: Habría que ver ese vídeo…

Contadme cómo fue ese casting

T: Yo estaba muy nervioso. De hecho, en el trayecto en metro me tuve que bajar del vagón porque estaba hiperventilando. Pero luego bien. Actuando al principio estás atacado y luego de repente se te olvida todo y ya han pasado los nervios, están en otro cuerpo, con otra energía superchill.

A: Creo que cuando los hicimos, las chicas de casting vieron algo en nosotros dos, o en la relación que teníamos las chicas, algo que nosotros no éramos conscientes cuando lo hicimos, pero de lo que nos hemos dado cuenta después. Vieron una conexión en cinco minutos que luego nos hemos dado cuenta de que la tenemos, tanto al actuar como fuera, que nos llevamos todos superbien. Tenemos esa química de amistad que se muestra en la serie.

Si las escenas de sexo no han resultado difíciles, ¿entonces cuáles?

A: En la serie, la que vivía todo con más intensidad era mi personaje. El resto tenían sus cosas, pero la que estaba sufriendo todo el rato era yo. Y a mí me costaba un poco que, por ejemplo, estábamos rodando una fiesta pero yo de repente tenía que estar horrible, llorando un montón, mientras todos los personajes estaban pasándoselo bien. Tenía que meterme en una burbujita y aislarme. Eso ha sido más difícil que las escenas en las que estábamos nosotros dos, o las de Eva y Nora, porque me ha parecido más fácil conectar.

La verdad es que lloras muy bien…

A: Gracias (se pone colorada)

T: Creo que hay un pensamiento de que llorar es el auge, que quien sabe llorar ya sabe interpretar.

¿Le estás quitando mérito a Alba?

(Ambos se ríen y se pican de broma)

T: Qué va, si me parece de las mejores actrices de la serie. Lo que quiero decir es que me parece más difícil conseguir que la gente se crea que nos queremos o una relación de hermanos, que con solo una mirada muestres que te cuesta decirle algo a tu hermano. Con esta serie se puede pensar que al ser personajes más cercanos a nosotros sería más fácil o más orgánico, pero en realidad es más difícil trabajar con una referencia tan cercana a ti, tanto temporal como física. Como actor no puedes permitirte juzgar a tus personajes, pero estás respirando de tu yo de 16 años, que no estás tan lejos.

¿Qué has cogido de tu yo de 16?

T: Su esencia. Jorge es un tío bastante parecido a mí. Por ejemplo en cómo vive las relaciones…

A: En como la caga… (le pica)

T: Sí…

¿Qué temas cercanos a vuestra generación os gusta que se toquen en esta serie o en otras?

A: Todos los temas que se tratan en esta temporada o que quizás trataremos los siguientes, son justo los que necesitamos los jóvenes. Por ejemplo, la sororidad entre las chicas o las relaciones tóxicas. Y no porque Jorge sea una mala persona sino porque a veces necesitas encontrarte a ti misma y no depender de alguien para poder crecer. Eso está muy a la orden del día y hay que enseñárselo a los adolescentes: que con quererse no vale, hay mucho más.

T: La parte de las relaciones me parece muy importante porque cuando eres joven es muy difícil mantenerlas bien, entenderse, el placer de dar en vez de recibir, de vencerse a uno mismo en ciertas cosas en las que estás cómodo. Son temas que se tocan mucho y me parecen cruciales porque hay gente que está muy perdida y que no tiene comunicación sobre esos temas. Vivimos en un mundo en el que hay mucha información, pero también mucha desinformación. Hay una juventud que tiene una opinión muy efímera, que puede variar con un tuit. Ese tema se ve en SKAM España, cómo estamos pendientes del móvil y cómo el Instagram es el número uno de información. Eso sería una crítica a nuestra generación, que nos acomodamos.

A: En esta serie mostramos que los adolescentes también enseñamos cosas a los adultos. Muestra unos adolescentes que quizás no todos los adultos tienen una visión así de ellos, porque les ven como adolescentes y ya. Aquí se muestra más, son personas que sienten, que tienen sus problemas, que piensan y razonan de una manera muy aceptable. Pienso que tanto nuestra generación como la de la serie, que obviamente es la misma, tenemos mucho que enseñar a los adultos.

T: Y es una serie también para padres, yo también lo creo. De hecho con Hugo (Álvaro), nos paró una madre en el metro y nos dijo que muchas gracias porque le gustaba que sus hijos viesen esta serie. Era lo que ella querría enseñarles.

¿Qué pueden aprender de vosotros o de la serie las generaciones mayores?

T: Es muy difícil siendo adulto tener una referencia de cómo son o cómo piensan los jóvenes. En España las generaciones han cambiado mucho, la infancia de mis padres no tiene nada que ver a la mía.

A: Tenemos mucho que agradecer a la generación de nuestros padres que nos han plantado esa semilla, pero creo que tenemos mucha conciencia social. No digo que ellos no la tuvieran, pero en nosotros está mucho más evolucionada. Que niñas y niños de 16 años sepan lo que es el feminismo y que el 8 de marzo vayan con compromiso a la manifestación a luchar tanto por sus derechos como por los de sus abuelas, sus madres o sus futuras hijas, me parece muy bonito. Yo en feminismo le he enseñado mucho a mi madre y le he podido dar un poco de todo lo que ella me ha enseñado en otros aspectos.

Para no entrar en spoilers… Contadme qué os gustaría que les pasase a vuestros personajes en las próximas entregas de SKAM España. Y en especial, ¿qué pensáis del shippeo de Nora y Eva?

T: Como actor no deseo nada, pero una escenita pinchando en una fiesta no estaría mal. Pero los actores no somos el fin, somos el medio. Al fin y al cabo lo que importa es la historia.

A: Por la moraleja que tiene la primera temporada y por lo que creo que ha podido enseñar Eva a muchas chicas, me gustaría que se mantuviera -ya veréis si lo hace o no- en su seguridad. Ha tomado esa decisión de dejarlo con Jorge y porque cree que es lo mejor para ella, así que se viese que en consecuencia era una buena decisión.

No me has contestado a lo de Eva y Nora.

A: Joder, no lo sé (risas). Yo quiero mucho a Nicole, que es la actriz que hace de Nora y todas las secuencias que pueda tener con ella, tanto de amistad como de… los shippeos que puedan pasar, me encantarían. Pero no lo sé.

Ya que no vamos a tener un Lucas-Jorge…

T: Bueno, eso no lo sabes… (bromea)

La temporada 2 de ‘SKAM España’ arrancó en su web oficial el 28 de marzo.

‘SKAM España’ está obligada a reflejar el momento actual para los jóvenes
Rafael Taboada y Begoña Álvarez, productores ejecutivos, nos cuentan las novedades de la temporada 2fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir