Quantcast
Sobre ‘The OA’, o por qué las idas de olla también hacen falta - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

Sobre ‘The OA’, o por qué las idas de olla también hacen falta

La serie de Netflix es amada u odiada, pero todos sus espectadores coinciden en que no se parece a nada

(Fuente: Nicola Goode/Netflix)

Durante la emisión de la tercera temporada de Twin Peaks, era muy habitual que tanto quienes estaban entregados a la causa como quienes no podían soportarla coincidieran en que David Lynch había hecho en ella lo que le había dado la gana. Había apostado por la abstracción, la confusión, la puesta a prueba de la paciencia de los espectadores, incluso hubo quien pensaba que Lynch nos estaba tomando el pelo a todos (o se había puesto unas gotas de algo muy chungo en el café).

Fuera cual fuera nuestra opinión sobre la serie, lo que estaba claro era que ninguna otra ficción de 2017 se parecía a ella. Twin Peaks: The Return era una entidad en sí misma, y esas rarezas siempre se agradecen.

Como se agradece que exista algo como The OA. Tal vez sea la mayor heredera espiritual de la serie de Lynch y Mark Frost, sobre todo en la total libertad de Zal Batmanglij y Brit Marling a la hora de crearla. Ellos también han hecho lo que mejor les ha parecido con su historia y han generado opiniones similares. Están quienes afirman que les ha explotado la cabeza, en el buen sentido, y quienes se sienten estafados, los que creen que The OA está hablando sobre la vida y la muerte y para los que no es más que una obra hueca y pretenciosa. Todas las opiniones tienen su parte de razón, pero lo que más importa es que la serie existe. Probablemente, sólo podría hacerlo dentro del ecosistema de Netflix de buscar que todos sus suscriptores tengan una ficción que les guste, y eso, a veces, es una gran noticia.

Siempre es bueno que haya “idas de olla”; de esos intentos alocados salen en ocasiones series interesantes e imaginativas que pueden empujar a otros creadores a seguir esa línea. Si Sense8 o The OA no se hubieran producido, el panorama televisivo habría sido más pobre. Da lo mismo que las odiemos. En un sector en el que lo primero que produce algún nuevo canal o plataforma es un thriller oscuro para intentar llamar la atención de público y crítica (y conseguir ventas internacionales), son bienvenidas creaciones que se salgan de los márgenes, que apuesten por seguir sus propias reglas.

Es pretencioso especular, a estas alturas, con que si The OA va a tener algún legado, más allá de los chistes sobre los Movimientos, porque posiblemente no lo tenga. No importa. Que algo tan particular pueda verse es suficiente.

‘The OA’ está disponible en Netflix.

‘The OA’: qué debes saber antes de ver la temporada 2
La peculiar serie de Netflix regresa dos años después de su estrenofueradeseries.com

Subir