Quantcast
¿Son los robots de ‘Westworld’ los favoritos a los Emmy? - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

¿Son los robots de ‘Westworld’ los favoritos a los Emmy?

Analizamos algunas de las tendencias de las nominaciones de la 69ª edición de estos premios

‘Westworld’, ‘The Crown’ y ‘This is us’ están entre los dramas más nominados.

Lo más habitual al comentar unas nominaciones de premios es asignar el cartel de favoritas, automáticamente, a las series o películas que tienen más candidaturas. En el caso de la 69ª edición de los Emmy, ése puede ser el caso de Westworld, que reunió 22 nominaciones, incluyendo mejor serie y cuatro candidatos en las categorías de interpretación. ¿Pero realmente es la favorita para suceder a Juego de Tronos y mantener el cetro de mejor serie de drama en HBO?

Los Emmy no van a ser, este año, unos premios sencillos de predecir. A priori, Westworld no es la verdadera favorita. Está la fascinación de público e industria con el drama familiar lacrimógeno de This is us como principal amenaza potencial, y si los votantes quieren ponerse relevantes, The Handmaid’s Tale es la mejor opción. El favoritismo cuantitativo rara vez es real, aunque Westworld puede arrasar en las categorías técnicas sin ningún problema.

Lo que sí demuestra es que no es tan fácil destronar a HBO como la cadena más querida por los Emmy. A las nominaciones de su serie de ciencia ficción hay que sumar las de The Night Of y The immortal life of Henrietta Lacks en miniseries y tv movies, más el dominio de Veep y Silicon Valley en comedia y de sus late shows en la categoría de variedades.

Las nominaciones de los Emmy dejan varias tendencias que pintan un interesante retrato de lo que ha sido la temporada televisiva 2016/17 en Estados Unidos, y del estado de la propia academia de televisión.

Emmy 2017: estos son los nominados
‘Westworld’ y ‘Saturday Night Live’ lideran los candidatos de este año con un total de 22 nominaciones cada unofueradeseries.com

‘Modern family’, ‘House of cards’ y las inercias

Robin Wright y Kevin Spacey, en ‘House of cards’. (Fuente: Movistar+)

Los críticos estadounidenses suelen decir que la forma más segura de conseguir una nominación al Emmy es haber sido candidato previamente. Eso te garantiza que, aunque ya casi nadie hable de ti (y que hablen mal cuando lo hacen), vas a seguir sentándote entre los favoritos en la gala principal. El diario Los Angeles Times criticaba que los votantes deberían superar su fascinación con Modern family y House of cards, dos series que han perdido la relevancia que alguna vez tuvieron, y dejar que continúen renovándose sus respectivas categorías.

A los Emmy siempre les ha podido la popularidad de algunos nombres, su tirón de estrella, si es que lo son. Es la razón de que Saturday Night Live cope las categorías de secundarios e invitados de comedia. Genius, por ejemplo, ha hecho historia para National Geographic con su nominación en mejor miniserie, pero los nombres de Ron Howard y Geoffrey Rush han tenido buena parte de la culpa. Y aunque a nadie parece importarle demasiado Bloodline, Ben Mendelsohn suma su tercera nominación consecutiva por ella, esta vez como invitado. Esta serie, en este caso, se ha visto favorecida del enorme empujón de Netflix en los Emmy.

Del éxito de Netflix a la entrada triunfal de Hulu

Ann Dowd y Elisabeth Moss, en ‘The Handmaid’s Tale’. (Fuente: Hulu)

Una de las historias más comentadas en estos meses previos a las nominaciones era cómo las campañas For Your Consideration estaban volviéndose más descaradas, más caras y más aparatosas que las de los Oscar, que están constreñidas por reglas muy estrictas de la academia. Netflix ha sido una de las que se ha lanzado más alegremente a esa pelea, y su premio han sido 91 candidaturas totales, y dos opciones fuertes de conseguir algo grande en drama y comedia con The Crown y Master of none.

Así se gastan el dinero en las campañas ‘For Your Consideration’ de los Emmy
Estos son algunos ejemplos de publicidad impresa y eventos organizados por las cadenas en 2017fueradeseries.com

La primera, de hecho, tuvo gran presencia en los premios que se entregaron a principios de año, como Globos de Oro y SAG, pero le han salido duras competidoras en estos meses con The Handmaid’s Tale y la consolidación de This is us. Master of none, por su parte, podría ser la alternativa al dominio de Veep de los últimos años, aunque también parece que, en cuanto a sorpresas en comedia, Atlanta podría estar mejor posicionada. Hay que tener en cuenta que, para elegir a los ganadores, los académicos votan directamente al nominado que les gusta más, lo que permitió que el año pasado subieran a por su estatuilla gente como Tatiana Maslany o Louie Anderson.

Y mientras Netflix presume de músculo, Hulu ha conseguido lo que pretendía con The Handmaid’s Tale; presentar sus credenciales como un lugar que también sabe hacer dramas relevantes y de prestigio. Vulture la situaba como una de las cuatro cadenas/plataformas que más podían beneficiarse de lograr nominaciones a los Emmy por el espaldarazo en su imagen de marca y su reconocimiento.

‘This is us’ es un fenómeno imparable

Uno de los aspectos más llamativos de las candidaturas no sólo es la importancia de las plataformas de streaming, sino la entrada en tromba de This is us, que permite que una network como NBC figure prominentemente en la fiesta del cable y el streaming. Y que tenga serias posibilidades de robarla limpiamente, sobre todo en categorías como invitado de drama o secundario.

Nunca hay que subestimar las posibilidades de un fenómeno popular de las dimensiones de esta serie. En las entrevistas que muchos candidatos han hecho durante la campaña, los dos títulos que más se mencionaban al hablar de la televisión que veían eran Juego de Tronos y This is us. La primera no es elegible este año, y la segunda puede dar más de una sorpresa con el nuevo sistema de elección de ganadores. Y Ron Cephas Jones es quien tiene todas las papeletas para ello por la trama de su personaje, el padre biológico de Randall.

Carrie Coon, Ann Dowd y otros novatos

Carrie Coon, en una imagen promocional de la tercera temporada de ‘Fargo’. (Fuente: Movistar+)

The Leftovers es, tal vez, el olvido que más ha dolido de estas nominaciones, pero si los Emmy nunca se habían acordado de ella, no iban a hacerlo en su temporada final. Sin embargo, sí han servido para darle a Ann Dowd su “momento Margo Martindale” y una doble nominación: como invitada de drama por la serie de HBO y como secundaria por The Handmaid’s Tale.

Dowd es una más de la lista de novatos que se estrenan en los Emmy con nominaciones, en su mayoría, muy merecidas. Alexis Bledel, por ejemplo, es su competencia como invitada por su desgarrador viaje en The Handmaid’s Tale, que también ha dado su primera candidatura a Samira Wiley (Moira). The Americans puede haber perdido pie en la categoría de mejor drama, pero Alison Wright se ha visto reconocida como invitada, y además de Ron Cephas Jones, David Harbour (Stranger things) es una de las presencias más destacadas en secundarios de drama.

Shannon Purser y Millie Bobby Brown (Stranger things), Donald Glover (Atlanta), una inesperada nominación en actriz de comedia para Pamela Adlon (Better things), BD Wong como único representante de Mr. Robot… Ésas son algunas de las novedades más destacadas (junto con Thandie Newton por Westworld), pero la que más han comentado los críticos estadounidenses es la nominación, en actriz de miniserie, de Carrie Coon por Fargo.

Los reyes de las series de abril
Estos actores y guionistas van a estar en todas las conversaciones este mesfueradeseries.com

Coon ha sido la niña bonita de la crítica en las tres temporadas de The Leftovers, y que los Emmy nunca supieran de su existencia era siempre uno de los aspectos que más indignaba a los periodistas. Su reconocimiento por la serie de antología de FX se antoja, en parte, también un pequeño recordatorio de su gran trabajo en la serie de HBO.

Y no olvidemos la nominación póstuma para Carrie Fisher en invitada de comedia por Catastrophe.

Los talk shows políticos

The Handmaid’s Tale, Atlanta o Black-ish pueden representar nominaciones con una fuerte carga política, pero donde adoptar una postura crítica con Donald Trump ha salido mejor es en la categoría de talk show. The Tonight Show de Jimmy Fallon se ha caído en favor de todos los que han afeado más las declaraciones y las normas aprobadas por el presidente de Estados Unidos.

Destacan, sobre todo, la inclusión de Late Night with Stephen Colbert (que además presentará la gala) y Full Frontal with Samantha Bee, que fue el año pasado uno de los olvidos más injustos. Es probable que, después, sea el late night de James Corden el ganador, pero esas nominaciones ya dejan clara la postura de los Emmy.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir