Fuera de Series Fuera de Series

‘Succession’ es la serie que deberías estar viendo

Lucha de poder, puñaladas y carcajadas en un drama familiar algo canalla que vuelve el 12 de agosto

Logan Roy, patriarca del clan. (Fuente: HBO España)

Inexplicablemente la primera temporada de Succession hizo poco ruido. Es una de esas injusticias para las que habría que hacer un concierto homenaje con mucho famoso cantando en su favor. Porque lo tiene todo, y su segunda temporada debería ser el título que estuviéramos esperando con velas y amuletos de la suerte.

Teóricamente su argumento es la descripción de luchas de poder en una familia pornográficamente rica para llegar a tener el control de la empresa del clan. Y es cierto, eso está y tiene mucha importancia, pero reducir a una serie como esta a su trama principal sería olvidar su magia. Para empezar porque todos los personajes son odiosos, no quieres que gane ninguno, sino que un tsunami acabe con ellos y aquí paz y después gloria. Y entonces aparece un gesto, una imagen, una frase, que te recuerda que debajo de todo ese entramado de engaños egoístas son humanos. El recuerdo dura algo así como dos segundos, que son los necesarios para despertar y volver a comportarse como unos canallas. Y todo esto entre risas.

Porque Succession te hace reír. Muchísimo. Y sin necesidad de contar ni un sólo chiste. Los Roy tienen un comportamiento y una forma de relacionarse entre ellos que es cómica y depravada al mismo tiempo. Es como ver un choque de trenes que se repite una y otra vez. No puedes dejar de mirar a la pantalla y de soltar carcajadas entre gente de dudosa estabilidad emocional. Son la representación de lo peor del poder capitalista. Porque los hijos han llegado al mundo con un pan bajo el brazo, pero el padre se lo ganó a pulso y sigue siendo igual de implacable y despreciable.

(Fuente: HBO España)

No sabrías decir si se quieren, pero han aceptado su realidad, o es que simplemente son incapaces de sentir cariño por los suyos. Y por los otros. Sus relaciones son oscuras, cínicas, hilarantes y fruto de la pura necesidad instrumental. Siempre tienen un fin, cada uno maquina permanentemente algo que les beneficia a ellos mismos, lo que hace que todo capítulo se convierta en una especie de ballet macabro en el que no sabes quién lleva la voz cantante.

Es muy difícil resumir de qué va cada episodio porque, cuando crees que le has cogido el punto a la trama, dan la vuelta a la tortilla y están hablando de algo complementario, pero del todo diferente, y perfectamente compatible con lo que hasta ahora habían contado. Bajo una apariencia de argumento elemental cercano al culebrón se esconden un montón de egos capaces de cualquier cosa para lograr su meta.

Succession es adictiva, ágil y susceptible de comentar cada capítulo entre estupor y risas. No se toma en serio a sí misma, no pretende emocionarte y es especialista en darle una vuelta de tuerca más a cualquier drama para que no sepas cómo reaccionar a él. Las puñaladas son constantes, retorcidas y fruto de algún complot temporal que ojalá pudiéramos ver apostando por víctimas y traidores.

‘Succession’ estará disponible todos los lunes a partir del 12 de agosto en HBO España.

Podcast: Review — ‘Succession’ T1 (ep.51)
Analizamos la primera temporada de la serie original de HBOfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir