Fuera de Series Fuera de Series

‘The Big Bang Theory’ siempre es mejor con Bernadette y Amy

Repasamos el impacto de sus mujeres científicas en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la ciencia

AD

Bernadette y Amy en Las Vegas. (Fuente: CBS)

The Big Bang Theory es una de esas series en que todo su peso actoral recaía sobre los hombres. Eran hombres listos, haciendo cosas de listos no tan hombres, o no según la definición caduca y estereotipada. Todos los tópicos metidos dentro de una misma coctelera. El tiempo, o la necesidad de abrir nuevas tramas, le ha hecho cambiar y volverse algo más variada.

Sheldon es raro, pero no puede vivir sólo comunicándose con quien quiere. Y algo parecido les ha pasado a sus compañeros. Howard sigue siendo incómodo, pero por lo menos ya no dan ganas de llamar al 091 a cada frase babosa suya, y Raj ha tenido que aceptar que vivir sin hablar a más de la mitad de la población es muy poco práctico a largo plazo.

Pero uno de los grandes aportes ha sido mezclarse con chicas. Penny, Bernadette y Amy les han abierto el mundo. Ellas también han evolucionado, es evidente, una década cambia a cualquiera, y tantas horas de metraje sobre cada uno de los personajes por fuerza hacen mostrar muchos más aspectos que los enriquezca. Pero, excluyendo quizás a Penny, las mujeres de The Big Bang Theory siempre han tenido carácter, y curiosamente casi todas han sido científicas.

Penny, Amy y Bernadette. (Fuente: TNT)

Si repasamos el contacto que han tenido los cuatro protagonistas con las mujeres, ha sido a menudo el contrapunto que los ataba a la realidad. Y en estos años ha habido muchas. Pero, sobre todo, Amy y Bernadette nos han mostrado una curiosa imagen. Son inteligentes y muy competentes. Cada una de ellas es extraña y peculiar, no pretenden transmitir una imagen de la clásica cervatilla junto a su hombre, ni de la cosmopolita perfecta. No son arrolladoramente despampanantes, aunque ambas tienen cosas que las hacen increíblemente atractivas. Y siguen siendo mujeres, con sus deseos sexuales, planteándose la figura de la maternidad de diferentes formas y queriendo arreglarse. Sólo que no cómo nos dice el mundo que lo debemos hacer.

Pero por encima de todo, de sus pasiones, de su profunda amistad, son científicas. Un montón de años después, su profesión sigue siendo de las cosas que más las define. Es el perfecto ejemplo de mujeres imperfectas y completas. Nos enseña que muchos de los casos exitosos que vemos en otras series, en donde la técnica de laboratorio es además simpática, bonita, de proporciones perfectas y con tres hijos facilísimos de llevar, no tiene porqué ser el único referente. Las chicas en The Big Bang Theory se enfadan, son pequeñas, o tienen cartucheras y mal humor. Y les dan cien mil vueltas a ellos.

Aún hoy, con los papeles de ellos muy desarrollados, ellas son las que no se paralizan y las que llevan el peso de las decisiones en una serie que, si bien ha mejorado las proporciones de su plantilla, sigue siendo eminentemente masculina. No sé si el mundo será de las mujeres, de las científicas y de las que no lo son, pero desde luego, en The Big Bang Theory, ellas trajeron bastante vidilla a una pandilla de listos algo introvertidos.

‘The Big Bang Theory’ se emite en TNT y Neox y está disponible en Netflix, HBO y Prime Video.

¿Tiene sentido un spin-off de ‘The Big Bang Theory’ solo con Penny?
La actriz Kaley Cuoco lleva meses especulando con esta posibilidadfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir