Fuera de Series Fuera de Series

‘The Handmaid’s Tale’: Bienvenidos a la República misógina de Gilead

Comentario, sin spoilers, del primer episodio de la serie basada en la obra de Margaret Atwood

The Handmaid’s Tale / Hulu

El primer episodio de The Handmaid’s Tale, la serie original de Hulu que en nuestro país se podrá ver desde el 26 de abril en HBO España, hace un gran trabajo presentando a su protagonista y el mundo de horror en el que le ha tocado vivir. The Handmaid’s Tale narra un apocalipsis misógino y Offred, la heroína de la historia, está decidida a sobrevivir.

En la República de Gilead, territorio conocido anteriormente como Estados Unidos, se ha instaurado un régimen teocrático y totalitario regido por un fundamentalismo extremo en el que las mujeres han perdido todos sus derechos y son tratadas como bienes de propiedad estatal.

En su presentación, la serie tenía el reto de trasladar el universo creado por Margaret Atwood a la pantalla, mostrarnos cómo es el mundo de Gilead y la perversa mitología de sus tradiciones y rituales, situar la acción en su contexto y presentarnos a los personajes principales y las relaciones entre ellos. Todo esto lo consigue, honrando la obra original y, además, mostrando su potencial para ir más allá y desarrollar tramas y personajes tal como los conocemos.

Las claves detrás de ‘The Handmaid’s Tale’
Prepárate para su estreno con las claves de la historia de este futuro distópico que hoy se siente aterradoramente…fueradeseries.com

El de Gilead es un mundo en el que la palabra escrita está prohibida: leer y escribir son delito y traición; la comunicación se estructura con signos elementales, como podemos ver en la escena del supermercado; un mundo en el que está prohibido pensar y los intercambios verbales están predeterminados, con frases hechas que salen como cuando le aprietas a una muñeca el botón de la barriga. Y no puedes salirte del guión, porque no puedes confiar en nadie.

Elisabeth Moss captura y transmite con fuerza el espíritu, oprimido pero no reprimido, del personaje de Offred (Deffred en español). Es nuestra puerta de entrada a esta pesadilla y a través de sus ojos también tenemos un vistazo a cómo era el mundo antes de llegar a esa situación. Era como el nuestro. Su narración en off es un grito ahogado, y sereno a la vez, con toques de sarcasmo y humor negro que son una manifestación de su rebeldía. El mundo a su alrededor es silencioso, pero su voz interna no ha conseguido ser apagada.

The Handmaid’s Tale / Hulu

Samira Wiley es Moira, Yvonne Strahovski es Serena Joy, Alexis Bledel es Ofglen. Todas, al igual que Moss, están magníficas en sus papeles, que ya en este primer episodio nos dejan ver que tendrán la posibilidad de ser explorados a través de sus propias historias. La escena de la Ceremonia, uno de los momentos más difíciles de ver del episodio, nos muestra los efectos, reacciones y sufrimiento de las mujeres involucradas: aunque ellas son consideradas simples instrumentos, la dirección de la escena las convierte en sujetos y sus silencios resuenan como gritos desesperados en nuestras cabezas.

The Handmaid’s Tale / Hulu

Ann Dowd también está fantástica en su papel de Aunt Lydia. En esta sociedad patriarcal, las mujeres entregadas a su sistema de creencias y encargadas de controlar y supervisar a otras, son las más aterradoras. Las escenas en el Red Center ponen los pelos de punta y tergiversan de forma macabra los discursos y acciones que defienden los derechos de la mujer para usarlos a favor de su doctrina. Margaret Atwood hace un pequeño cameo en otra de las más escenas desgarradoras del episodio, y van dos. Una tercera, que también tiene que ver con un ritual, consigue que los trabajos de dirección, fotografía, montaje y sonido sean espeluznantemente bellos.

La atmósfera de opresión permanente y las atrocidades sobre las que se sostiene la sociedad de Gilead contrastan con la belleza de las imágenes de la serie. En sus planos predomina la luz natural que se cuela a través de cada ventana y produce planos que podrían ser la representación pictórica de un mundo idílico y tranquilo. Hay una escena hacia el final, en la que Offred se mueve por la casa como un fantasma y, sin necesidad de diálogo, tiene mucha riqueza a nivel narrativo.

Con muchas escenas de la serie, como en el libro, se nos retuerce el estómago y se nos encoge el cuerpo en el sofá. The Handmaid’s Tale es oscura, agobiante e incómoda; no es fácil de ver. Y tienes que verla.

Todas las críticas de ‘The Handmaid’s Tale’

‘The Handmaid’s Tale’ está disponible en HBO España.

Crítica: ‘The Handmaid’s Tale’ 1×01–1×03, el futuro no tiene nombre de mujer
‘Offred’, ‘Birth’ y ‘Late’ son la entrada a una historia que no es un cuento, es una advertenciafueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir