Fuera de Series Fuera de Series

‘True Detective’ conecta finalmente su temporada 3 con la primera

La serie parece transcurrir en un universo compartido a partir de sus villanos

AD

Hays está a punto de descubrirlo todo. Y de perder definitivamente la cabeza. (Fuente: HBO)

Desde que empezó la temporada 3 de True Detective se han sucedido los comentarios de que recuerda mucho a la primera. El entorno rural pobre en el que sucede el caso, la presencia de esas muñecas de paja, que las víctimas sean muy jóvenes o que sus detectives, veinte años más tarde, se sientan aún perseguidos por las cosas que hicieron en el pasado son conexiones más que claras con el caso del Rey de Amarillo pero, hasta ahora, no pasaban de enlaces temáticos.

En el séptimo episodio de la entrega, The final country, Nic Pizzolatto ofrece algo mucho más concreto, algo que transforma a la serie prácticamente en un universo compartido, como apuntaba Entertainment Weekly. Lo que los críticos suponíamos que eran similitudes que pretendían recuperar el favor de prensa y público tras la denostada segunda temporada han resultado ser aspectos que respondían a una idea mucho más clara, que es que los detectives Hays y West podrían haber cruzado sus caminos en cualquier momento con Cohle y Hart.

La directora del documental de true crime con la que Hays habla en 2015 es quien nos desvela la conexión definitiva entre la primera y la tercera temporada de la serie. Su motivación detrás de dicho documental es exponer una conspiración que encubrió la identidad del hombre que realmente secuestró a Julie Purcell y asesinó a Will. Y, de paso, quiere probar también que es similar a lo que ocurrió con otros casos anteriores, y menciona dos: uno en Nebraska del que no sabemos nada más y otro en Louisiana en 2012.

Ahí, la mujer le enseña a Hays la portada de un periódico en la que aparecen las fotos de Rust Cohle y Marty Hart y donde se cuenta cómo ambos acaban con el brazo ejecutor de aquella misteriosa “secta” del Rey de Amarillo. Allí había un grupo de hombres con poder que aprovechaban su posición para abusar de los más jóvenes de la zona (mujeres, principalmente) y que utilizaban ese travestismo de un culto pagano para garantizar que nadie los descubriera.

La documentalista insinúa que el caso de Louisiana y el de Arkansas podrían estar conectados de algún modo, pero aunque intenta que Hays reconozca en cámara que él nunca se creyó la versión oficial, siempre deseosa de colgarle el muerto al primer desgraciado que tuviera la mala suerte de estar involucrado indirectamente en el caso, consigue que el ex policía tire del hilo que le faltaba.

Ese hilo era el de Edward Hoyt, el empresario para el que trabajaba casi todo el pueblo de West Finger, incluida Lucy Purcell. Al final del sexto capítulo ya queda claro que Hoyt fue quien encargó el secuestro de Lucy (hasta se deja en el aire que fuera su verdadero padre) y que tiró de sus influencias en todos los estamentos del pueblo para mantener el secreto. La policía se inventó pruebas, se apresuró a cerrar en falso el caso en dos ocasiones y sus empleados se dedicaron a sobornar o a quitarse de en medio a cualquiera que supusiera una mínima amenaza.

West y Hays están un paso más cerca de saber la verdad. (Fuente: HBO)

Eso es algo que True Detective ha mantenido constante en sus tres temporadas. Los villanos siempre son hombres con poder que se saben intocables para hacer lo que les dé la gana, tomar lo que les dé la gana y utilizar a quién les dé la gana, y para lo que les apetezca. Al moverse en áreas pobres llenas de prejuicios y sin expectativas de futuro, actúan impunemente. Son los únicos que dan trabajo, por ejemplo, así que nadie quiere enemistarse con ellos. Sobre todo, porque consideran que las vidas de todas esas personas no tienen ningún valor.

Edward Hoyt, de hecho, hasta se jacta de haber sido demasiado paciente con Wayne Hays y con su familia. La cabezonería del detective por seguir investigando, y que su esposa hasta se haya atrevido a publicar un libro sobre el asunto Purcell, ponen en peligro su poder.

A falta de un sólo episodio para que termine la temporada, es muy probable que Hays sea incapaz de conseguir justicia. Su cerebro está a punto de perderse para siempre en el Alzheimer y, si logra en 2015 lo que le fue imposible en 1990, no va a recordarlo. Y ese recuerdo es lo único que impide que Hoyt continúe impune.

La tercera temporada de ‘True Detective’ está disponible los lunes en HBO España y Movistar+.

En esto se parecen la tercera temporada de ‘True Detective’ y la primera
La sombra de Rust Cohle y Martin Hart es alargada en el caso que investiga Wayne Haysfueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir