Fuera de Series Fuera de Series

‘Viaje sangriento’: Lo mejor y lo peor de la nueva antología de terror de Netflix

Repasamos los momentos destacables de los seis episodios de la primera temporada de la serie, que firma el director de ‘Maniac’

Seis episodios componen la primera temporada de ‘Viaje sangriento’. (Fuente: Netflix)

En su anuncio en la Berlinale quedó claro que Viaje sangriento perseguía una personalidad muy marcada, y lo cierto es que la consigue. La antología noruega, que Netflix ha estrenado hace poco, se compone de seis notables relatos de terror dirigidos desde una mirada local, que se impregna inevitablemente del sol de justicia escandinavo para construir la inquietud, muy en la línea estética de la tradición que recuperó hace poco Ari Aster con Midsommar. Los escenarios en los que se ambientan las pequeñas tramas de esta temporada, aunque exportables, tienen esa denominación de origen fuerte que sirve de telón de fondo perfecto para el horror.

Sus seis historias están unidas por un siniestro autobús en el que viajan todos los protagonistas y que introduce la cuestión del conflicto entre lo público y lo privado, la espina dorsal de toda la temporada. Los desplazamientos físicos y emocionales, las mudanzas o la llegada a nuevos empleos son el gran eje compartido de la antología. A partir de ahí, cada episodio se desvía para construir su propia fábula. Por eso, en Fuera de Series hemos recopilado lo mejor y lo peor de cada uno de estos cuentos sangrientos.

Lo mejor

El secreto que esconden los personajes de ‘El sacrificio definitivo’ (1×01) apunta a los estómagos débiles

Si Viaje sangriento quería cultivar relatos con una mirada local, el episodio con el que lo hace más claramente es este. En él conocemos una pequeña villa levantada sobre un desaparecido poblado vikingo, del que sus habitantes conservan los rituales de sacrificio. A plena luz del día, giro moderno del género de terror por antonomasia, los vecinos ajustician a sus mascotas sobre una piedra sagrada para mejorar su fortuna. No apto para estómagos débiles: uno de los perros espachurrados se parece mucho a un cánido que conozco y quiero, y confieso que eso me hizo taparme la cara con las manos alguna que otra vez.

‘El escritor malvado’ (1×03) y la terrible ironía del buen rollo con el que arranca

El género fantástico y de terror establece con su público un pacto mucho más permisivo que el de los géneros circunspectos. Uno de los gustazos que se dan este tipo de obras, y que es central en este tercer episodio, es mostrar a un personaje diciendo que el suyo va a ser un día perfecto. En ese mismo momento tú, en secreto, sabes perfectamente que no. Esa ironía del buen rollo, a la que sigue una inevitable montaña rusa de desgracias, es el mejor comienzo para una historia llena de metalepsis, a través de las cuales los (muchos) narradores trastean con sus relatos.

La fábula macabra sobre el acoso laboral que es ‘Secreto a voces’ (1×06)

Aunque no se inscribe precisamente en la modalidad de la vanguardia, Viaje sangriento es una producción con la dosis justa de atrevimiento para fascinar sin que uno sepa muy bien por qué. En el caso de su último episodio, el terror se cierra sobre una historia enfocada en el acoso laboral o mobbing. ¿La peculiaridad? Que la verdad sobre un accidente misterioso derivado de esas agresiones se destapa en una noche de juerga en la que jefe y empleados van disfrazados de animales. Lo bueno de las historias de género es que nunca sabes hasta dónde puede retorcerse la trama, y en este caso, al menos, sorprende. Lo escalofriante de verdad es que el dress code para una fiesta de empresa sea “furry”.

Lo peor

(Fuente: Netflix)

La historia de ‘Tres hermanos zumbados’ (1×02) la hemos visto ya mil veces

Quizá esta sea la peor de las seis historias que ofrece esta temporada de Viaje sangriento. Está realizada con buen gusto, pero los actores aparecen bastante descolocados y su trama la hemos visto ya mil veces: un joven recién salido de un centro psiquiátrico es tentado por sus hermanos para ir de juerga y parecen regresar los demonios que le atormentaban. A partir de ahí, podéis imaginaros. Está contada desde la figura del narrador no fiable, y cumple con los tropos de este tipo de historias. Hay un pequeño girito, sí, pero una vez pasa es imposible recordar este episodio por más de cinco minutos.

El momento ‘whodunnit’ en ‘Ratas de laboratorio’ (1×04) podría dar para mucho más

El cuarto es otro de los episodios conservadores de Viaje sangriento: nos muestra una trama de thriller corporativo bastante manida, con un directivo al que le han robado su último gran proyecto y un montón de sospechosos invitados a una cena. El momento whodunnit, en el que se sugieren los motivos que podrían haber llevado a cada uno de los presentes a birlar el prototipo, funciona bien, pero es fugaz y la trama se pierde por otros derroteros más emocionales que no hay tiempo de desarrollar.

‘La vieja escuela’ (1×05) y su pueblo asfixiante saben a poco

¿Qué sería una antología de terror sin su historia de fantasmas? Viaje sangriento, desde luego, la tiene; pero la suya es un poco anecdótica frente al espíritu del resto de episodios. Su planteamiento es interesante: el típico pueblo en el que está claro que todo el mundo sabe algo que no quiere decir sobre un suceso truculento de décadas atrás. La atmósfera asfixiante que se genera alrededor de una joven profesora recién llegada a la localidad y que percibe que algo ocurre está manejada con tino y despierta alguna que otra emoción. La resolución del conflicto, espíritus varados mediante, es mucho más burda.

La primera temporada de ‘Viaje sangriento’ se encuentra disponible completa bajo demanda en Netflix.

Qué es ‘Viaje sangriento (Bloodride)’, la serie noruega de terror de Netflix
La plataforma acaba de estrenar un conjunto de seis historias independientes a cargo del director de la ‘Maniac’…fueradeseries.com

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir