Quantcast
9 sketches históricos de ‘Monty Python’s Flying Circus’ - Fuera de Series
Fuera de Series Fuera de Series

9 sketches históricos de ‘Monty Python’s Flying Circus’

La primera temporada de la clásica comedia llega a Netflix

Terry Jones, Graham Chapman, John Cleese, Eric Idle, Michael Palin y Terry Gilliam.

Abril está siendo en Netflix el mes de Monty Python. El influyente grupo cómico británico ya tiene en el servicio (español, al menos) dos de sus películas, La vida de Brian y Los caballeros de la Mesa Cuadrada, y el siguiente paso es la inclusión de su serie para BBC que los hizo conocidos, Monty Python’s Flying Circus. Emitida entre 1969 y 1974, se convirtió en una de las colecciones de sketches más influyentes en la comedia moderna, sobre todo en su gusto por lo absurdo y por los juegos de palabras aún más sin sentido aparente.

Los gags de cada episodio tenían estilos muy diferentes dependiendo de cuáles de los integrantes del grupo los habían escrito, ya que solían trabajar en parejas. Mientras Terry Gilliam aportaba las animaciones que terminaban los chistes (una manera de cerrarlos sin tener que devanarse los sesos buscando un final), Graham Chapman y John Cleese tendían a crear sketches con discusiones que cada vez iban a más y eran más locas, Michael Palin y Terry Jones escribían chistes más visuales y conceptuales y a Eric Idle le gustaban los juegos de palabras y el humor más escatológico.

Los seis crearon algunos de los chistes más adorados por numerosos cómicos actuales (y hasta por los creadores de Juego de tronos) y, de entre todos los que hubo en Monty Python’s Flying Circus, estos 9 figuran entre los más históricos.

‘Flight of The Conchords’, la comedia musical que necesitas en tu vida
Este año se cumplen 10 años de su estreno y te damos la mejor excusa para recuperarlafueradeseries.com

1. El Ministerio de Andares Tontos

La segunda temporada de la serie se abrió con este clásico que, en realidad, no va mucho más allá de ver a John Cleese, con traje y bombín, caminando de la manera más bizarra posible. Es uno de los más imitados todavía en la actualidad.

2. Defensa Personal contra Fruta Fresca

¿Qué ocurre si te topas por la calle con alguien que intenta atacarte armado con una pieza de fruta? Esta especie de “sargento de hierro” tiene la solución con esta clase de defensa personal especialmente diseñada para evitar los peligros de un plátano.

3. Spam

Si os preguntáis por qué al correo no deseado se le llama spam, la culpa la tiene Monty Python por este sketch de una cafetería en la que lo único para comer es el spam, una carne enlatada que se hizo muy popular en el Reino Unido a partir de la Segunda Guerra Mundial.

4. El Idiota de Clase Alta del Año

Presentado como una competición deportiva, el gag parodia a los típicos hombres de clase alta británica haciendo que se disputen el título del más idiota, y lo hacen atropellando viejecitas con su coche o dando patadas a un mendigo.

5. El loro muerto

Probablemente sea el gag más célebre de Monty Python. Un hombre acude a una tienda de animales a quejarse porque le han vendido a un loro muerto. Cleese y Palin se enzarzan en una discusión cada vez más absurda que culmina en una de las frases más famosas del grupo: “¡Este loro ha dejado de existir! ¡Es un ex loro!”

6. La Inquisición española

“Nadie espera a la Inquisición española”. Poco más hay que decir de este sketch que Juego de tronos homenajeó con los dothrakis en la sexta temporada.

7. El chiste más gracioso del mundo

La Segunda Guerra Mundial no la ganaron los militares; la ganó un chiste tan gracioso, que todo el que lo escuchaba se moría de la risa.

8. Las Abuelas del Infierno

Los Monty Python solían disfrazarse a menudo de mujer para sus sketches, aunque el mejor de todos ellos quizás sea éste en el que una banda de señoras mayores (con sus bolsos y sus vestidos negros) se dedican a aterrorizar una pequeña ciudad metiéndose con la gente y con pintadas de “haz té, no el amor”.

9. La Clínica de la Discusión

El título ya lo dice todo: es una clínica en la que se acaba discutiendo sobre la naturaleza de una discusión. Es un clásico ejemplo de lo lejos que los Monty Python podían llevarse su humor basado, básicamente, en dos personas que hablaban sin escucharse nunca.

Bonus: el partido de filósofos

Éste es mi favorito: la final del Mundial de fútbol de filósofos entre Grecia y Alemania. Es un sketch que reaparece por redes sociales cada vez que hay un torneo internacional de balompié, y que une lo intelectual con el humor más tontorrón. Justo lo que hacía destacar a Monty Python.

¡Suscríbete a la newsletter de Fuera de Series!

Date de alta gratis y recibe cada día el mejor contenido sobre series en tu correo electrónico

Subir